sábado, junio 11, 2005

Nietzsche y las mujeres.

No se cansa nunca de menospreciar a las mujeres. En su obra seudo-profética Así hablaba Zarathustra, dice que las mujeres no son todavía, capaces de la amistad; son aún gatos o pájaros, o, a lo más, vacas. "Los hombres deben ser adiestrados para la guerra y las mujeres para el recreo de los guerreros. Toda otra cosa es tontería".

(...) No siempre tan feroz, aunque siempre es igualmente desdeñoso. En La voluntad de poder dice: "nos complacemos en la mujer como quizá la más exquisita, delicada y etérea clase de criatura. ¡Qué gusto es encontrar criaturas que sólo tienen en la cabeza bailes, tonterías y finuras! Ellas han sido siempre la delicia de toda alma varonil tensa y profunda" Sin embargo, incluso estas gracias sólo se encuentran en las mujeres mientras son mantenidas en orden por hombres varoniles; ton pronto logran la independencia se vuelven intolerables. "Las mujeres tienen muchos motivos para avergonzarse; en la mujer hay mucha pedantería, superficialidad, suficiencia, presunciones ridículas, licencia, e indiscreción oculta... que hasta aquí ha sido en realidad mejor refrenada y dominada por el miedo al hombre"

Su opinión de las mujeres, como la de todos los hombres, es una objetivación de su propia emoción respecto a ellas, que es claramente una sensación de temor. "¿Vas con una mujer? No olvides tu látigo?"- pero de cada diez mujeres, nueve le hubieran arrebatado el látigo y él lo sabía, por lo que se apartaba de ellas, curando su vanidad herida con observaciones desagradables.

Bertrand Russell
Historia de la filosofía.

154 comentarios:

Anónimo dijo...

En realidad tanto Nietzsche como Russel simplemente describen el papel que desempeñan las mujeres en las sociedades. En estos tiempos las mujeres propugnan libertad y feminismo, sin embargo ellas, con sus actitude, demuestran que estàn dispuestas al sometimiento, y en este caso no vale la pena enumerar esas actitudes estupidas . Las mujeres son aprovechables sexualmente y nada màs. en la naturaleza, en la gran mayoria de especies el macho es superior, y la especie humana no està exenta de ello.

Anónimo dijo...

Muy cierto lo que dices. Las expresiones de Nietzsche sobre las mujeres son fruto de un analisis sociologico y no producto de un resentimiento debido a su falta de exito con las mismas (aunque es muy seguro que lo hubiera). Es muy interesante notar que es una mujer, la doctora alemana de origen argentino Ester Vilar en su libro "El varon domado", quien retoma esta critica del papel de la mujer dentro de la sociedad burguesa.

Guillermo Jose dijo...

Las vivencias de Nietzsche tuvieron mucho que ver con todo lo que escribió.

Anónimo dijo...

bueno depende. si vamos a caer en subjetivismos, esto no seria mas que la individualidad del sujeto, en este caso Nietzsche, por lo que dificilmente pueda ser tomado como verdad.

Creo que evidentemente sus experiencias influeyeron, pues son parte de la experiencia que permite desarrola ra Nietzsche tal estudio.

En mi opinion todo esto es cierto y se puede argumentar con numerosos ejemplos de la vida diaria de las mujeres. Solo veamos cuanto se tarda una mujer arreglandose y cuanto un hombre jajaja, un ejemplo digno de analizar, y que fines tiene.

El instinto reproductivo de las mujeres es inevitable, y se puede evidenciar, con la intencion inconsciente de tratar de ser atractiva, sensual, deseable y se puede ver en todas las actividades que las mujeres realizan, y como las realizan. Todo esto respaldado por toda la carga social imperante.

Saludos

Anónimo dijo...

es un anlisis sobre la mujer sumamente basico, tomando en cuenta que es hecho por hombres, y muy general de paso.

vandrea dijo...

Me encanta el pobre de Nietzche, sin quererlo se convierte en uno de los tipos mas atractivos de hombres...el "pobrecito que hay que enseñarle que no esta bien lo que piensa" Adorable...si losumas a ese "bigote" mmm galan.
besos ame tu blogger, una chica.

vandrea dijo...

ah, tus comentaristas,"anonimos" parece que son de la misma epoca, muy viejitos, estaran escribiendo de ultratumba jajajaj, o sera el mismo susodicho????

Raúl dijo...

Creo que estan cayendo en un error fundamental sobre la filosofía e Nietzsche, el error es tomar literalmente lo que se lee. Al parecer el compañero anonimo no sabe que la filosofía de Nietzsche es completamente interpretativa y por mucho tendremos que escarbar en subjetividades para llegar si quiera a ejercer esta filosofía.

Anónimo dijo...

por mucho que las mujeres hayan luchado y lo sigan haciendo siempre existiran imbeciles misoginos que consideran su opinion, su pensamiento, superior al de la mujer. nietzsche fue un filosofo mortal fiel a la epoca en que vivio como todos los filofos... aunque si dio un gran cambio en el pensamiento del hombre y es para tenerlo en cuenta. pero por favor no hacer comentarios de desnivel respecto a la mujer diciendo que "las mujeres son aprvechables sexualmente y nada mas" porque ya pasa a considerarse cangrejo el que lo dice. asi que mejor a apoyar el aborto libre y gratuito que es entre otras luchas la que mas bombo tiene ahora y con toda razon! ah! y a leer un poco filosofas que tambien existieron y existen, a ver si asi nos acercamos un poco mas a la igualdad

Camilo Aljure dijo...

Muchachos y muchachas, el exito con las mujeres es en absoluto una relativización de la cultura:Cuando un hombre reflexivo y profundo deja de ver el sexo y la miel de los labios como la mayor o una de sus mayores aspiraciones, deja de pensar en las mujeres como el mayor tesosoro a alcanzar y como la bestia que hay que domar para someterla a sus pretensiones-para convertirla en su objeto.

El exito con las mujeres consiste en ser lobo y oveja al mismo tiempo:Pertenecer al rebaño de la cultura y sus imposiciones morales colectivas, al mismo tiempo ser audaz y saber camuflarse para atrapar ovejas en el rebaño.

Lou Salome era una mujer inteligente y caprichosa que años mas tarde del deceso de Nietzsche habría de entender la estupidez de venderse como objeto, de ser esclava y tirana de sus propios deseos. ¿Como iba a entender esta jovencita a un hombre que no fuera domador como Nietzsche?. No lo era, el latigo era la domesticación pedida por las mismas mujeres, porque ellas no son capaces de amistad.

Ahora, lean por completo el aforismo citado del Zaratustra "del amigo". Lean también el aforismo 14 de la gaya scienza "todo lo que llamamos amor", lean el aforismo 50 del mismo libro "argumento del aislamiento" y del mismo libro los aforismos 60 y 61.

¿alguien ha pensado que este enfermizo filosofo de bigote planteó una de las soluciones o la más brillante a lo que ahora llaman "problemas de generos" o mas allá al problema de la opresión?. Por mi parte, me parecen pueriles las palabras de un enajenado moral como era russell.

felipe dijo...

"Me encanta el pobre de Nietzche, sin quererlo se convierte en uno de los tipos mas atractivos de hombres...el "pobrecito que hay que enseñarle que no esta bien lo que piensa" Adorable...si losumas a ese "bigote" mmm galan."

¿y dicen que Nietzsche no tenía razon sobre las mujeres? "y la mujer feliz cuando dice- él desea ahora el mundo se ha hecho perfecto . "te regalo Zaratustra una pequeña verdad pero TAPale la boca porque grita con voz en alto: si vas con mujeres !lleva el latigo¡

kyo-sama dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
kyo-sama dijo...

escribes que: "Su opinión de las mujeres, como la de todos los hombres, es una objetivación de su propia emoción respecto a ellas, que es claramente una sensación de temor. "¿Vas con una mujer? No olvides tu látigo?"- pero de cada diez mujeres, nueve le hubieran arrebatado el látigo y él lo sabía..." tu observacion la haces ahora, en base a lo que conoces, a lo "liberal" de la educación de estos tiempos, es muy probable que en ese tiempo hubieras pensado igual que Nietzsche, por que esa era la educacion de la epoca.

aah!! y Vandrea no leas por "encimita"

Augusto -Willy- Rivarola dijo...

Nietzsche al parecer tenía un melodrama increible con respecto a las mujeres, las veía de una manera muy interesante y diversa.
que capo.

nathaly dijo...

´es realmente primitivo e ignorante dar una critica positiva a la obra de nietzsche se caracteriza por su destacable intolerancia de la perfección de la mujer en el papel que ha desarrollado mediante la historia llegando al punto de querer suprimirla con ánimos de silenciar la voz feminista esto es el claro reflejo del instinto del hombre frente al inalcanzable hecho de aceptar la obviedad que a lo largo de la historia la presencia de la mujer, aunque ciertamente haya existido, porque existen la valentía y el aplomo y siempre hay quien lucha y se desgasta en ideales si existe y el negarlo es afirmarlo que de cierto modo si existio ... es el momento de aceptar que la pobreza mental es evidente en este caso y que aceptar el hecho es aprender a crecer a partir de la evolución de la humanidad y defender el derecho de la individualidad sin partir de géneros ni culturas si no de sabiduría...nathaly

Anónimo dijo...

nathaly: Nietzsche erró en este punto como en otros pero sus afirmaciones están cimentadas desde desde conceptos que tanto los críticos y defensores de Nietzsche siquiera conocen y lamentablemente este autor se sigue desconociendo en sus pensamientos más íntimos y que justamente son los más sublimes. Nietzsche señala a las mujeres pero su fondo no es este sino el papel que desde Platón se le asigna a la mujer como bastión para sostener ciertas tareas del estado es decir que se le usa sexual y emocionalmente, además se remonta a conceptos de una antiguedad de antaño que hoy muchos desconocen. Los hombres son culpables, pero no el general de los hombres si no los que han manipulado "la sexualidad" o amor sexual para la manipulación conjunta de las sociedades. Y las mujeres lamentablemente han sido limitadas y reducidas, no por Nietzsche si no por las sociedades en todos los tiempos, limitadas a hacer su esencia únicamente sexual. Nietzsche fue un trágico de principio a fin pero eso no va a impedir que los modernos hagamos valoraciones positivas y con animos de construir en torno a sus obras y al fin y al cabo, no se necesita depender de un autor o un maestro para hacer planteamientos, no nos dejemos manipular por los que quieren cerrar los caminos del pensamiento.


Alvaro

Anónimo dijo...

.Misoginia, Machista,Narcisista, recentido,fóbico cerebral. MMM creo que Nietzsche se contradecía a sí mismo. Diciendo que el ser humano ( súper hombre ). crea su propia escala de valores y se aleja de los prejuicios. Acaso no es prejuicio: lo que el siente por la mujeres y voy aún más allá, con respecto a lo que opina de los cristianos y su errado pensamiento respecto a estos.
Se nota que el no podía caer más bajo, nació enfermo mental y eso fue sus sustrato que lo movió a decir semejantes aberraciones. Pobre de el.Alimento de alguna caldera infernal.

Juan Camilo dijo...

ya comprenderán que a veces se dificulta colgar comentarios en estos espacios, por eso lo puse en un grupo de facebook que también guarda afinidad con el tema

http://www.facebook.com/group.php?gid=111105212715&v=app_2373072738&ref=ts

bajo el nombre una acotación (1 y 2) nombre del grupo: A NOSOTROS NO NOS GUSTA LA IGLESIA CATÓLICA

El Drac dijo...

He leído los comentarios y los defensores de Nietzsche lo han leído y han aprovechado su filosofía, los que lo denostan sólo insultan y ofenden a raja tabla sin mencionar ni un solo hehco real que contradiga tales afirmaciones. El hecho de que esté de moda la revolución femenina que es parte del ciclo evolutivo de la humanidad, no significa ir contra pensamientos con insultos, el insulto es el arma del ignorante. Por favor hay que moderarse. Y una cosa más la mujer ha estado subordinada con rerspecto al hombre porque ella desde un comienzo tuvo que hacerse cargo de la maternidad POR NATURALEZA es evidente que el hombre teniendo más libertad se haya capacitado más que la mujer en otros menesteres; pero la maximización de los recursos en un sistema de producción cada vez más exigente obliga a la mujer a dejar las tareas domésticas y concursdas en el aparato productivo de la sociedad; la revolución femenina no se da por luchas o muertes contra poderes o gobiernos, se da porque el sistema capitalista y su maquinaria de producción necesiita cada vez más recursos humanos. Gracias y menos insultos por favor y más ideas.

Juan Camilo Aljure Amaya dijo...

Hola Drac. Con esas opiniones pueden relacionarte con un sinnumero de asuntos, pero nunca podrá evitarse el ser comparado con una u otra cosa pues la autonomía y la independencia es algo que de por sí es algo que de por sí se expone a un rechazo general.

Por supuesto que hay críticas de Nietzsche mucho más serias que las que hay aquí, lo digo por algunos comentaristas, críticas desde el más primario fundamento filosófico y que siquiera se ven por ahí.

Por ejemplo en cuanto a los involucramientos: cuando hablas de la evolución de la humanidad puede que se te relaciones o bien con el devenir histórico o bien con la evolución natural, no se si tengas ánimos de conversar más sobre el asunto.

Ahora, si la historia va en devenir o si la naturaleza produce los cambios es cosa que ya sucedió y a la larga no podría atribuirse a nadie en especial.

Pero por favor, no se engañen, el tema de Nietzsche está puesto sobre simbolos que distan mucho del mero desprecio hacía ellas, de hecho esta sociedad occidental se pone en serio cuestionamiento cuando mira este discurso frente a frente. No pensemos que Nietzsche es un elemento para ridiculizar lo que llamamos emancipación o liberación de la mujer, dista mucho de eso.

Para concluir, efectivamente se aprovecha la filosofía de Nietzsche, en términos de otros este aprovechar es hacer una herejía y sacarla del curso que le ha dado la historia, hablamos de la primeras decadas de nuestro siglo y eso que en esa misma epoca hubo otro tipo de aprovechadores que hicieron cosas mucho mejores. Puedo estar de acuerdo contigo en que bajo este sistema las mujeres se emancipan, pero se hacen libres, siguen siendo esclavizadas de nuevas maneras.

