martes, noviembre 08, 2005

" Me callo porque es más cómodo engañarse" (por Paloma)





Llevo en este mundo 20 años de vida, y me creo importante (imprescindible no, pero sí importante) pues al menos mis actos influyen en todo aquello que me rodea.

Mis problemas son lo peor que me puede pasar, hay veces que pienso que el resto del mundo gira en mi contra y me veo incapaz de buscar una solución. En cambio mis alegrias también pueden ser envidiables (desde recibir un beso esperado hasta conseguir alcanzar la meta propuesta para ese día).

Conozco gente e intento ser sociable para huir de la soledad que parece acecharnos en cada esquina, unos son más amigos que otros, pero personas a las que de verdad quiero y me corresponden las puedo meter en un mismo puñado ( aunque algunos de ellos los meta por compromiso conmigo misma). Y sin ellos no creo que pudiese seguir adelante ¿o tal vez si? ¿ y qué harían ellos sin mi?

Estoy pensando echada en mi cama, con un gato negro a mis pies al que acojo bajo mi techo. Me rodea una habitación llena de fotos y objetos personales; mientras que una puerta me separa del resto de la casa (tampoco mucho más grande).

Como vivo en un primero, sobre mi hay cinco pisos más, que junto con los de la mano derecha forman los doce pisos de mi edificio (todos ellos habitados por personas con sus propias historias ¿qué estará haciendo ahora cada uno de ellos?)

Mi casa está en una calle llena de muchos más edificios vecinos ( de los que incluso en alguno vive personas de esas que creo quiero especialmente) y junto con las calles cercanas forman el barrio al que suelo decir pertenezco. Este junto con los demás dan lugar a mi ciudad, Gijón (compuesta por 269270
habitantes).

Gijón es un punto costero del mapa de Asturias, al norte de España. Una provincia no demasiado grande entre las 17 que componen el país.

España tampoco es muy grande si la comparamos con otros paises de Europa (como Alemania o Francia ¡¡cómo me gusta Francia!!)

Ni siquiera Europa llega a la altura de otros continentes como América o África (aunque aquí la gente se muere de hambre y/o malaria y la mayoría ni siquiera tienen un dólar al día. Yo tengo 50 € al mes para mis gastos y soy incapaz de ahorrar...y eso que mis gastos no incluyen comida, ni ropa, ni estudios, ni libros, ni transporte...ni siquiera la National Geographic que compro mensualmente...)

Todo ello se rodea de inmensos mares y forma la Tierra; que a su vez se encuentra en la tercera órbita de las nueve que giran en torno al sol (es decir, que no somos ni los más cercanos ni los más alejados; sin embargo una luna nos acompaña exclusivamente cada noche)

El sol es mucho más grande que nosotros, pero dicen que en comparación al resto del universo se vería como una estrella más de las que a veces (cuando hace bueno y nos alejamos de la ciudad y sus luces) miramos en el cielo.

De be de haber miles de soles iguales, e incluso mayores, formando sus propias órbitas y desdoblando varias veces el universo, ya infinito, que nosotros deducimos. ¿Habrá vida en otro lugar? ¿Somos únicos en toda esa inmensidad?

Sigo pensando , y mi corazón late rítmicamente, me sigo creyendo importente y tengo ganas de que mamá termine de hacer la cena. Alguien dijo que me llamaría pero no lo hace...¿por qué quiqre hacerme siempre mal si sabe que le espero impacientemente?

Esto sí es un problema, realmente es lo que me importa y no lo que ocurra a los demás (siempre que no me afecte a mi de alguna manera, claro) por algo soy importante aquí..pero ¿acaso lo soy?.

Mido 1,61 m y el universo es infinitamente infinito ¿cómo se verán las cosas desde allá arriba?

1 comentario:

Adro dijo...

¿Importante? claro ¿Imprescindible? claro que no. Es nuestro sino.

Besitos Paloma.