miércoles, noviembre 23, 2005

La xana.

Dice Menéndez Pidal la palabra Xana proviene de Diana, diosa de la caza. Parece ser que Diana era hija de Jupiter y de Latona, hermana de Apolo. Habiendo dado gemelos, Diana hubo de ayudar a su madre a dar a luz a Apolo, pues ella salió primero. Al darse cuenta de los dolores del parto decidió e hizo juramento de guardar virginidad. De hecho logró que Jupiter la armara con un arco y una aljaba, y que la hiciera reina de los bosques obsequiándole además con un séquito de noventa ninfas las cuales, por supuesto, debieron jurar estricta castidad.

De los cultos antiguos quedan en la península vestigios. Hay unaa serie de elementos que descienden de las ninfas y que están emparentados en mayor o menor medida con las Xanas. En Galicia están las Donas: doncellas bellísimas ocultas en las fuentes naturales, cubiertas por una túnica y con sus rubias y rizosas melenas sueltas, muy apacibles y generosa, más, ¡ay de aquel que las ultraje o haga daño! lanzarán sobre él todo tipo de desgracias.

Tenemos las Lamias vascas, que habitan en cuevas, riachuelos y que custodian grandes tesoros. Será Julio Caro Baroja quien las identifique con Mari:.

El equivalente catalán es el de las Dones dáigua o Janes. Habitantes de las cuevas que lavaban ropa y recibían galanes de cuyos encuentros salían hermosos seres míticos.

Volvamos a las Xanas. Dice la mitología asturiana que:

"Son pequeñitas..., vaporosas como la niebla, hermosas, envueltas en plateadas túnicas"
"Son una especie de ninfas pequeñitas, de extraordinaria belleza; tienen el cabello muy largo, visten el traje típico del país y son cristianas"
"Rostros de marfil, ojos azules y cabello rubio; tan bonita y graciosa como un rayo de luz de amanecer; los cabellos de la xana son nudosos, brillantes, como la luz del Sol"

Na Foz, les sos guedeyes
peinábase una xana,
tan roxex yeren elles
que to´l Nalón arroxaba.

Entre los objetos característicos de las Xanas están siempre un peine de oro, y además, un espejo, las tijeras y la rueca y el huso. Cuando algún truán le roba o ultraja la xana pierde su compostura y se acerca a su casa a dar voces y amenazas con energía reclamando su artículo.

En los pozos de Fordonaza
hay un manantial de agua clara,
donde la xana lava la colada.

Xana, xaneta,
dame tu riqueza
y toma mi pobreza.

Parece ser que eran seres bastante currantes y que atesoraban bienes en sus guaridas. Se dice que nuestras xanas son tan tacañas como hermosas, pero por otro lado pecan de infantilidad. Cuentan que a un pastor de Lay una xana le dio dos ovillos de oro sólo por decir que no había visto mujer tan hermosa nunca. Otra xana, la de la cueva de Pedrota, en Poo de Llanes, pagaba con manzanas de oro las manzanas de reineta que le traía un labriego.

Otro aspecto es el de su belleza, ya comentada, que daba lugar a romances de xanas con hombres. Dicen que hay casos en que es la xana la que se rinde a los encantos del varón, pero que son muchos más los contrarios. De todas formas la norma general en las historias es que no perseveran estas uniones. Es gracioso el cantar que se entonó al viudo de Albandi, enamorado de una xana:

To madre te espera,
to padre te llama,
los neños tan solos
y tu con la xana.


Bonita la leyenda, ¿verdad? No me dejan de hacer gracia las ninfas catalanas, que lavan ropa y reciben galanes... Sin duda la más hermosa y curiosa es la xana asturiana. Nuestra xana es incluso musa de jóvenes artistas. No necesito ir muy lejos para encontrar a un amigo mío, compositor de sueño, que dedicó una de sus melodías a una xana. Se titulaba: La Xana del Arroyo. ¿La conoceis?

2 comentarios:

Michi dijo...

La xana del arroyo... que canción más bonita! La figura de la xana es de las que más me interesan dentro de la motología asturiana. No sé si seguirán dando con el Comercio unos fascículos sobre el tema. En la librería Ítaca, tienen bastante material sobre cultura y lengua asturiana, además de vez en cuando hay exposiciones y obras de teatro.

Besitos

Adro dijo...

Pues todo esto lo saqué de un libro de Elviro, ¿te acuerdas? el profesor de historia. Lo extraño es que no nombre al generalísimo. jejeje.

Saludos.