Un saludo.

Anónimo dijo...

añadan en el último parrafo frente a la mención del que adquiere la libertad el sufijo "no"

Juan Camilo

Anónimo dijo...

el "machismo" de Nietzsche es distinto al del común, nietzsche no habla de las mujeres como seres limitados, de hecho, asegura que es peligrosamente mas inteligente, y que hay que tenerla "dominada", no hay que confundir cosas... Nietzsche decía que la lucha por los mismos derechos para las mujeres, era practicamente rebajarlas a los derechos politicos del animal electoral o tambien que el hombre para la mujer era solo un medio para procrearse.

Juan Camilo Aljure Amaya dijo...

"el "machismo" de Nietzsche es distinto al del común, nietzsche no habla de las mujeres como seres limitados, de hecho, asegura que es peligrosamente mas inteligente, y que hay que tenerla "dominada", no hay que confundir cosas... Nietzsche decía que la lucha por los mismos derechos para las mujeres, era practicamente rebajarlas a los derechos politicos del animal electoral o tambien que el hombre para la mujer era solo un medio para procrearse."

Por supuesto y me alegra que haya un comprensión tan abierta ante un tema que aún es denostado como si se tratara de una maldición o un hecho reprobable.

Quiero añadir que los términos de Nietzsche no deben ser comprendidos en los sentidos en que el positivismo occidental nos ha enseñado y nos ha encasillado. En la genealogía de la moral explica el origen de la humillación, del desprecio, del odio, del autoritarismo y nos explica como funciona en nuestra sociedad, nos muestra también la forma de liberarnos de ellos por medio de la expresión artística e individual. Por supuesto, habla de un mal afeminamiento puesto que el valor de lo femeníno se degeneró por las aberraciones a las que se le sometió y por supuesto que con esto no se refería solo a la mujer.

Nietzsche habla del domino espiritual de las pasiones y la mujer que por supuesto es la fuerza principal de la vida, debe ser dominada.

Pero no hablamos de un sometimiento al sexo femeníno, sino del dominio en general de las pasiones. Paradójicamente esto requiere del predominio y de la regulción que hace lo femeníno sobre el mundo.

Como siempre muy gustoso de colaborar en todos los espacios en donde sea posible, en otro momento espero hacer una muy buena ampliación de todo lo que he dicho y de cosas que se han dicho.

Juan Camilo Aljure Amaya dijo...

1

Quiero añadir algo. Cuando Nietzsche habla de la finalidad de dominio fisiológicamente no habla de la predominancia de los más fuertes sobre los más debiles, este concepto hace parte de los ideales ebrios y desgastados de socialistas ignorantes de su propia doctrina y que no ven más allá de sus propios odios y así mutilan las ideas de los grandes fundadores de su doctrina; si el socialismo es opresión moral y enajenación de consciencia hacía el projimo entonces no vale la pena. Son esos que utilizan su ideología para jactarse en las necesidades de los otros y conseguir cargos de alto rango en el estado.

Lamentablemente, hay quienes no saben distinguir entre fisiologismo. En Nietzsche los contenidos son mayormente fisiológicos y los biológicos son muy escasos y referidos a causas psicológicas. Explícitamente, Nietzsche está en contra de los ordenamientos lógicos de la historia y por tanto de la historia natural.

2) el fisiologisismo como psicología es una cuestión primordialmente índica y considerada muy necesaria en las religiones orientales. Como política pretende en principio el bienestar corporal. 3) Es claro que las mujeres son tendientes a una fisiología bien constituida puesto que no están impregnadas de la voracidad de la masculinidad, cualquier persona con sentido común puede entenderlo. 4) La voluntad de dominio es una obra psicológico-política enfocada a develar las degradaciones morales en occidente. Aunque excelentes autores la han crÍticado Y han debatido con ella, incluso señalandole equivocaciones , no se le puede considerar como una obra nazi o profachista más que por mal entendidos y lecturas poco rigurosas del lenguaje, superficiales o pensadas desde puntos de vista interesados como por ejemplo los nazis y los críticos religiosos. 7)Sucede según los lectores alemanes, que en las traducciones por ejemplo al español, los términos son cambiados o acomodados, no por mala fé sino por imposibilidad de plasmar el sentido original de un idioma a otro. Sucede también que las lecturas rigurosamente gramáticales que se enseñan en los distintos centros educativos dan perfectamente para que pasajes que están que sitúan su óptica desde ángulos históricos incomprensibles para algunos dogmaticos, sean entendidos y estructurados de una manera errónea al pensar que la crítica del autor es su pensamiento; sucede también que las distintas ediciones varían en sus expresiones, espero también poder ofrecer un trabajo sobre esto.

Ninguna mujer es tan tonta para dejarse dominar, estas expresiones inmoralistas precisamente buscan revertir su sentido. Pongamos el caso por ejemplo de poner en un sólo texto, el hablar en contra de la vindicación y hablar a favor de la jerarquía; ninguna jerarquía real funciona sin la aplicación de la vindicación. Por supuesto la asepción que le da sentido refiere a otra cosa y es demostrable desde los mismos textos; puede deberse a la tendencia implícita de relacionar el aristócratismo con la jerarquía. Por demás, Nietzsche eleva a las mujeres a la Aristocracia lo que las previene de arrodillarse ante enanos y opresores pérfidos en términos del mismo autor respecto a lo aristocrático.

Juan Camilo Aljure Amaya dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Camilo Aljure Amaya dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Camilo Aljure Amaya dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Camilo Aljure Amaya dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alberto Roca dijo...

creo que es mas o menos así en voluntad de dominio "la mujer debe ser regulada por el dominio" a esto refiere el fisiologismo.

lo otro es de genealogía de la moral pero tu lo explicas muy bien lo de los sentimientos jerárquicos.

Siempre se han este tipo de citas para despistar a los lectores de los contenidos y no es nada nuevo ni extrañarse, son libres al fin de decir lo que quieran.

No tienes que disculparte por estudiar a Nietzsche, que se disculpen los patanes que elaboran panfletos y hacen congregaciones para esconder sus crimenes y sus verguenzas.

Anónimo dijo...

en mi opinio.la mujer se ha dejado someter por el varon..si es verdad..pero esto recae desde hace muchos aÑos atras la igualdad de sexos es demasiado lenta..y la belleza femenida orilla a muchas a la vanidad..la mujer es obligada practicamente a ejercer ese papel de femina madre y chalala...en la actualidad nos damos cuenta del grado de ignoracia de la que estamos inpregnados como humanos por exclusion de la opinion de la mujer..la fuerza y la ignorancia siempre fueron de la mano..la fragilidad de la mujer es su gran devilidad..nose si reirme...o..llorar..cuando leeo que posiblemente la homosexualidad tenga alguno de sus origenes en el poder del macho...YO HOMBRE DOMINO A OTRO HOMBRE.. no juzgo en verdad solo opino que el hombre prefiere pudrirse en su ignorancia antes que aceptar ser inferior...yo amo la folosofia..los analisis de todo tipo social y demas..pero nada es verdadero en esta tierra de Nadie..NADIE es original y concreto..porque solo heredamos las ideas de otros..y las expresamos si las circuntancias nos lo permiten.casi todos por no decir que son todos,,, filosofos grandes artistas,,fueron homosexuales..de hay mi teoria de que en algun lugar de sus conciencias quisieran ser como las mujeres..o haver expliquenme porque tanto odio hacia las mujeres,,,porque tanta discriminacion...sera acaso envidia.porque ellas tienen algo que ustedes no..en su afan de perfeccion los hombres quieren las virtudes de las mujeres..ser femeninos les hace sentirse sublimes..fragiles..y no toscos machos como se les obliga a ser siempre. BUENO SALUDOS A TODOS si alguien quiere pelear filosoficamente heavy125478@hotmail.com

Anónimo dijo...

en mi opinio.la mujer se ha dejado someter por el varon..si es verdad..pero esto recae desde hace muchos aÑos atras la igualdad de sexos es demasiado lenta..y la belleza femenida orilla a muchas a la vanidad..la mujer es obligada practicamente a ejercer ese papel de femina madre y chalala...en la actualidad nos damos cuenta del grado de ignoracia de la que estamos inpregnados como humanos por exclusion de la opinion de la mujer..la fuerza y la ignorancia siempre fueron de la mano..la fragilidad de la mujer es su gran devilidad..nose si reirme...o..llorar..cuando leeo que posiblemente la homosexualidad tenga alguno de sus origenes en el poder del macho...YO HOMBRE DOMINO A OTRO HOMBRE.. no juzgo en verdad solo opino que el hombre prefiere pudrirse en su ignorancia antes que aceptar ser inferior...yo amo la folosofia..los analisis de todo tipo social y demas..pero nada es verdadero en esta tierra de Nadie..NADIE es original y concreto..porque solo heredamos las ideas de otros..y las expresamos si las circuntancias nos lo permiten.casi todos por no decir que son todos,,, filosofos grandes artistas,,fueron homosexuales..de hay mi teoria de que en algun lugar de sus conciencias quisieran ser como las mujeres..o haver expliquenme porque tanto odio hacia las mujeres,,,porque tanta discriminacion...sera acaso envidia.porque ellas tienen algo que ustedes no..en su afan de perfeccion los hombres quieren las virtudes de las mujeres..ser femeninos les hace sentirse sublimes..fragiles..y no toscos machos como se les obliga a ser siempre.

Anónimo dijo...

las mujeres no tienen ninguna obligación, tampoco los hombres. Se sindica a los homosexuales como seres maléficos o despreciables y con esto no se hace más que afirmar el odio y el desprecio por lo femenino y analogamente por lo másculino. El libre desenvolvimiento sexual, la aceptación de las circustancias en que se hace y el cuidado propio no determinan sus inclinaciones psicológicas ni las motivaciones de sus pensamientos.

Las mujeres están puestas sobre un jauría y la desventaja física siempre es un problema, naturalmente tienen que imponer sus condiciones y protegerse de tanto ataques. Han tratado de decirle a los hombres y al mundo que no son anímales por los que hay que sentir conmiseración y lástima y que pueden desenvolverse por sí mismas. A ninguna mujer se le puede obligar al parto o la crianza de los hijos pero si se puede evitar que los niños sean dañados por tanta basura rondante en la sociedad y que en el futuro puedan ser personas éticas y no esclavos de las pretensiones de cualquiera que quiera dominarlos. Algún saldrán a la luz medios para reproducir a la especie humana y no habrá necesidad de someter mujeres al parto y con eso se acabará el problema.

La pobreza intelectiva, la imposición de escuelas y de preceptos intelectuales, la veneración de un progreso puesto sobre bases blandas y tendiente a la caida en la miseria de la humanidad, son las tendencias que se apoderan y destruyen todo.

Los hombres no anhelan sólo ser femeninos, ya lo son. Pero en ellos se ve mal pues lo conciben como un defecto y ellos mismos lo degeneran en explotación sobre las mismas mujeres y sobre la humanidad y sobre cualquiera que puedan aprovechar de manera ruin.

Anónimo dijo...

Y por otro lado, de todos los males y mezquindades la iglesia católica es el más ruin y miserable.

Es capaz de apoyar cualquier mentira, cualquier mediocridad, cualquier pobreza intelectiva y moral a fin de mantenerse en el poder.

Y lo peor, denigra más lo femeníno que cualquier cosa pues actua como una prostituta que se vende y se rebaja para conseguir suplir sus necesidadas. Pero, sin la dignidad de la mujer que está llena de humanidad y que realiza éste trabajo para sobrevivir. Afortunadamente cristo era muy bueno, de lo contrario hubiera venido a agarrarlos a golpes y a despojarlos de las túnicas.

Anónimo dijo...

la pobreza intelectiva tiene aún un germén más desdeñoso: una gran mayoría de los profesores de metafísica que imparten cursos colegiales o de secundaria y que sirven a sacerdotes católicos con inclinaciones pedofílicas y con tendencias al acoso sexual.

Estos profesores suelen utlizar pequeñas guías de estudio y obligar a sus estudiantes a creer la información acomodada por ellos de autores que evidentemente no lo dicen imponiendo prácticas pedagógicas autoritarias y haciendo gala de sus escasos valores morales los cuales están cimentados por el servilismo de un perro a un guardían del bosque. Una práctica mas o menos comun es el engatusar estudiantes que hagan las veces de asesores o en casos específicos de controladores.

Estos profesores, suelen no saber que los discursos no les pertenecen y que cuando se habla de asuntos y conceptos importantes, esto no le pertenece a ellos. Por ejemplo; suelen no saber la diferencia entre linguismo, gramatología y aplicación literaria, teorización que quien escribe no está interesado en explicar en el momento. Un rasgo común de esta ignorancia por ejemplo, es que quien la tiene cree que el lenguaje se le presenta tal como lo tiene a los ojos y los cambios de la escritura en cualquier caso se le hace imposible notarlos o clasificarlos.

Suelen tener entre otras cosas un desdén y una ignorancia tal por y de la gramática que siquiera podrían intentar hacer una lectura desgramaticalizada de cualquier texto.

Anónimo dijo...

Todo acto de calumnia hacía la intimidad personal debe ser probado bajo formas jurídicas contundentes y explicar la razon de su ilícito.

De lo contrario, quien comete la calumnia tendrá que asumir las respectivas responsabilidades legales. Las imstituciones que cometan y aprueben este tipo de actos tendrán que someter a juicio ante la ley su investidura política jurídica e institucional; quien escribe ya está totalmente documentado al respecto y tiene la viabilidad de llevar a cabo las respectivas diligencias jurídicas.

Anónimo dijo...

a las mujeres la conagración de sus más temidas desgracias en contraposición a la debilidad y mezquindad elocuente de su "sprit"

Las mujeres sin caracter emocional definido ante sus pretensiones y sin fuerza de espíritu para sostener su propia dignidad y autonomía no pueden esperar otra cosa.

Nadie puede hacer nada porque quien asiente a la voluntad de degradación ha marcado un camino ininterrumpible.

Anónimo dijo...

