sábado, septiembre 30, 2006

Sorpresa.

Era el plan perfecto: salir en el día de Tampere a ver la ciudad y su movimiento, que al final se quedó en ver un bonito mercado y posteriormente irnos a un bar donde coincidimos con unos cubanos bastante graciosos, para casa con tiempo, una buena cena mientras hablaba con Paloma y una película que ya hacía tiempo tenía ganas de ver. Y aquí viene mi sorpresa.

Supongo que os habrá pasado, poneros delante de la pantalla a ver una peli sin muchas expectativas y encontrarte con una obra maestra. Eso es lo que me ha pasado a mí. Estoy exahusto a 10 min de haber terminado la película.

La película en sí es La Joven del Agua. Nadie dará un duro por ella, nadie se extrañará cuando no esté en la lista de los oscar y todos dirán que era mejor el Sexto Sentido, pero todo es mentira. Resulta que el director del Sexto Sentido, El Protegido, El Bosque y Señales, el señor M. Night Shyamalan, ha filmado una verdadera maravilla de película.

No hay, ciertamente, un gran ensayo crítico social ni artístico, no es una película histórica ni, aunque alguien podría intentarlo, no es una crítica social. Es simplemente un cuento. Un cuento al más puro estilo Tim Burton. Es un cuento bonito, tierno, con intriga y suspense. No dejaremos de querer estar ahí con el protagonista, ayudando, no dejaremos de querer estar en la cuadrilla. Es una película excelentemente llevada donde lo mejor es el trato que da a la personalidad de cada personaje, donde el ritmo es llevado con maestría y nos volveremos a sentir como niños.

M. Night Shyamalan ha hecho de u cuento para niños una obra maestra, porque no toda obra maestra tiene que ser necesariamente profunda. Esta obra te toca y te lleva. Los griegos daban un nombre a eso, a ese estado en donde pierdes la noción del tiempo, donde simplemente te dejas llevar. Ellos se dieron cuenta que la música, el teatro, la novela, etc, lograban la catarsis del individuo, purificando su alma a base de impactos lanzados sobre sus pasiones. Esos momentos en que pierdes la noción de ti mismo. Es dificil de lograr, pero no podemos negar que en cuanto la Joven del Agua nos mira por primera vez a los ojos nos obliga, literalmente, a seguirla durante hora y media sin descanso y sin fatiga.

No más.

Un saludo amigos.

2 comentarios:

Marinero dijo...

Por primera vez y sin que sirva de precedente estoy de acuerdo contigo, me parece un peliculon, de lo mejor que ha hecho.
Por cierto, como te va por la "tundra"?

Paloma dijo...

Y yo que no la quise ver pensando que era de miedo!!!

Qué envidia de huevos con patatas y peliculón.
Y luego cuando estab yo viendo películas estúpidas y cenando sobras....:(

Sin embargo hoy me esperan "Volver" y palomitas; espero algo parecido de ello...
¿te apetece venirte?