viernes, octubre 20, 2006

La biblia.

Lo siento, he estado de paseo por PubliTv y no paro de encontrar joyas.

No sé si esta anuncio lo están poniendo ahora en España, pero merece la pena pararse a verlo. Ni la Biblia escapa de las media.


Sorry, I have been surfing in PubliTv and I don't stop finding excelent spots.

I don't know if this spot is in the spanish Tv, but you should see it. Neither The Bible can run away the medias.


7 comentarios:

Paloma dijo...

este está muuuucho mejor!!! de los que me gustan a mi.
¿qué "se agua" teniendo esto a mano?

Ya tengo ganas de comprar ese coche...:P

Adro dijo...

jejeeje. Es bonito, sí. Me gusta. Es un anuncio muy currao. Muy sugerente. Muy manipulador. Pero es mejor el otro.

Michi dijo...

Oye, te funciona el libro de visitas?

Adro dijo...

A mí no

Jil. LO dijo...

A mi tampoco...

Adro, tengo una pregunta para ti. Ayer mientras disfrutaba de terrible comida basura con mis companyeros de piso nos pusimos a hablar de teorias sobre los distintos mundos paralelos y a mi no me acabo de convencer...te suena algo la teoria de cuerdas o la teoria de que si metes a un gato en una caja y le lanzas cuchillos surgen dos mundos paralelos: el del gato vivo y el del gato muerto??

Es que no lo acabo de entender y estoy seguro de que tu tienes la manera de dar luz (en ingles mejor todavia)

Give ligth my friend!

Adro dijo...

Jajajaja

Ufff. Lo que dice la teoría es que la posición, y cuando digo posición me refiero al estado en que se encuentra, el observador interfiere y determina esencialmente el resultado del experimento. Esto es, cualquier intento que hagamos de saber el estado del gato va a joder el experimento.

En sí mismo el experimento no es con cuchillos, y se llama "Gato de Schrödinger". Consiste en un gato en una caja con un peligroso veneno. A la hora un dispositivo mandará una señal, una partícula alfa, para activar el veneno... o no. Un 50% de posibilidades. Así a la hora el gato estará vivo o muerto. Pero nosotros no lo sabremos. Hasta entonces el gato estará vivo y muerto. Dos estados se superponen.

Para resolver el dilema tendremos que hacer una medida (abrir la caja), pero eso jode el estado de la caja, y el experimento. No existe el observador impoluto. El observador interactúa y el estado se decanta, ¡¡en ese momento!!, por uno de los dos estados, ¡¡no antes!! nosotros hacemos que el gato se decante a la muerte o a la vida. ¡Antes estaba vivo y muerto! Los dos estados se superponían. Mientras nadie mire, el gato no se decanta por uno de los dos estados. ¡Nosotros matamos al gato!

La cosa es que el experimento es una aplicación de las leyes ondulatorias de la mecánica cuántica al mundo macroscópico. Es un experimento mental.

Lo que el experimento nos dice es que los resultados a que nos lleva la mecánica cuántica no son aplicables al mundo macroscópico. Nos llevan a una paradoja.

El problema que tiene la ciencia hoy en día es que las leyes de la relatividad (mundo macroscópico) parecen no ser aplicables al mundo microscópico, y las del mundo microscópico (mec. cuántica) parecen no serlo al macroscópico. De ahí la lucha por obtener la ¡teoría unificada!.

Un intento es la teoría de supercuerdas. Dice algo como que la materia está compuesta de unas finísimas cuerdas en tropecientas dimensiones que se dedican a vibrar. De ahí sacan unas fórmulas y dicen que la cosa progresa poco a poco. Pero ni idea de ello.

En todo caso lo mejor es pillarse un libro de divulgación.

Besitos Jillo.

Jil. LO dijo...

Gracias Adro!

Ahora ya lo tengo la teoria mas clara...(y todo en general mas espeso)