¿Cómo esbozamos un retrato de la vida y el carácter de una persona que hemos conocido? En general, exactamente igual que como se esboza el de una región que hemos visitado alguna vez. Tenemos que representarnos sus particularidades fisonómicas: la naturaleza y forma de sus montes, la fauna y la flora, el azul del cielo; todo esto, en su conjunto, determina nuestra impresión. Pero, precisamente aquello que primero salta a la vista, la masa de las montañas, la forma de los roquedales, no proporciona en sí mismo el carácter fisonómico propio de una región: en distintas extensiones de tierra, como grupos que se atraen y se repelen, surgen según leyes idénticas idénticos tipos de montes, las mismas configuraciones de la naturaleza inorgánica. Algo distinto ocurre con la naturaleza orgánica. Sobre todo en el reino vegetal se encuentran los rasgos más sutiles para un estudio comparativo de la naturaleza.
Algo parecido sucede cuando queremos contemplar una vida humana y valorarla con justicia.
No debemos dejarnos guiar por los acontecimientos ocasionales, los dones de la fortuna, los giros caprichosos del destino, pues sólo son el resultado de la coincidencia de circunstancias externas que, similares a las cimas de las montañas, son las primeras que saltan a la vista. En cambio, precisamente aquellas experiencias mínimas, aquellos acontecimientos interiores a los que no damos importancia, son los que con más claridad muestran la totalidad del carácter de un individuo, pues se desarrollan orgánicamente según la naturaleza humana, mientras que los otros no le pertenecen, sólo están unidos con él de forma inorgánica.
Después de esta introducción parecerá como si yo deseara escribir un libro sobre mi vida. De ningún modo. Solamente quiero señalar cómo comprendo los acontecimientos vividos que narraré a continuación. Esto es, tal y como lo haría un apasionado naturalista que reconoce en sus colecciones de plantas y minerales, clasificadas según los distintos terrenos, la historia y el carácter de las que examina; en contraposición al niño ignorante que sólo ve en ellas piedras y plantas para jugar y divertirse y del utilitarista que las contempla orgullosamente con desprecio, ya que las considera inútiles al no servir ni para alimento ni para vestido.
Como planta, nací cerca del camposanto; como hombre, en la casa de un párroco de aldea.
¿Y a santo de qué ese tono tan profesoral? Puede ser, pero, en todo caso, no deseo excusarlo. ¿Qué más puede hacer una introducción para mejorar la vida que instruir, si la vida misma no instruye? Y estas noticias escuetas de mi vida ni podrán instruir ni entretener; son como piedras lisas; pero, en realidad, esas piedras son hermosas, con su coraza de musgo y tierra.
Al lado de la carretera comarcal que va desde Weißenfels hasta Leipzig y que pasa por Lützen, se halla la villa de Röcken. Se encuentra rodeada de sauces, álamos y olmos aislados, de modo que desde lejos sólo se ven sobresalir las elevadas chimeneas de piedra y el antiquísimo campanario sobre las verdes cimas. En el interior del pueblo hay anchos estanques separados unos de otros por estrechas franjas de tierra. En torno a ellos, verde frescor y nudosos sauces. Algo más arriba se encuentra la casa parroquial y la iglesia; la primera está rodeada de jardines y de prados arbolados.

Anónimo dijo...

Muy cerca se halla el cementerio, repleto de lápidas semienterradas y de cruces. Tres acacias majestuosas de amplias ramas dan sombra a la propia casa parroquial.
Aquí nací el 15 de octubre de 1844 y, a causa del día de mi nacimiento, se me bautizó con el nombre de «Friedrich Wilhelm». El primer acontecimiento que me conmocionó cuando aún estaba formándose mi conciencia fue la enfermedad de mi padre. Era un reblandecimiento cerebral. La intensidad de los dolores que sufría mi padre, la ceguera que le sobrevino, su figura macilenta, las lágrimas de mi madre, el aire preocupado del médico y, finalmente, los incautos comentarios de los lugareños debieron de advertirme de la inminencia de la desgracia que nos amenazaba. Y esa desgracia vino: mi padre murió. Yo aún no había cumplido cuatro años.
Algunos meses después, perdí a mi único hermano, un niño vivaz e inteligente que, presa de un ataque repentino de convulsiones, murió en unos instantes.
Así pues, tuvimos que abandonar nuestra tierra; al atardecer del último día jugué aún con muchos niños y me despedí de ellos, al igual que de todos mis lugares queridos. No pude dormir; nervioso y malhumorado daba vueltas en mi lecho hasta que, finalmente, me levanté. En el patio se cargaban varios carros; la tenue luz de una linterna iluminaba la escena. En cuanto amaneció se engancharon los caballos; partimos en medio de la bruma matinal hacia Naumburg, la meta de nuestro viaje. Aquí, al principio con timidez, luego algo más espabilado, pero siempre con la dignidad de un pequeño filisteo envarado, comencé a conocer la vida y los libros. En Naumburg aprendí también a amar la naturaleza representada en sus hermosos bosques, valles, castillos y fortalezas y a querer a los seres humanos en la persona de mis parientes y amigos.
Comenzó también la época del gimnasio y, con ella, los nuevos intereses y las nuevas inquietudes. Sobre todo fue entonces cuando germinó mi inclinación por la música, a pesar de que el comienzo de las clases casi contribuyó a erradicarla en sus raíces. Mi primer maestro fue un maestro de capilla, con todos los encomiables defectos de un maestro de capilla y, además, de uno jubilado, sin ningún mérito especial.
Finalmente, y con la debida lentitud de rigor, llegué a tercero. Ya era tiempo de salir del círculo materno, de desacostumbrarse por fin a esa rutina que es tan nefasta para la vida práctica. Poseía en mí la ciencia de algunas enciclopedias, todas mis posibles inclinaciones se habían despertado ya, escribía poemas y dramas horripilantes y mortalmente aburridos, me martirizaba con la composición de música sinfónica y se me había metido en la cabeza la idea de adquirir un saber y un poder universales, tanto que me hallaba en peligro de convertirme en un completo cabeza de chorlito y en un visionario.
Por eso me vino muy bien, desde todos los puntos de vista, en calidad de alumno interno de la escuela provincial de Pforta, dedicarme durante seis años a concentrar mis fuerzas y dirigirlas hacia metas muy concretas.
Todavía no he dejado atrás esos seis años; sin embargo, puedo considerar ya maduros los frutos de este período, pues siento sus efectos en todo lo que actualmente emprendo.
Así pues, puedo mirar con agrado casi todo lo que me ha ocurrido, ya sean alegrías o penas; los acontecimientos me han conducido hasta ahora como a un niño.
Ya va siendo hora, tal vez, de tomar yo mismo las riendas de los acontecimientos y entrar de lleno en la vida.
Y de este modo el hombre se libera de todo aquello que lo encadena; no necesita dinamitar las rocas, sino que, inesperadamente, éstas caen por sí solas cuando un dios se lo ordena. Y ¿dónde está el grillete que al final aún le aprisiona? ¿Es el mundo? ¿Es Dios?
F.W. Nietzsche
Escrito el 18 de septiembre de 1863

Anónimo dijo...

Así como Platón nos hizo patente la finalidad del Estado
despojándola de todos sus velos y nubes, comprendió también con la
misma visión profunda la situación de la mujer helénica respecto del
Estado; en ambos casas consideró todo lo que alrededor de él se movía
como copia de las ideas eternas a cuya comprensión había llegado y
ante las cuales la realidad sólo era para él una imagen oscurecida, un
espejo empañado. Quien, siguiendo la preocupación general, considera
la posición de la mujer en Grecia como poco digna y contraria a las leyes
de la humanidad, habrá de reprochar a Platón este mismo concepto;
pues no hace sino justificar lógicamente lo que ya existía en la práctica.
Por consiguiente, aquí hemos de repetir nuestra pregunta: la condición
de la mujer griega ¿no guardaba una relación necesaria can el ideal del
pueblo griego?
Porque, en efecto, hay una fase en la concepción platónica de la
mujer que está en abierta oposición con las costumbres helénicas.
Platón concede a la mujer una completa participación en los derechos,
en los conocimientos y deberes de los hombres, y considera a la mujer
como un sexo menos fuerte que no puede ir tan lejos como el hombre,
pero sin que esta debilidad la pueda privar de tales derechos. A esta
extraña concepción no damos nosotros más valor que a la expulsión del
artista del Estado ideal; son ligeras correcciones, pequeñas derivaciones
de aquella mano, por otro lado, tan firme, y de aquella mirada tan
serena, que se turban al recuerdo del venerado maestro; en tal estado
de ánimo acentúa las paradojas de aquél y se complace, en homenaje a
su afecto, en exagerar su doctrina hasta la temeridad.
Pero lo más incitante que Platón, como griego, pudo decir sobre la
mujer fue la escandalosa afirmación de que en el Estado perfecto la
familia debe desaparecer, Prescindamos ahora de que para que esta
medida se llevara a cabo pidió la supresión del matrimonio,
sustituyéndolo por la unión, acordada por el Estado y con fines
propiamente estatales, de los hombres más valientes con las más nobles
mujeres, para la obtención de una hermosa prole. Pero al decir esto no
hacía sino expresar de la manera más evidente, sí, demasiado evidente,
con una evidencia ofensiva, una regla de conducta adoptada por el
pueblo heleno para la génesis del genio. En las costumbres mismas del
pueblo griego el derecho de la familia al hombre y al niño estaba
extraordinariamente limitado: el hombre vivía en el Estado, el niño
crecía para el Estado y de la mano del Estado. La voluntad griega cuidó
de que las necesidades del culto se practicaran en un estrecho círculo. El
individuo lo recibía todo del Estado, para luego devolvérselo. La mujer
significaba, según esto, para el Estado lo que el sueño para el hombre.
El sueño tiene la virtud saludable de reconstituir el desgaste producido
por la vigilia, es la quietud bienhechora en que termina todo exceso, la
eterna compensación que viene a regular toda demasía. En él sueña la
generación futura. La mujer está más estrechamente emparentada que
el hombre con la naturaleza, y permanece igual a ella en todo lo
esencial. La cultura es para ella siempre algo exterior que no toca nunca
al germen eternamente fiel de la naturaleza, por lo que la cultura de la
mujer era para el ateniense algo indiferente, cuando no algo ridículo. El
que considere esta concepción de los griegos respecto de la mujer como
algo indigno y cruel no debe tomar como punto de comparación a
nuestras ilustradas mujeres modernas, pues contra ellas bastaría
recordar a las mujeres olímpicas, o a Penélope, Antígona o Electra.
Ciertamente que éstas son figuras ideales, ¿pero quién podría hallar en
el mundo moderno tales ideales? Hay que tener también en cuenta ¡qué
hijos dieron a luz estas mujeres y qué mujeres debieron haber sido ellas
para dar a luz tales hijos! La mujer griega, como madre, debía vivir en
la oscuridad, porque las necesidades políticas juntamente con los más
altos fines del Estado así lo exigían.

Anónimo dijo...

Debía vegetar como una planta, en
un circulo reducido, como símbolo de la sabiduría epicúrea1. En los
tiempos modernos, y como consecuencia de la pérdida total del instituto
del Estado, la mujer debía ser requerida de nuevo como auxiliar. Su
obra es la familia como expediente para el Estado, y en este sentido
también el fin artístico del Estado había de rebajarse al de un arte
doméstico. De aquí también que nuestras artes hayan concebido la
pasión amorosa como el único campo completamente accesible a la
mujer. Y por esto mismo considera la educación doméstica como la
única natural, y la del Estado como un ataque a sus derechos, que
soporta a regañadientes; y todo esto con razón tratándose del Estado
moderno. La esencia de la mujer sigue siendo la misma, pero su poder
es diferente según la posición del Estado con respecto a ella. Tiene
ciertamente el don de compensar en cierto modo las lagunas del Estado,
siempre fiel a su condición, que he comparado con el sueño. En la
antigüedad helénica aceptaron la posición que les indicaba la suprema
voluntad del Estado, y, sin embargo, gozaron de una soberanía de que
no han vuelto a gozar. Las diosas de la mitología griega son su imagen
reflejada: la Pitonisa y la Sibila, así como la socrática Diotima, son
sacerdotisas por cuya boca habla la sabiduría divina. Ahora se
comprende que la altiva resignación de las espartanas ante la noticia del
hijo muerto en la guerra no es ninguna fábula. La mujer se sentía en su
puesto con relación al Estado; por eso mostraba una dignidad que no ha
vuelto a sentir. Platón, que al suprimir la familia y el matrimonio
1 Vive retirado
acentuaba aun más aquella posición de la mujer, siente tanto respeto
ante ellas, que se vio seducido de extraño modo a devolverles el rango
que les correspondía por una ulterior declaración de la igualdad de
posición con respecto al hombre. ¡El más alto triunfo de la mujer
antigua, haber seducido a los sabios!

Anónimo dijo...

Debía vegetar como una planta, en
un circulo reducido, como símbolo de la sabiduría epicúrea1. En los
tiempos modernos, y como consecuencia de la pérdida total del instituto
del Estado, la mujer debía ser requerida de nuevo como auxiliar. Su
obra es la familia como expediente para el Estado, y en este sentido
también el fin artístico del Estado había de rebajarse al de un arte
doméstico. De aquí también que nuestras artes hayan concebido la
pasión amorosa como el único campo completamente accesible a la
mujer. Y por esto mismo considera la educación doméstica como la
única natural, y la del Estado como un ataque a sus derechos, que
soporta a regañadientes; y todo esto con razón tratándose del Estado
moderno. La esencia de la mujer sigue siendo la misma, pero su poder
es diferente según la posición del Estado con respecto a ella. Tiene
ciertamente el don de compensar en cierto modo las lagunas del Estado,
siempre fiel a su condición, que he comparado con el sueño. En la
antigüedad helénica aceptaron la posición que les indicaba la suprema
voluntad del Estado, y, sin embargo, gozaron de una soberanía de que
no han vuelto a gozar. Las diosas de la mitología griega son su imagen
reflejada: la Pitonisa y la Sibila, así como la socrática Diotima, son
sacerdotisas por cuya boca habla la sabiduría divina. Ahora se
comprende que la altiva resignación de las espartanas ante la noticia del
hijo muerto en la guerra no es ninguna fábula. La mujer se sentía en su
puesto con relación al Estado; por eso mostraba una dignidad que no ha
vuelto a sentir. Platón, que al suprimir la familia y el matrimonio
1 Vive retirado
acentuaba aun más aquella posición de la mujer, siente tanto respeto
ante ellas, que se vio seducido de extraño modo a devolverles el rango
que les correspondía por una ulterior declaración de la igualdad de
posición con respecto al hombre. ¡El más alto triunfo de la mujer
antigua, haber seducido a los sabios!

