jueves, mayo 05, 2005

Racionalista.

Dice Karl Popper:

Un racionalista es sencillamente un hombre que concede más valor a aprender que a llevar razón.

Mucha gente dice que discutir no sirve para nada, que solo logra que cada parte se reafirme con más fuerza en sus posturas. Yo creo, desde hace ya bastante tiempo, que el problema es que cuando se discute no se hace en busca de la verdad, de un consenso, o incluso con intención subir el nivel del debate, sino que se discute por orgullo, como deportistas. Una discusión pierde sentido en el mismo momento en que el objetivo es ganar en la argumentación, hacerla más potente según nuestras capacidades al margen de llevar razón o no. Ser un grandioso sofista (abogado... [guiño guiño a Armando]) capaz de defender con igual coherencia y potencia dos posturas contrarias destruye el espíritu platónico del diálogo, destruye el objetivo de alcanzar algo diferente a vencer, ya sea en un juzgado o en un bar.

Por supuesto, como muchos hacen, se puede argumentar que eso de la verdad, la razón, la concluión comenzando en unos axiomas seguros y la elaboración de una argumentación perfecta a partir de ellos (Ética de Spinoza), es una ilusión. Yo estoy más cerca de esta postura que de la contraria. Sí, soy bastante platónico e idealista. Será un defecto.

Saludos.

2 comentarios:

Michi dijo...

Hola Adro! Me he incorporado a tu blog en este mensaje (tengo el portatil algo jodidillo).

Me parece muy interesante, aunque no me gusta nada el diseño. Parece el estampado de la casa de mi abuela.

Espero que no filosofees mucho y este blog lo pueda leer el pueblo llano, eh?

Un abrazo!

Adro dijo...

Hola Trichi.
Todavía no sé poner los enlaces (aun con los intentos de Frodo por explicármelo...), así que cuando te vengas pones los links y cambiamos el fondo.

Vente rápido que Jillo te echa mucho de menos, y a veces llora.

Saludos.