Anónimo dijo...

Mientras el Estado permanece aún en un período embrionario,
prepondera la mujer como madre y determina el grado y la índole de la
cultura, de igual manera que está destinada a completar el Estado
destruido. Lo que Tácito dice de las mujeres alemanas: inesse quin
etiam sanctum aliquid et providum putant nec aut consilia earum
aspernantur aut responsa neglegunt, se puede aplicar en general a
todos los pueblos que no han llegado a constituir Estado. En tales
estados se siente más ahincadamente lo que se vuelve a sentir en todas
las épocas: el instinto invencible de la mujer como protectora de las
futuras generaciones, porque en ellas la naturaleza nos habla de sus
cuidados para la conservación de la especie. La intensidad de esta
fuerza intuitiva estará determinada por la mayor o menor consolidación
del Estado: en los momentos de desorganización y de arbitrariedad, en
que el capricho o la pasión del hombre individual arrastra a tribus
enteras, la mujer se levanta repentinamente como profetisa admonitora.
Pero también en Grecia hubo siempre el temor de que el instinto político
terriblemente exacerbado pulverizara los pequeños Estados antes de
que éstos hubieran conseguido sus fines. En este caso la voluntad
helénica forjaba siempre nuevos instrumentos para predicar la llaneza,
la cordura, la moderación; pero sobre todo la Pitia fue la que encarnó
como ninguna aquel poder de la mujer para equilibrar el Estado. Del
hecho de que Grecia, a pesar de estar tan disgregada en pequeñas
estirpes y comunidades estatales, era en el fondo una, y en su
desdoblamiento no hacía sino resolver sus propios problemas, es la
mejor prenda aquel maravilloso fenómeno de la Pitonisa y el oráculo de
Delfos; pues siempre, mientras el genio griego elaboró sus obras de
arte, habló por una boca y como una Pitonisa. Y aquí no podemos callar
nuestro presentimiento de que la individuación es para la Voluntad una
gran necesidad, y que ésta, para realizar cada individuo, necesita una
escala infinita de individuos. Es verdad que sentimos el vértigo ante la
conjetura de si la Voluntad, para convertirse en arte, se ha vaciado en
estos mundos, estrellas, cuerpos y átomos; pero en todo caso debemos
ver claramente que el arte es necesario, no para los individuos, sino
para la Voluntad misma, sublime perspectiva sobre la cual ya nos será
permitido en otra ocasión arrojar una mirada desde otro punto de vista.

Anónimo dijo...

Hacia atrás.– Alcanza el hombre un grado muy elevado de cultura cuando llega a
sobreponerse a las ideas y las inquietudes religiosas; cuando, por ejemplo, deja de creer en
el ángel de la guarda o en el pecado original y se ha olvidado de la salvación de las almas
: una vez llega este grado de liberación, tiene todavía que triunfar, a costa delos más
heroicos esfuerzos de su inteligencia, de la metafísica. Entonces es necesario un
movimiento de retroceso; es necesario que tome tales representaciones su justificación
histórica y psicológica; le es necesario reconocer como lo mejor de la humanidad ha venido
de allí, y como, sin movimiento de retroceso, nos despojaríamos de los productos más
elevados de la humanidad. En lo que atañe a la metafísica filosófica, veo ahora mayor
número de hombres inclinados al fin negativo (que toda metafísica positiva es un error),
pero a muy pocos que retrocedan; parece como que se vieran por encima de los últimos
grados de la escala. Los videntes ven lo bastante lejos para independizarse de la metafísica.

Palabras prohibidas.– ¡Abajo las palabras empleadas por el optimismo y por el
pesimismo! Cada día escasean más los motivos para emplearlas: sólo a los charlatanes son
necesarias. ¿Con qué motivo se puede hoy ser optimista, si ya no hay que hacer la apología
de un Dios que ha creado el mejor de los mundos, siendo él en sí la esencia de lo bueno y de
lo perfecto? ¿Qué ser que piense tiene ya necesidad de la hipótesis de Dios? Por
consiguiente, tampoco existe el menor motivo para una profesión de fe pesimista, si es que
no se pretende vejar a los abogados de Dios, a los teólogos o a los filósofos teológicos y en
exponer fuertemente la afirmación contraria: que el mal gobierna, que el dolor es mayor que
el placer, que el mundo es un absurdo, la aparición de la vida de una voluntad malvada.
¿Pero quién se preocupa ya de los teólogos, a no ser los teólogos mismos? Abstrayendo de
toda teología y de la guerra que se le hace, se desprende que el mundo no es bueno ni es
malo, ni el mejor ni el peor, y que estas ideas de lo bueno y de lo malo, no tienen sentido
sino con relación a los hombres, y aun así no resultan justificadas: debemos renunciar a la
concepción del mundo injuriosa o panegirista.

Embriaguez por el perfume de las flores.– Créese comúnmente que la nave de la
humanidad tiene mayor porte a medida que se la carga más; se supone que cuanto más
profundo es el pensamiento del hombre, más tierno es su sentimiento, más alta estima tiene
de sí, mayor es su alejamiento de los demás animales. Cuanto más genio parece entre las
bestias, más se acerca a la esencia real del mundo y a su conocimiento; es bueno en realidad
lo que hace por la ciencia, pero cree hacerlo mejor todavía por las religiones y por las artes.
Son, en verdad, una florescencia del mundo, que no están en modo alguno más próximas
a la raíz del mundo que el tallo; no se puede sacar de ellos ningún conocimiento mejor
entre la ciencia de las cosas, aunque así se crea. El error ha hecho al hombre bastante
profundo, para hacer proceder de él las religiones y las artes. El conocimiento se hubiera
descentrado para poderlo realizar. Quien nos descorriera el velo que oculta la esencia del
mundo, nos causaría una desilusión. No es el mundo como cosa en sí, sino el mundo como
representación (como error), el rico de sentido, el profundo, el maravilloso, el que lleva en
su seno dicha y desgracia. Este resultado conduce a una filosofía de negación lógica del
mundo, que, por lo demás, puede unirse lo mismo a una afirmación práctica del mundo que
a su contraria.

Anónimo dijo...

Malos hábitos del razonamiento.– Las conclusiones erróneas más habituales en el
hombre son estas: una cosa existe, tiene su legitimidad. En este caso se infiere de la
capacidad de vivir a la adaptación a un fin, de la adaptación a un fin a su legitimidad. Una
opinión es benéfica, luego es verdadera; su efecto es bueno, luego la opinión misma es
buena y verdadera. En este caso se aplica al efecto el predicado: benéfico, bueno, en el
sentido de útil, y entonces se dota a la causa del mismo predicado: buena, pero en el sentido
de valedero lógicamente. La recíproca de estas proposiciones es: una cosa no puede
imponerse ni sostenerse, luego es injusta; una opinión atormentada, luego es falsa. El
espíritu libre que no aprende a conocer, sino por frecuentes aplicaciones, lo que tiene de
viciosa esta manera de razonar y tiene que soportar sus consecuencias, cede a menudo a la
tentación seductora de hacer las deducciones contrarias, que de un modo general son
igualmente erróneas; una opinión no puede imponerse, luego es buena; causa inquietud,
angustia, luego es verdadera.

Ley draconiana contra los escritores.– Debería considerarse a todo escritor como
un malhechor que en muy contados casos merece perdón y gracia. Este sería un remedio
contra la invasión de los libros.

Lo incompleto como atractivo artístico.– Lo incompleto produce a menudo mayor
efecto que lo completo, especialmente en el panegírico: para su fin se tiene precisamente
necesidad de una laguna, como de un elemento irracional que hace reflejar un mar ante la
imaginación del oyente y semejante a una bruma cubre la ribera opuesta, y por consiguiente,
los límites del objeto que se trata de alabar. Al citar los méritos conocidos de un hombre, si
se es extenso, despiértase la sospecha de que sean éstos los únicos. El hombre que alaba
completamente se pone por encima del que alaba, lo ve desde alto. Por esto lo completo
produce un efecto debilitante.

Pintura literaria.– Un asunto importante tendrá su mejor representación cuando sus
colores se arranquen, como un químico los colores de un cuadro, del asunto mismo, y se les
aplique después como un artista: de manera que se haga nacer el dibujo de las limitaciones y
de las transiciones de estos colores. Así el cuadro adquirirá algo del atrayente elemento
natural que da al objeto su propia significación.
Libros que enseñan a bailar.– Hay escritores que representan lo imposible como lo
posible, hablan de lo moral y genial como si uno y otro fueran una fantasía, un capricho,
provocan un sentimiento de libertad gozosa, como si el hombre se posase sobre las puntas de
los pies, por un gozo interior estuviese absolutamente obligado a bailar.

Anónimo dijo...

Gesto y lenguaje.– Más antiguo que el lenguaje es la imitación de los gestos que se
producen involuntariamente, y aun hoy, a pesar de la restricción del lenguaje de los gestos y
del dominio de los músculos que se ha adquirido, es tan fuerte que no podemos ver un rostro
en movimiento sin que nuestros nervios se contraigan también (cuando alguien bosteza,
bostezan todos los que con él se hallan). El gesto imitado conducía la imitador al
sentimiento que expresaba el rostro o el cuerpo del imitado. Así era como se aprendía a
comprender, así es como hoy mismo aprende el niño a conocer a la madre. En general, los
sentimientos dolorosos pueden expresarse también por gestos que produzcan por su parte un
dolor (ejemplo, arrancarse los cabellos, golpearse el pecho, desfigurar y contraer
violentamente los músculos de la cara). A la inversa, los gestos del placer eran por sí
mismos placenteros y se prestaban a la comunicación de la inteligencia (siendo la risa
manifestación del halago). Desde que uno se entiende por medio de gestos, puede nacer un
simbolismo de los gestos; quiero decir que podía uno entenderse por medio de un lenguaje
de sonidos, a condición de que se produjeran a la vez el sonido y el gesto (al cual se añadía
como símbolo); luego solamente el sonido. Parece entonces que en una época antigua haya
acaecido frecuentemente lo mismo que ahora produce en nuestros ojos y en nuestros oídos
en el desenvolvimiento de la música, y más notablemente de la música dramática. Mientras
que al principio la música, desprovista del baile y de la mímica (lenguaje de los gestos) que
la explican, era un vano ruido, el oído, por la larga costumbre de percibir la asociación de la
música y el movimiento, se ha instruido lo suficiente para interpretar las figuras de los
sonidos, y ha llegado, finalmente, a un grado de comprensión rápida, en el que no necesita
del movimiento visible y comprende sin él al compositor. Se trata entonces de la música
absoluta, es decir, de la música en que todo es conocido a primera vista, sin ayuda auxiliar
alguna.

Obra maestra de traición.– Expresar contra un conjurado la enojosa sospecha de
que os traiciona, en el momento mismo en que traicionáis, es un golpe maestro, porque
obligáis a aquél a ocuparse de su persona y a mostrar durante algún tiempo una conducta
exenta de toda sospecha, franca y abierta; de modo que el verdadero traidor queda
enteramente libre para proceder.

Ofender y ser ofendido.– Es más agradable ofender y pedir perdón después, que ser
ofendido y conceder el perdón. El que hace lo primero manifiesta una prueba de su poder,
primero, y después, de su bondad de carácter. El otro, si no quiere pasar por inhumano, está
obligado a perdonar; el gozo que procura la humillación de otro es muy escaso.

Honradez desconocida.– Cuando alguno en al conversación se cita a sí mismo («yo
digo», «yo tengo costumbre decir») nos molesta la pretensión, mientras que, a la inversa,
nos parece lo contrario.. El parásito.– Es señal de la falta de sentimientos nobles vivir en la dependencia, a
expensas de otro, para no trabajar, y ordinariamente con cierta secreta prevención contra
aquellos de quienes depende. Tal disposición es mucho más frecuente entre los hombres que
entre las mujeres, y también mucho más perdonable (por razones históricas).

Anónimo dijo...

La experiencia de Sócrates.– Cuando se ha llegado a ser maestro en una cosa, se es
por lo general aprendiz en la mayor parte de las otras, pero creyendo siempre lo contrario,
como Sócrates. Tal es lo que hace desagradable el trato de los maestros.

Curiosidad.– Si la curiosidad no existiera, se haría muy poco por el prójimo. Porque
la curiosidad se insinúa bajo el nombre de deber o de compasión en la casa del que sufre y
del necesitado. Quizá aun en el famoso amor maternal exista una buena parte de curiosidad.

Nobleza y reconocimiento.– Una alma noble se sentirá de buen grado obligada al
reconocimiento, y no evitará las ocasiones en que pueda quedar obligado.

Amistad y matrimonio.– El mejor amigo tendrá probablemente también la mejor
esposa, porque el buen matrimonio descansa en el talento de la amistad.

Corregir la naturaleza.– Si no se tiene un buen padre, debe hacérselo uno mismo.

Enfermedad de los hombres.– Contra la enfermedad de los hombres, que consiste
en rebajarse, el remedio más seguro es que sean amados por una mujer recta.
. Especie de celos.– Las madres se encelan fácilmente de los amigos de sus hijos
cuando aquéllos tienen sobre éstos una influencia marcada. Habitualmente lo que una madre
ama de un hijo es más a ella misma que al hijo.

Anónimo dijo...

Fastidio.– Muchas personas, especialmente las mujeres, no conocen el fastidio,
porque jamás han aprendido a trabajar regularmente.

Resultados habituales del matrimonio.– Todo trato frecuente que no eleva, rebaja,
y viceversa. Por esto los hombres descienden algo ordinariamente cuando tomar mujer,
mientras que las mujeres se elevan algo también. Los hombres demasiado espirituales tienen
tanta necesidad del matrimonio, que se resistan a él como a una medicina repugnante.


Honradez y honestidad.– Las niñas que no quieren deber sino al atractivo de su
juventud el medio de proveer a toda su existencia, y cuya destreza está manejada por madres
listas, persiguen el mismo fin que las cortesanas, salvo que son todavía más deshonestas
Naturaleza de Proteo.– Las mujeres se hacen por el amor tales como se hallan en la
idea de los hombres de quienes son amadas.
Las niñas en el liceo.– ¡Por nada en el mundo queráis dar educación de gimnasio a
las niñas! Vosotros, jóvenes a menudo espirituales, sedientas de saber, seríais copia de
vuestros maestros.

La inteligencia femenina.– La inteligencia de las mujeres se presenta como dominio
perfecto, presencia de espíritu, utilización de todas las ventajas. La transmiten como
herencia a los hijos, y el padre añade a ella el fondo obscuro de la voluntad. Su influencia
determina, por decirlo así, el ritmo y la armonía conforme a los cuales la vida nueva debe
ejecutarse; pero la melodía proviene de la mujer. Lo decimos a las personas capaces de
comprendernos; las mujeres tienen el entendimiento, los hombres la sensibilidad y la pasión.
Y no puede contradecirse esta afirmación porque los hombres lleven su entendimiento
mucho más lejos; tienen móviles más profundos, más poderosos, y son estos móviles los que
llevan más lejos su entendimiento, que en sí tiene algo de pasivo. Las mujeres, por lo
común, se admiran interiormente del gran respeto que los hombres imponen a su
sensibilidad. Si en la elección del conjunto los hombres buscan, en primer término, un ser
profundo, lleno de sensibilidad, las mujeres, por el contrario, un ser hábil, listo, brillante; se
ve con claridad que el hombre busca al hombre ideal, la mujer, la mujer ideal, y que, por lo
tanto, no buscan complemento, sino el perfeccionamiento de sus propias ventajas.

Las mujeres en el odio.– En el estado del odio, las mujeres son más peligrosas que
los hombres, tanto porque no detiene su hostilidad, una vez que se ha despertado, ningún
escrúpulo de equidad, sino que dejan tranquilamente crecer su odio hasta las últimas
consecuencias, cuanto porque se han ejercitado en encontrar los puntos vulnerables (que
todo hombre presenta en todas partes) para dirigir allí sus golpes (les sirve admirablemente a
este objeto su espíritu, aguzado a manera de puñal), mientras que los hombres, retrocediendo
al aspecto de las heridas, se hacen a menudo magnánimos y misericordiosos.

Anónimo dijo...

Amor.– La idolatría que las mujeres tienen por el amor es en el fondo y
originariamente una invención de sus inclinaciones, en el sentido de que por todas esas
idealizaciones del amor aumentan su poder y se muestran a los ojos de los hombres siempre
más deseables. Pero el hábito secular de esta estimación exagerada del amor, ha hecho que
hayan caído en sus propias redes y olvidado tal origen. Son ellas ahora más engañadas que
los hombres, y por lo mismo sufren con mayor intensidad cualquier desilusión que tiene que
producirse casi necesariamente en la vida de una mujer; por supuesto, suponiendo que tenga
bastante espíritu e imaginación para sentir ilusiones o desilusiones.
A propósito de la emancipación de la mujer.– ¿Pueden las mujeres, por regla
general, ser justas, estando tan acostumbradas a amar, a inclinarse súbitamente por un pro o
por un contra? Por eso rara vez se apasionan de las cosas, sino mucho más frecuentemente
de las personas; pero cuando lo están por alguna cosa, la hacen desde luego un negocio de
partido y corrompen así la acción pura e inocente.
Nace de ahí un peligro que no es despreciable, si se les confía la política y ciertas partes de
la ciencia, por ejemplo, la historia. Porque ¿habría algo más raro que una mujer que supiera
realmente lo que es la ciencia? Hasta las mejores sienten hacia ella dentro de si un desprecio
secreto, como si por algún concepto le fueran superiores. Puede ser que esto llegue a
cambiar, pero por ahora, así sucede.
Contradicciones de los cerebros femeninos.– Como las mujeres se ocupan mucho
más de las personas que de las cosas, se concilian dentro de la esfera de sus ideas tendencias
que lógicamente son irreconciliables: tienen por hábito entusiasmarse por lo que les
representa esas tendencias y asimilárselo por entero, a medida que se va presentando ante
sus ojos; de manera que en sus cerebros se construye un nicho para toda nueva personalidad
que adquiere preponderancia. Quizá hay motivo para decir que toda la filosofía en el cerebro
de una mujer vieja consiste en poseer muchos nichos de este género.
Tragedia de la niños.– No es raro, sino muy frecuente, que los hombres de
tendencias nobles y levantadas tengan que librar las batallas más rudas durante su niñez, ya
porque hayan de sostener su modo de pensar contra sus padres, de estrechas miras y
aficionados a la apariencia y a la mentira, o bien, como los lord Byron, porque debían vivir
en lucha eterna y continua con una madre colérica y pueril. Cuando se ha pasado por
semejante prueba, nadie se atormentará en indagar, durante su vida, quién ha sido el
enemigo más real y más peligroso que haya podido tener.

Período militante de las mujeres.– En las tres o cuatro comarcas civilizadas de
Europa, se podrá, por medio de una educación especial de algunos siglos, hacer de las
mujeres todo lo que se quiere, hasta hombres, no en el sentido sexual, es cierto, pero sí en
todos los demás sentidos. Por efecto de tal influencia, recibirán algún día todas las virtudes y
fuerzas del hombre, pero también sus debilidades y sus vicios. Más ¿cómo podremos
soportar el estado de transición que sobrevendrá y que podrá durar más de un siglo, en el
cual las necedades e injusticias femeninas y sus antiguas aficiones querrán imponerse sobre
todo lo adquirido y aprendido. Será aquel el tiempo en que la cólera constituye la pasión
propiamente viril, la cólera de ver todas las ciencias y todas las artes inundadas y obstruidas
por un diletantismo inaudito, de ver la filosofía moribunda bajo el peso de una charla capaz
de volver loco, la política más fanática y parcial que nunca, la sociedad en plena
descomposición, porque las guardianas de la moral antigua aparecerán ridículas a sus
propios ojos y se esforzarán por apartarse de todo lo moral. Si las mujeres tenían en la moral
su mayor poder, ¿de qué medio podrán valerse para reconquistar semejante cantidad de
poder, una vez que hayan abandonado la moral?

Anónimo dijo...

Período militante de las mujeres.– En las tres o cuatro comarcas civilizadas de
Europa, se podrá, por medio de una educación especial de algunos siglos, hacer de las
mujeres todo lo que se quiere, hasta hombres, no en el sentido sexual, es cierto, pero sí en
todos los demás sentidos. Por efecto de tal influencia, recibirán algún día todas las virtudes y
fuerzas del hombre, pero también sus debilidades y sus vicios. Más ¿cómo podremos
soportar el estado de transición que sobrevendrá y que podrá durar más de un siglo, en el
cual las necedades e injusticias femeninas y sus antiguas aficiones querrán imponerse sobre
todo lo adquirido y aprendido. Será aquel el tiempo en que la cólera constituye la pasión
propiamente viril, la cólera de ver todas las ciencias y todas las artes inundadas y obstruidas
por un diletantismo inaudito, de ver la filosofía moribunda bajo el peso de una charla capaz
de volver loco, la política más fanática y parcial que nunca, la sociedad en plena
descomposición, porque las guardianas de la moral antigua aparecerán ridículas a sus
propios ojos y se esforzarán por apartarse de todo lo moral. Si las mujeres tenían en la moral
su mayor poder, ¿de qué medio podrán valerse para reconquistar semejante cantidad de
poder, una vez que hayan abandonado la moral?

Víctima voluntaria.– No existe mejor medio para que las mujeres de mérito hagan la
vida fácil y cómoda a sus maridos, cuando son célebres y grandes, que convertirse por
propia voluntad en una especie de receptáculo de la malquerencia general y del malhumor
ocasional de los demás hombres. Los contemporáneos tienen la perversa costumbre de
achacar a los grandes hombres errores y tonterías, y aun actos de torpe injusticia, siempre
que encuentran alguna víctima voluntaria a quien puedan maltratar e inmoral para descargo
de la propia conciencia. No es raro encontrar mujeres que tengan el deseo de entregarse a
ese sacrificio como víctimas propiciatorias, y en ese caso, el hombre debe hallarse muy
satisfecho, siempre que sea lo suficientemente egoísta para mirar impaciente la abnegación
de ese pararrayos, paratruenos y paraguas voluntario.

Poder y libertad.– Por elevado que sea el concepto que las mujeres tengan de sus
maridos y el respeto que les guarden, respetan, sin embargo, con mayor intensidad todavía
las fuerzas y las concepciones reconocidas por la sociedad: están habituadas desde hace
siglos a marchar ante cualquier dominio, con las manos cruzadas sobre el pecho, y
desaprueban toda insubordinación contra el poder público. Por eso van siempre a colocarse
sin haber tenido siquiera la intención de hacerlo, casi instintivamente, como una pieza de
más entre las ruedas de un movimiento independiente de libre pensamiento, e impacientan
en ocasiones a sus maridos, sobre todo cuando éstos piensan todavía que es el amor el que,
en el fondo, impulsa a sus mujeres a ese proceder. Desaprobar los medios que se valen las
mujeres y rendir magnánimo homenaje a los móviles de los mismos medios, tal es la manera
de ver de los hombres y frecuentemente su desesperación.

Belén dijo...

Aún sin descifrar lo indescifrable me lanzo a caer quizá en una idea nada acertada, pero siempre con el afán de crear a mi propio Nietzsche. No sugiriendo con esto un subjetivismo subjetivizante, sino una interpretación, una libre enriquecimiento siempre dentro de los cánones nietzscheanos.
Creo que su idea sobre las mujeres corre siempre en desventaja. Y de hecho, esto sucede porque es difícil no caer en enormes clichés sobre las mujeres después de vivir en el mundo que habitamos, teniendo en cuenta el papel que en él desempeñamos, nosotras, las mujeres. Y reconozco que me costó y aún me cuesta ver lo que Nietzsche nos quiere decir, a todos, hombres y mujeres. Porque creo que ante todo, el mensaje nietzscheano es un mensaje el hombre en cuanto tal, al ser humano alejado de los dualismos y en este caso, el de hombre-mujer. Nietzsche ama y enloquece por las mujeres, las ama porque las mujeres engendran vida. Y ante todo, Nietzsche es un vitalista, defiende la vida, defiende y sufre, como por la vida, por las mujeres. Claro que hay una crítica, aunque no clara, a esas mujeres objetivas, a esas mujeres que quieren ser hombres, que buscan la vana objetividad. Las mujeres tienen una naturaleza particular, así lo propone y así lo debemos entender. No superior, necesaria al hombre, pero tampoco igual, nunca igual.
Creo que es difícil entender a Nietzsche y su pensamiento sobre lo femenino en un contexto en el cual la mujer tiene un rol definido, hace rato. Por eso debemos hacer el esfuerzo por trascender(nos), superar el espíritu puro para entender cabalmente lo que este magistral y terrible pensador ha guardado para nosotros.

Saludos.

Camilo Aljure dijo...

1

Mi apreciada Belén

Me permito hacer una excepción y participar en este foro pues me había propuesto alejarme de los espacios públicos.

No creo que haya en este caso nada indescifrable. Desde su juventud Nietzsche decía que en la antigua Grecia no se podían pronunciar palabras sobre las mujeres y que esto se había convertido en su mayor infortunio, por ejemplo "la
mujer era para el ateniense algo indiferente, cuando no algo ridículo." o por ejemplo "La mujer griega, como madre, debía vivir en
la oscuridad, porque las necesidades políticas juntamente con los más
altos fines del Estado así lo exigían"(la mujer griega 1871) entre otras cosas, ya me doy cuenta que el terror que se Genera hacía Nietzsche es producido por gente que no puede aceptar que existan posiciones distintas a la suya y que cuando se encuentran con una que no les exprese obediencia la califican como nociva y destructiva; la paranoia de la sociedad moderna.

Para Nietzsche el fenomeno del PanHelenismo fue la degradación de la antiguedad y de su legado para la vida y para la cultura. Amiraba de Esparta la Franqueza y el honor, no la crueldad de su educación ni de sus prácticas. Tampoco es Platón el patrón de su pensamiento, el sólo hecho de que haya intentos de aplicación en otros conceptos posteriores es una muestra que sus estudios sobre Platón son un apoyo para elaboraciones posteriores y no un plan de seguimiento doctrinal; y por su puesto que es demostrable en sus textos posteriores. Este tema del panhelenismo también se dirige a encontrar la manipulación sufrida por la doctrina de Cristo.

Nietzsche siempre sufrió por el desamor y el daño espiritual que se le profirió a las mujeres y pareció encontrar en las raices de la prehistoria o bien en los más remotos origenes las causas y los hechos que produjeron esto.

Puede parecer una posición minusvalorativa de la mujer el que se le encasille como el ser de amor pero se trata justamente de recuperar los derechos y los privilegios pérdidos para esta desde antaño. Nietzsche ve en la mujer un ser que requiere por bien de la humanidad, consideraciones especiales pero no es cierto que esté en contra de la emancipación de la mujer aunque muchos quieran tomar determinados pasajes parcializandolos y cercenandolos y hacer un escandalo de ellos sin mirar el hilo de sus proposiciones y de sus planteamientos de manera global. A proposito de esto, hay un ataque Feroz al apostol San Pablo por explotación a las mujeres. Es muy seguro que Nietzche quiera decirnos con base a su análisis agudo de los textos, que las mujeres de Grecia y De Israel fueron esclavizadas, recibieron las peores labores y en muchos caso fueron enviadas a la prostitución. Por supuesto que la curia y otras entidades querrán esconder y maquillar esto pero esas son cosas que se discuten con análisis de rigor y no con chismes de oidas en lo que se encargan de manipular y desinformar a la gente y de hacer calumnias y escandalos de baja calaña.

El sólo hecho de que en "ecce homo" diga "la mujer es indeciblemente más mala que el hombre" quiere decir lo contrario. Y hay una historia bastante densa con este libro.

Para sorpresa de muchos, los beneficiaros de Nietzsche son los más y las más desfavorecidas, los excluidos de la cultura.

Que Nietzsche hace una crítica feroz a los movimientos feministas, a la democracia y al socialismo no es algo que se tenga que esconder ni que sea un tema para prohibición o para verguenza. Por supuesto, Nietzsche crítica a las mujeres que son meramente objetivas, a las mujeres que se han hecho escépticas o que han despreciado sus valores naturales. Piensa también que la mujer, en específico el sexo femeníno es que el que tiene las mejores condiciones para dirigir y para llevar la vida a buen término; Belen ha dicho en parte por que.

Por supuesto que las mujeres no son nunca iguales a los hombres y piensa que las mujeres no son iguales unas a otras. Tienen aspiraciones y pensamientos diferentes.

Camilo Aljure dijo...

1

Mi apreciada Belén

Me permito hacer una excepción y participar en este foro pues me había propuesto alejarme de los espacios públicos.

No creo que haya en este caso nada indescifrable. Desde su juventud Nietzsche decía que en la antigua Grecia no se podían pronunciar palabras sobre las mujeres y que esto se había convertido en su mayor infortunio, por ejemplo "la
mujer era para el ateniense algo indiferente, cuando no algo ridículo." o por ejemplo "La mujer griega, como madre, debía vivir en
la oscuridad, porque las necesidades políticas juntamente con los más
altos fines del Estado así lo exigían"(la mujer griega 1871) entre otras cosas, ya me doy cuenta que el terror que se Genera hacía Nietzsche es producido por gente que no puede aceptar que existan posiciones distintas a la suya y que cuando se encuentran con una que no les exprese obediencia la califican como nociva y destructiva; la paranoia de la sociedad moderna.

Para Nietzsche el fenomeno del PanHelenismo fue la degradación de la antiguedad y de su legado para la vida y para la cultura. Amiraba de Esparta la Franqueza y el honor, no la crueldad de su educación ni de sus prácticas. Tampoco es Platón el patrón de su pensamiento, el sólo hecho de que haya intentos de aplicación en otros conceptos posteriores es una muestra que sus estudios sobre Platón son un apoyo para elaboraciones posteriores y no un plan de seguimiento doctrinal; y por su puesto que es demostrable en sus textos posteriores. Este tema del panhelenismo también se dirige a encontrar la manipulación sufrida por la doctrina de Cristo.

Nietzsche siempre sufrió por el desamor y el daño espiritual que se le profirió a las mujeres y pareció encontrar en las raices de la prehistoria o bien en los más remotos origenes las causas y los hechos que produjeron esto.

Puede parecer una posición minusvalorativa de la mujer el que se le encasille como el ser de amor pero se trata justamente de recuperar los derechos y los privilegios pérdidos para esta desde antaño. Nietzsche ve en la mujer un ser que requiere por bien de la humanidad, consideraciones especiales pero no es cierto que esté en contra de la emancipación de la mujer aunque muchos quieran tomar determinados pasajes parcializandolos y cercenandolos y hacer un escandalo de ellos sin mirar el hilo de sus proposiciones y de sus planteamientos de manera global. A proposito de esto, hay un ataque Feroz al apostol San Pablo por explotación a las mujeres. Es muy seguro que Nietzche quiera decirnos con base a su análisis agudo de los textos, que las mujeres de Grecia y De Israel fueron esclavizadas, recibieron las peores labores y en muchos caso fueron enviadas a la prostitución. Por supuesto que la curia y otras entidades querrán esconder y maquillar esto pero esas son cosas que se discuten con análisis de rigor y no con chismes de oidas en lo que se encargan de manipular y desinformar a la gente y de hacer calumnias y escandalos de baja calaña.

El sólo hecho de que en "ecce homo" diga "la mujer es indeciblemente más mala que el hombre" quiere decir lo contrario. Y hay una historia bastante densa con este libro.

Para sorpresa de muchos, los beneficiaros de Nietzsche son los más y las más desfavorecidas, los excluidos de la cultura.

Que Nietzsche hace una crítica feroz a los movimientos feministas, a la democracia y al socialismo no es algo que se tenga que esconder ni que sea un tema para prohibición o para verguenza. Por supuesto, Nietzsche crítica a las mujeres que son meramente objetivas, a las mujeres que se han hecho escépticas o que han despreciado sus valores naturales. Piensa también que la mujer, en específico el sexo femeníno es que el que tiene las mejores condiciones para dirigir y para llevar la vida a buen término; Belen ha dicho en parte por que.

Por supuesto que las mujeres no son nunca iguales a los hombres y piensa que las mujeres no son iguales unas a otras. Tienen aspiraciones y pensamientos diferentes.

Camilo Aljure dijo...

2
También, mucha gente no se da cuenta que muchas veces cuando Nietzsche hace referencias a las mujeres en temas de arte, estética y pensamiento, los hace desde la observación y el trato propio y muchas veces son vistos como denigraciones pero es que hay que saber entender los contextos y las palabras de los mismo libros. Y es cierto porsupuesto, era muy enamoradizo, se le trata injustamente cuando se le dice que tenía rencor hacía las mujeres cuando sus biografías y sus escritos en momento que podrían considerarse de mucho dolor muestran lo contrario. Y por supuesto, las malcomprensiones de libros dolorosos y amargos como Humano Demasiado Humano o Así hablo Zaratustra para los que Nietzsche no esperaba ningún elogio.

Es una lástima el suceso con aquel poeta Joven y el poema que le escribió a Zaratustra pero probablemente no se enteró de la situación partícular en la que el filósofo se encontraba y tampoco el tipo de libro doloroso y contrario al autentico pensamiento del autor al que le estaba haciendo tal elogio.

Es cierto también que muchos de mis comentarios han desaparecido y esto ha sido a petición mia, pero estoy dispuesto a responder mis por mis palabras en cualquier momento y por peticiones justas pero no, por acosos y formas sistemáticas de humillación que a tientas se ve que tienen mucho más que esconder y perder que yo.

Cuando digo "socialistas ignorantes de su propia doctrina" por supuesto que estoy replicando a ataques que buscan distorsionar la información. De gente que se arroga el derecho inexpugnable a tener el único modo correcto y valido de llegar al conocimiento y que se encargan de aplastar las cabezas de quienes les replican con excelentes argumentos.

Creo que ningún Marxista con Imparcialidad Intelectual puede oponerse al esclarecimiento y aplicación de manera idonea de su doctrina. En este caso; Mijaíl Bakunin apenás se encargó de hacer una pequeña elaboración teórica acerca de la familia y el matrimonio que evidentemente no resultó a la altura de la misma doctrina. Culquier estudioso del marxismo el cual tenga prestigio y formación rigurosa sabe que la doctrina y su razon de existencia no es ajena al enriquecimiento de la misma. Los intentos de hace un Nietzsche-Marx nacen de la aparición de nuevos pensamientos en los horizontes temáticos de la filosofía, la economía y la sociología.

Camilo Aljure dijo...

3

Dos cosas muy importantes:1) No hay que confundir el ad hoc o acomodamiento interesado en la lectura o utilitarismo, con apropiación del pensamiento para formación del pensamiento propio. Si esto fuera así pensadores como Emil Cioran o Alber Camus no hubieran podido desarrollar nada y tampoco lo hubiera podido hacer el mismo Nietzsche pues su pensamiento tiene como inspiración aunque no simple imitación y es obvio, a Arthur Schopenhauer. Lamentablemente y repito, estamos siempre sujetos a tener que batirnos con posiciones simplistas y acomodadas que pretenden con el mayor infantilismo en pensamiento borrar de manera grotesca todo lo que en otros les parece desagradable. Y que a la larga, solo han de quedarles vestigios de esta mediocridad. Creo que es por eso principalmente que he decidido alejarme de los espacios públicos; lo he hecho para evitarme al maximo discusiones de poco valor y con mínimas o nulas intenciones constructivas. 2) No me parecen demasiado acertados los calificativos hacia Marx que lo denostan en tanto su preparación intelectual y su calidad como filósofo. Es cierto que no hizo una doctrina metafísica ni epistemológica, es bien sabido que su interés en la filosofía fue la puesta en práctica de la misma. Más bien, parece que otros que lo acusan de esta manera tuvieran las carencias que le endilgan, esto suele pasar cuando existen los complejos de inferioridad.

Finalmente. En lo personal, me gusta mucho conversar con mujeres. Suelo ser muy calido y derrochador de amabilidad en mi trato personal, por supuesto que cada uno lo hace desde sus propias constumbre e idiosincracia. En especial, tengo una inclinación a ser muy amable con las mujeres, esto puede molestar a mucha gente y se puede pensar que lo hago exclusivamente y siempre para satisfacer mis propios intereses. Igualmente se podrá pensar que mi comportamiento obedece a una inclinación hacía la homosexualidad lo cual no sería nada reprochable pero simplemente no es el caso. Pero Belem lo ha dicho, se trata de Cliches o puede decir también de estigmas; lamentablemente esto lo lleva a uno también a distanciarse.

Les dejo un enlace interesante sobre Nietzsche y el feminismo:

http://dialnet.unirioja.es/servlet/fichero_articulo?articulo=1390194&orden=77328

Si no les abre pueden intentar con este

http://www.evaparrondo.com/docu/docunietzschefreud.htm

Se trata del mismo en los dos links. Está lleno de variadas citas, no refiere explícitamente a todo lo que he dicho y el texto es muy corto pero aún así puede resultar muy informativo y muy interesante.

Por supuesto que estoy abierto al contacto para quien esté interesado. Mi correo es camiloa.l@hotmail.com para quien quiera comunicarme algo o conversar conmigo.

Camilo Aljure dijo...

4

Hay algo muy importante que olvidé decir:

Es evidente que Nietzsche relaciona a las mujeres con la concepción de los hijos; hasta los últimos momentos de su pensamiento afirma que la principal misión de la mujer en el mundo es traer hijos fuertes y sanos al mundo.

Ahora, que se limite a la mujer a la maternidad es contrario al propio pensamiento de Nietzsche y de las direcciones que marca. Hoy en día la educación y el cuidado de los niños pasa a un segundo y tercer plano y con esto no se hace más que aumentar la mism insensibilidad a la humanidad.

Traer la vida es de las mayores virtudes puestas en práctica de la mujer, sin embargo esta no es su esencia ni su razon de ser si es que acaso se tiene la desfachatez de adjudicar a las mujeres y a los hombres alguna esencia.

A mí me preocupa mucho que hoy se hace eco de la soledad y del hedonismo absoluto y que esto es una necesidad del sistema actual. Nos dirigimos hacía las sociedades genéticas en donde crear seres humanos va a ser una cuestión mecánica; esto y otras cosas me hacen temer una gran catastrofe. Es el principal problema del estigma del nazismo al que todos crítican, todos huyen pero en el que todos parecieran estar inmersos o cuando menos involucrados en sus prácticas.

Anónimo dijo...

Anexo muy Importante


"Sobra" decir que en el filósofo Nietzsche mujeres y femenino quiere decir muchas cosas y que la representación de la gran nobleza no está ni mucho menos exclusivamente en el sexo femenino.

Por supuesto que hay hombres y mujeres de las que se puede esperar muy poco. Por ejemplo todas las prácticas de hedonismo desmedido y absoluto, de manipulación y humillación del semejante o del diferente; mínima o nula consciencia intelectual y moral, poca dignidad y poco valoración propia, convertirse en esclavos de los sistemas y de las instituciones que socavan la humanidad.

Por ejemplo las mujeres que en su extrema vanidad quieren poner el mundo entero a sus pies y no hacen un esfuerzo de comprensión hacía el mismo o las que quieren conservar su estilo de vida utilitarista y macabro y manipulan el entorno para que otras mujeres y otros hombres no puedan superar sus limitaciones y tengan que vivir una vida que les hace daño progresivamente. O los hombres en general que viven de la ostentación del poder y del fingimiento de emociones y de pensamientos con el fin de subyugar a otros y hacerles creer que son los portadores de la razon y de la verdad.

Anónimo dijo...

anexo lo firma camilo aljure

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=i0XkQz1G4LE

camilo aljure dijo...

Anexo muy Importante


""Sobra" decir que en el filósofo Nietzsche mujeres y femenino quiere decir muchas cosas y que la representación de la gran nobleza no está ni mucho menos exclusivamente en el sexo femenino.

Por supuesto que hay hombres y mujeres de las que se puede esperar muy poco. Por ejemplo todas las prácticas de hedonismo desmedido y absoluto, de manipulación y humillación del semejante o del diferente; mínima o nula consciencia intelectual y moral, poca dignidad y poco valoración propia, convertirse en esclavos de los sistemas y de las instituciones que socavan la humanidad.

Por ejemplo las mujeres que en su extrema vanidad quieren poner el mundo entero a sus pies y no hacen un esfuerzo de comprensión hacía el mismo o las que quieren conservar su estilo de vida utilitarista y macabro y manipulan el entorno para que otras mujeres y otros hombres no puedan superar sus limitaciones y tengan que vivir una vida que les hace daño progresivamente. O los hombres en general que viven de la ostentación del poder y del fingimiento de emociones y de pensamientos con el fin de subyugar a otros y hacerles creer que son los portadores de la razon y de la verdad."


Excusas por el comentario. Me dejé llevar por situaciones ajenas a los temas y la gente interesada.

Mentira denunciada: Naturalmente que en voz de lo femenino todas las palabras cambian y por supuesto que las mujeres constituyen la representación simbólica y en muchos casos físicos como todo simbolo de la nobleza auténtica. A final de cuentas esto constituye una investigación filosófica y filológica y me parece que las personas que se sienten aludidas o afectadas están desviadas de las implicaciones prácticas del pensamiento que intento expresar.

Lamentablemente me dejo llevar por pequeños sabotajes y comentarios de los cuales si en el inmediato momento si denunciara su intención y su fin se haría un problema enorme. El despotismo y la subyugación no son mis aspiraciones, lamentablemente me dejo ocasionalmente contagiar de esta conducta y a niveles tan poco relevantes que es sencillamente penoso.

Es lamentable también que esto sea buscado para "demostrar" por las malas una situación en que ´ellos` provocan el daño y señalan como condemable que lo que provocan suceda; es un juego de hipocresía y mezquindad en el que proclaman públicamente una victoria usando como medio el apropiarse de la verdad y con este instrumento borrando lo que se esconde de falso en sus acciones. Una ataque pueríl para una teorización de alto nivel, cualquiera puede insultar a cualquiera de pasada sin siquiera saber nada de lo que ve ni de lo que pasa jajaja que facil. Pero en últimas, todos pensamos de manera diferente, luego cualquiera puede tomar las palabras como propias y extrañas.


Y es que se aprovechan de las creencias y de las intenciones altruistas de muchos individuos para perpetrar acciones maledicientes sobre otros.

Hablan de la elevación de la mujer como si se tratara de levantar una piedra del piso y de la sexualidad humana como si fuera reprochable y vergonzante y hubiera por esto que degradar a sus participantes recordandoles que lo hacen. Y se aprovechan de terminologías que medianamente conocen para enredar a los públicos en un mar de conceptos y preceptos que ya no son nada distinto a prejuicios y en los que los ejecutantes se encuentran áun más "ahogados" y "enredados" que cualquiera y que no hacen mas que delatar la bajeza y pequeñez espiritual y analítica de sus discursos.

No importa tanta palabrería por ahora, quisiera ahondar en todos términos pero dichos abordajes requieren de mucha dedicación y sobre todo no son nada faciles de llevar al papel. Una disculpa enorme con toda la gente y sobre todo con la gente que todos los días me muestran pequeñisimos detalles que me muestran como los esfuerzos que he hecho han tenido algún fruto

Camilo Aljure dijo...

2

Quiero añadir un pasaje de "Así habló Zaratustra". Lo hago de manera un poco ligera y con un tanto de apropiación sentimental pero sé que las palabras que se encuentran ahí distan muy poco de los hechos y situaciones que quiero poner de relieve.

¿por qué los digo? respondo: por sostenerme en mi intención de no aceptar inculpaciones desmedidas y chantajes.

camilo aljure dijo...

3

"De las moscas del mercado
Huye, amigo mío, a tu soledad! Ensordecido te veo por el ruido de los grandes hombres,
y acribillado por los aguijones de los pequeños.
El bosque y la roca saben callar dignamente contigo. Vuelve a ser igual que el árbol al
que amas, el árbol de amplias ramas: silencioso y atento pende sobre el mar.
Donde acaba la soledad, allí comienza el mercado; y donde comienza el mercado, allí
comienzan también el ruido de los grandes comediantes y el zumbido de las moscas venenosas.
En el mundo las mejores cosas no valen nada sin alguien que las represente: grandes
hombres llama el pueblo a esos actores.
El pueblo comprende poco lo grande, esto es: lo creador. Pero tiene sentidos para todos
los actores y comediantes de grandes cosas.
En torno a los inventores de nuevos valores gira el mundo: - gira de modo invisible. Sin
embargo, en torno a los comediantes giran el pueblo y la fama: así marcha el mundo.
Espíritu tiene el comediante, pero poca conciencia de espíritu. Cree siempre en aquello
que mejor le permite llevar a los otros a creer - ¡a creer en él!
Mañana tendrá una nueva fe, y pasado mañana, otra más nueva. Sentidos rápidos tiene
el comediante, igual que el pueblo, y presentimientos cambiantes.
Derribar - eso significa para él: demostrar. Volver loco a uno - eso significa para él:
convencer. Y la sangre es para él el mejor de los argumentos86.
A una verdad que sólo en oídos delicados se desliza llámala mentira y nada. ¡En verdad,
sólo cree en dioses que hagan gran ruido en el mundo!
Lleno de bufones solemnes está el mercado - ¡y el pueblo se gloría de sus grandes
hombres! Éstos son para él los señores del momento.
Pero el momento los apremia: así ellos te apremian a ti. Y también de ti quieren ellos
un sí o un no. ¡Ay!, ¿quieres colocar tu silla entre un pro y un contra?
¡No tengas celos de esos incondicionales y apremiantes, amante de la verdad! Jamás se
ha colgado la verdad del brazo de un incondicional.
A causa de esas gentes súbitas, vuelve a tu seguridad: sólo en el mercado le asaltan a
uno con un ¿sí o no?
Todos los pozos profundos viven con lentitud sus experiencias: tienen que aguardar
largo tiempo hasta saber qué fue lo que cayó en su profundidad.
Todo lo grande se aparta del mercado y de la fama: apartados de ellos han vivido desde
siempre los inventores de nuevos valores.
Huye, amigo mío, a tu soledad: te veo acribillado por moscas venenosas. ¡Huye allí
donde sopla un viento áspero, fuerte! ¡Huye a tu soledad! Has vivido demasiado cerca de
los pequeños y mezquinos. ¡Huye de su venganza invisible! Contra ti no son otra cosa
que venganza.
¡Deja de levantar tu brazo contra ellos! Son innumerables, y no es tu destino el ser espantamoscas.
Innumerables son esos pequeños y mezquinos; y a más de un edificio orgulloso han
conseguido derribarlo ya las gotas de lluvia y los yerbajos.
Tú no eres una piedra, pero has sido ya excavado por muchas gotas. Acabarás por resquebrájarteme
y por rompérteme en pedazos bajo tantas gotas.
Fatigado te veo por moscas venenosas, lleno de sangrientos rasguños te veo en cien sitios;
y tu orgullo no quiere ni siquiera encolerizarse.
Sangre quisieran ellas de ti con toda inocencia, sangre es lo que sus almas exangües codician
- y por ello pican con toda inocencia.
Mas tú, profundo, tú sufres demasiado profundamente incluso por pequeñas heridas; y
antes de que te curases, ya se arrastraba el mismo gusano venenoso por tu mano.
Demasiado orgulloso me pareces para matar a esos golosos. ¡Pero procura que no se
convierta en tu fatalidad el soportar toda su venenosa injusticia!

Camilo Aljure dijo...

Ellos zumban a tu alrededor también con su alabanza: impertinencia es su alabanza87.
Quieren la cercanía de tu piel y de tu sangre.
Te adulan como a un dios o a un demonio; lloriquean delante de ti como delante de un
dios o de un demonio. ¡Qué importa! Son aduladores y llorones, y nada más.
También suelen hacerse los amables contigo. Pero ésa fue siempre la astucia de los cobardes.
¡Sí, los cobardes son astutos!
Ellos reflexionan mucho sobre ti con su alma estrecha, - ¡para ellos eres siempre preocupante!
Todo aquello sobre lo que se reflexiona mucho se vuelve preocupante.
Ellos te castigan por todas tus virtudes. Sólo te perdonan de verdad - tus fallos.
Como tú eres suave y de sentir justo, dices: «No tienen ellos la culpa de su mezquina
existencia». Mas su estrecha alma piensa: «Culpable es toda gran existencia.»
Aunque eres suave con ellos, se sienten, sin embargo, despreciados por ti; y te pagan
tus bondades con daños encubiertos.
Tu orgullo sin palabras repugna siempre a su gusto; se regocijan mucho cuando alguna
vez eres bastante modesto para ser vanidoso.
Lo que nosotros reconocemos en un hombre, eso lo hacemos arder también en él. Por
ello ¡guárdate de los pequeños!
Ante ti ellos se sienten pequeños, y su bajeza arde y se pone al rojo contra ti en invisible
venganza.
¿No has notado cómo solían enmudecer cuando tú te acercabas a ellos, y cómo su fuerza
los abandonaba, cual humo de fuego que se extingue?
Sí, amigo mío, para tus prójimos eres tú la conciencia malvada: pues ellos son indignos
de ti. Por eso te odian y quisieran chuparte la sangre.
Tus prójimos serán siempre moscas venenosas; lo que en ti es grande - eso cabalmente
tiene que hacerlos más venenosos y siempre más moscas.
Huye, amigo mío, a tu soledad y allí donde sopla un viento áspero, fuerte. No es tu destino
el ser espantamoscas. -
Así habló Zaratustra."


Por cierto ¿para que le serviría al fachismo de cualquier clase o posición este pasaje?

Camilo Aljure dijo...

Para agregar:

con el pasaje hay que discrepar en que el pueblo no es el victimizador sino la victima o el victimizado(lastimosamente no existe en el castellano la denominación masculina de esta palabra). Como si el pueblo tuviera que condenarse por su necesidad de subsistir y su derecho de existir. Al fin y al cabo, Zarathustra es "un ditirambo entero a la soledad"

Uno de los pensamientos de Nietzsche que más escandalizan es el que la explotación sea una necesidad inherente a la vida, sin embargo no parece interesarle a nadie cambiar esta realidad y porsupuesto que dentro de las preposiciones de este pensador está cambiar la realidad. Vemos en el debil y en lo debil, lo debilitado, lo que es suceptible de ser afectado una oportunidad de antemano ya definida para explotar y aprovechar y nos asustamos de que las mejores cosas provengan de la fuerza. Nos asustamos de la dignidad de los animales en nombre de la defensa de la esencia del ser humano pero denigramos de las necesidades y las condiciones mínimas de la existencia y de lo que está relacionado terminológicamente con la inferioridad.

Pensamos que cuando reclamamos la dignidad y los derechos que hacen mejor la vida estamos cometiendo un abuso a la sociedad pero no nos damos cuenta de las cosas que en esta misma nos rebaja. Creemos que si damos mucho y pedimos mucho estamos destruyendo nuestro entorno y no vemos que hacemos prácticas detructivas en nombre de nuestros preceptos y convicciones.


Por último, hacer algún día entender a los personajes antes mencionados que adaptar el conocimiento y la terminología al pensamiento no implica su destrucción; por el contrario su crecimiento. En realidad discutimos por maneras de enfrentarse al pensamiento; por términos y por divergencias en las ciencias. Lamentablemente por esto se ven señalados en prácticas que son sólo relativamente verdaderas pero que no implican el grado de maldad que nuestras impresiones y tal vez nuestros sentimientos nos señalan. Se trata de formas de afrontar los problemas y formas prácticas del saber que por supuesto con dialogo conjunto podemos solucionar.

Me parece que esta discusión ya ha ido demasiado lejos en momentos y lugares en donde no es pertinente y con ello se está afectando a gente que no tendría que enfrentarse a reclamaciones tan fuerte y que son injustas con ellos o ellas mismas.

Tengo que agradecer al administrador del blog que generosamente ha permitido que siga publicando mis opiniones aquí pero será mejor en este caso guardar silencio y dejar que ruede la reflexión en las personas que eventualmente puedan llegar a leer aquí y a los que agradezco tan inusitado interes.

Anónimo dijo...

importante incluir algo que olvidé:


En lo anterior está la importancia de la palabra negocio, comercio o clausula en Nietzsche, negociar en beneficio mutuo y coléctivo.


Camilo Aljure.

Anónimo dijo...

2

Cristo era aquel que no podía imaginar que por una doctrina contraria a su lado pudiera haber una disputa.

http://www.youtube.com/watch?v=YwLdqi8AOBU

Anónimo dijo...

3

Y este era el fundamento de su grandeza y el sello de su importancia.

Anónimo dijo...

4

Y por supuesto, todas y casi todas estas aclaraciones y estas intervenciones se hacen atendiendo a los sutiles requerimientos y peticiones de la auténtica nobleza.

De esa nobleza arrogante y orgullosa que no quiere ser críticada, que no quiere ser puesta en cuestión pero que sin embargo se inquieta y se hace ecuanime cuando obtiene ventajas indebidas y que sabe que su rango consiste en tan admirable arte.

camilo aljure dijo...

algo mas que me parece importante. Mi risa escrita no lleva ironía, lleva jovialidad y dialogo conmigo mismo.Las risas irónicas, las risas con hielos hacen parte de lectores con infulas de racionalidad pero que no saben seguir el texto y se escudan en juegos literarios: el antinietzscheano típico, nada de valor para aprender o discutir.

Este tipo de gestos son propios de lector bíblicos; católicos fanáticos, esos que penosamente se hacen llamar cristianos y llevan sangre en las espaldas que bajo ningún medio logran limpiar NI limipiarse pues una cosa lleva a la otra aunque lo nieguen. También de charlatanes con infulas de maestros a los que les importa conservar una pequeña reputación y no viven entre los hombres como lo haría un hombre espiritual SINO que "necesitan" pegarse como sanguijuelas de la gente honrada.

Todo el mundo sabe que existen eminentes catedráticos y gente(!mucha¡) en el mundo que conoce de mis temas y que no los pueden destruir a ellos con discursos catolicones, farsantes, mediocres y malintencionados. Entonces se escudan en un universitario de 22 o 49 años como yo para imputar la prueba de la ignorancia y del error aprovechando de la manera más balurda una situación social que a nadie me interesa relatarle y mucho menos explicable; a gente con valor humano exclusivamente ¿que es valor humano? lean y piensen. Y finalmente que no pueden siquiera enfrentarse a una prueba y demostrar la ignorancia de tal vez quien pulsa las teclas y se adhieren a discursos de charlatanes y a nombrar algunas técnicas de las ciencias o los oficios que manejan. Quería decir esto: mi risa no lleva ironía, la ridiculización no hace parte de mis pretensiones en el dialogo con el pensamiento(por cierto la mayot parte de quienes utilizan la anterior expresión son los mayores farsantes, por lo general católicos y cristianoides farsantes en aras de exponer e imponer sus despotas creencias)

Fin de las intervenciones- se alegran los del alma perfida y la mente morbosa.

Juan Camilo Aljure dijo...

Que quemen al Nietzscheanismo y a la pleya postmoderna viva en las calles porque antes que cualquier cosa son la desgracia más grande sobre la tierra

Lo único que le traen al mundo son miserias y desarraigo !todo lo hice yo cretinos¡ yo les enseñé lo que no sabían y lo que no querían decir, !que los quemen vivos en la calles malditos protonazis propagadores del genetismo¡

el genio del amor, el cristianismo, el materialismo ¡malditos sin vuelta atras¡

Juan Camilo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Camilo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Camilo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
andres jairo dijo...

hay que entender que se trata reflexiones espirituales y que no es correcto confundirlo con situaciones políticas

http://profeblog.es/paco/filosofiaii/nietzsche/schopenhauer-y-nietzsche/

Andres Morales dijo...

Lo que Juan Camilo nos quiere decir con su pequeño resumen, es que los conceptos que nos ha ofrecido están aún en un periodo de pruba y que es necesario someterlos a examenes teóricos rigurosos para determinar si se vuelven problemáticos para nuestras estructuras sociales.

Es muy respetuoso esto de nuestro generoso y procaz colaborador pues es necesario proteger ante todo nuestra estabilidad y nuestro bienestar personal y social. Es cierto que todos tenemos aspiraciones y deseos distintos y que creo esa es la palabra "distintos" pues cada uno aspira a su propio bienestar. Pero reconocer en nosotros los aspectos distintos es lo que nos conduce al camino de la igualdad pues de lo contrario nunca podremos entendernos.

Luis Roca dijo...

en el libro der antichrist: la palabra misrathen es una mutación de la palabra Missrathnen que quiere decir debil o malogrado; está unida a la palabra rathen que quiere decir consejo, de manera que esto quiere decir aconsejar al debil y otorgarle la voluntad de potencia a fin de su marcha. No se trata en ningun momento de matar a nadie, es por el contrario otorgarle la fuerza para vivir.

Luis Roca dijo...

es así:

Die Schwachen und Missrathnen sollen zu Grunde gehen: erster Satz unsrer Menschenliebe. Und man soll ihnen noch dazu helfen.

el debil y malogrado ha de ser aconsejado a fin de su marcha y aún debemos ayudar para este fin.

Juan Camilo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Camilo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Camilo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

-

Juan Camilo Aljure dijo...

Junio 8 de 2010

Los anteriores de mas arriba son producto de la presiòn fìsica y psicològica que sufrì en la universidad sergio arboleda ubicada en la hermosa ciudad de Bogotà, Colombia.

Me comprometì a respetar a la universidad y obtener el tìtulo paso por paso como cualquier estudiante pero sufrì todo tipo de agresiones por parte de èsta universidad.

Tengo que denunciar a dos personas explìcitamente:

1)Liliana Irizar Rodriguez, profesora que dirige el curso de introducciòn a la filosofìa, a ella atribuyo este mensaje que me fue confesado por ella misma en un estado de temor por sus actos negativos: "el "machismo" de Nietzsche es distinto al del común, nietzsche no habla de las mujeres como seres limitados, de hecho, asegura que es peligrosamente mas inteligente, y que hay que tenerla "dominada", no hay que confundir cosas... Nietzsche decía que la lucha por los mismos derechos para las mujeres, era practicamente rebajarlas a los derechos politicos del animal electoral o tambien que el hombre para la mujer era solo un medio para procrearse."

Esta mujer a pesar de escribir a favor de la mujer en ensayos que yo conozco, se encarga de rebajarla en nombre de la iglesia catòlica y en este caso diciendo mentiras groseras acerca de la filosofìa de Nietzsche en nombre de un autor tan fabuloso como platòn y en nombre de la siempre virtuosa iglesia catòlica.

Lamento pensar que esto es lo que ella siente para sì misma y que le niega la posibilidad a los demas seres humanos de conocerse a sì mismos y emanciparse.

2)Denuncio tambièn a la profesora Leonor Bonilla Mesa que en nombre de la iglesia catòlica promoviò agresiones de estudiante en especial del sexo masculino contra mì. Continuamente justificaba las masacres cometidas por el cristianismo contra los judìos en la era del nacionalsocialismo y se encargò de atacarme en todas sus clases y de no entregarme un examen que respondì elevadamente.

3)Hay una tercera persona que se confesò obligada a cometer e incitar las mismas agresiones contra mì: Rafael Bulla Pinto, un buen profesor de la ciencia de la lògica que se viò obligado a insultar y pordebajear a sus alumnos para poder conservar su cargo ante las directivas de la universidad y con quien todavìa espero ganarme una amistad.

Denuncia a esta universidad como un centro de mafias y malas costumbres y sugiero que sea investigada a fondo para reevaluar los reconocimientos que ha obtenido.

Por ùltimo: Sòlo acepto como culpables de la manipulaciòn de textos en el archivo Nietzsche a su hermana Elizabeth y a sus editores y falsos amigos asì como de la divulgaciòn racista a la iglesia catòlica.

El Nietzscheisme es por completo inocente y esto lo han explicado ampliamente. Propiamente es la escuela a la que le corresponde desde Giorgio Collie llevar toda la autoridad sobre la filosofìa de Nietzsche.

El caso de Elizabeth debe ser tomado con calma pues debe se debe ser blando con quien fue manipulado por fuerzas oscuras que de ninguna manera tuvieron que ver con el socialismo mas que por vulgares especulaciones y que en fin es una gran mentira para encubrir a los verdaderos culpables especificados por Nietzsce en sus ùltimas cartas.

El libro "mi hermana y yo" por supuesto no es confiable porque evidentemente fue cambiado, hay cosas que son absurdas que aparecen en ese libro con el pensamiento Nietzscheano.

Recuerden que quedò en manos del desafortunado Peter Gast y de un compañero del sanatorio, no tenemos idea de que pudo pasar con ese texto y es incomparablemente injusto culpar a cualquier fuerza polìtica de la manipulaciòn del mismo.

Un fuerte abrazo a todos y disculpas por tantos mensajes, reitero que esta universidad debe ser investigada a fondo y en especial a la profesora Liliana Irizar Rodriguez.

Juan Camilo Aljure dijo...

Junio 8 de 2010

Considero Indispensable añadir informaciòn:

Actualmente enfrento el daño fìsico y moral que me fue propiciado en èsta universidad y que es identico al daño que me produjo la orden de los legionarios de cristo en una epoca en que quize ordenarme como sacerdote. Esta orden ha venido difamandome desde hace años mientras yo he tratado de tenderles la mano y de ayudar a personas afectados por ellos. Sugiero que se investigue a la profesora Leonor Bonilla Mesa para definir sus vinculos con esta persona o con alguna otra orden pues practicò permanentemente difamaciones contra mì.

Un mensaje a todas a las mujeres que me han manifestado su aprecio: que continuen con voluntad firme ante todo y que no se dejen hacer daño de nadie, en tanto tenga mejores posibilidades estarè prestandoles ayuda desinteresada.

Juan Camilo Aljure Amaya dijo...

Junio 11 de 2010

Este es mi último mensaje e irá fechado.

El siguiente comentario no lo hice yo: "Que quemen al Nietzscheanismo y a la pleya postmoderna viva en las calles porque antes que cualquier cosa son la desgracia más grande sobre la tierra

Lo único que le traen al mundo son miserias y desarraigo !todo lo hice yo cretinos¡ yo les enseñé lo que no sabían y lo que no querían decir, !que los quemen vivos en la calles malditos protonazis propagadores del genetismo¡

el genio del amor, el cristianismo, el materialismo ¡malditos sin vuelta atras¡"

En la universidad Sergio Arboleda abusaron de mi nombre y de mi dignidad, por otro lado denunciaron mi cuenta y me obligaron a cerrarla.

El mensaje se lo atribuyo a la profesora Liliana Irizar Rodriguez que en una clase dijo "Socrates amó tanto la verdad que murió por ella". Ella es una mujer de tendencias políticas muy conservadoras, enemiga del socialismo sin conocerlo y que utilizó esta frase para burlarse de mi admiración por Socrates y para sugerir mi muerte en razon a la verdad que defiendo. Odia al Nietzscheanismo y los llama "patanes" "amigos indeseables" y la considero capaz de cometer crimenes.

Así, que de cualquier cosa semejante en este mensaje que le suceda a estas personas la culpo a ella y que recaiga el peso de la ley.

A causa de la presión ejercida en la universidad Sergio Arboleda tuve que hacerle frente rapidamente a esta difamación y mi hermano es testigo de esto pues se lo conté llorando y al principio me trató mal pero luego lo comprendió.

La profesora Irizar siguió el grupo de facebook que dirige el profesor Arrocha, es penoso que una persona madura ataque a otra tan respetable.

Sospecho que hubo otra persona tras la mencionada difamación que se llama Camilo Salazar Flores y de quien no quiero dar ainguna otra referencia por respeto a su familia.

Juan Camilo Aljure Amaya dijo...

Junio 11 de 2010

Por otra parte también es verdad que desconozco los remitentes de la mayoría de mensajes que se encuentran en esta sección de comentarios.

Juan Camilo Aljure Amaya dijo...

Junio 11 de 2010

Por otra parte y es en definitiva el mí último mensaje, quiero complementar a Belem el comentario que le repliqué:

Creo que cualquiera puede sentirse molesto por las afirmaciones de Nietzsche hacía las mujeres y eso es algo que no me atrevería a discutir. La sociedad es la que nos obliga a correr en desventaja, lo que es fundamental en todo esto es apreciar el inmenso valor hermenéutico de libros como humano demasiado humano y genealogía de la moral así como de la temible gaya scienza. He descubierto que en la filosofía de Nietzsche todo lo más terrible es en el fondo lo más hermoso y no precisamente por cuestiones estéticas sino por cuestiones morales, he descubierto también que como todo texto filosofíco NO se debe leer textualmente pues terminaríamos por no entender nada.

Tampoco es acertado creer historias acomodadas literiamente a la manera de un gran cuento acerca de que Nietzsche leía compulsivamente. Lo único que sabemos con certeza es que posiblemente tomaba ideas restadas de libros diversos, no escogidos lo cual era apenas propio de un filólogo-poeta de su clase y que es precisamente contrario a los filólogos perfectos a los que él tanto reprochaba la falta de dignidad en su estilo.

Para eso hay que ser un gran maestro como él y no un simple robador de ideas mal planteadas que escribe sin citas para alcanzar al autor que crítica e inventa literariamente.

Yo te prometo textos acerca del gran valor literario filosófico que todas sus afirmaciones pero primero tendré que ponerme bien y cuidar mi vida y por supuesto que será en un espacio de manera diferente a este con maquinación virtual DISTINTA, todo engalanado para la fiesta, nada de elitismos ni de engaños soeces.
Pronto tendremos que aprender una metafísica que no hiera a la vida, pronto tendremos que liberarnos de la metafísica.

Por cierto, siento pena de ver como gobernantes Colombianos usan tan mal una palabra tan grande como "simbolismo" por favor nadie les preste atención cuando la usan porque no saben de lo que hablan.

Y esto último va para Rafael Bulla Pinto que elabora desde sus clases todo tipo de conspiraciones políticas. El Hecho de que Nietzsche haya siquiera sido tenido en cuanto por una ideología tan brutal como la nazi demuestra tanto que nos falta por aprender para que ese tipo de catostrofes no vuelvan a suceder.

Los metafísicos nos engañan y nos arruinan la vida.

Anónimo dijo...

http://1.bp.blogspot.com/_Gg0zUOxYQ9w/RiAbrBa-X7I/AAAAAAAAAGs/v9KoVSe_A6A/s320/smithers_strippers.gif

Anónimo dijo...

http://www.google.com.co/imgres?imgurl=http://simpsons-porn.cartoon-pussy.com/wp-content/uploads/2009/08/smithers-sucked-cock-montgomery-burns.jpg&imgrefurl=http://simpsons-porn.cartoon-pussy.com/page/9/&usg=__XKocBOOZE148UIJRXNuuUbYtwfc=&h=375&w=300&sz=47&hl=es&start=82&um=1&itbs=1&tbnid=vxxR8yeiU1WbGM:&tbnh=122&tbnw=98&prev=/images%3Fq%3Dsmithers%26start%3D80%26um%3D1%26hl%3Des%26safe%3Doff%26client%3Dopera%26sa%3DN%26rls%3Des-ES%26ndsp%3D20%26tbs%3Disch:1

Anónimo dijo...

http://simpsons-porn.cartoon-pussy.com/wp-content/uploads/2009/08/smithers-sucked-cock-montgomery-burns.jpg

Anónimo dijo...

http://www.radiomundial.com.ve/yvke/files/img_noticia/t_burns_smithers_dance_495.gif

Juan Camilo Aljure dijo...

Julio 15 de 2010

Publico la dirección de mi propio blog: http://oradorinsanolibertinusblog.wordpress.com/author/oradorinsanolibertinusblog/

Hago mi última denuncia contra el sacerdote Mauricio Uribe Blanco de la universidad sergio arboledad en la que se desempeña como decano de la facultad de humanidades. Instigó a profesores, administrativos y alumnos para cometer ataques contra mí.

Desde mi blog estaré denunciando a estas personas y proporcionando pruebas e información que tengo en mi poder.

Nuevamente una denuncia contra Rafael Bulla Pinto que con sutileza insulta a sus estudiantes cuando le exponen posiciones distintas a las suyas.

Avala todo tipo de aberraciones en nombre de la iglesia católica y lejos de enseñar su materia se dedica a hacer adoctrinamiento filosófico en una llave con Liliana Irizar Rodriguez que insulta constantemente a sus compañeras de sexo y que en sus textos las promueve como las renovadoras de la sociedad.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Russell. Me parece que son proposiciones más subjetivas que objetivas. La contradicción con el súper hombre es obvia, pero el jamás afirmó selro, o me equivoco? Más bien es una contradicción con el Nihilismo...hablar tan apegado a la concepción común social está muy lejos del Nihilismo, empezando porque no es una actitud crítica afirmar sobre características de mujeres u hombres cuando éstas no están ligadas necesariamente al sexo (como tener cromosomas XX o XY) aunque tengan alguna relación con ésta esencia biológica, están mucho más regidos por la sociedad y no son absolutos. Es estúpido e ignorante dar éste tipo de características que discriminan ya sea positiva o negativamente, tanto el machismo como el feminismo y cualquier otra actitud que discrimine por usualmente vanos estereotipos simplemente...no es útil.

Juan Camilo Aljure dijo...

Julio 19 de 2010

Me alegro de que por fin se responda con cordura, solicito que así como yo firmo mis entradas(que se quedaran aunque le molesten a una serie de payasos), los participantes restantes también las firmen.

En tanto a Rafael Bulla Pinto y otros personajes detestables, me encargaré gradualmente de ponerlos al descubierto y de contar detalladamente mi historia y mi version de los hechos hasta que patanes como estos que no sirven para nada y que no son mas que parasitos destructores de la humanidad queden en la miseria que les corresponde.

Mondhell dijo...

Qué valientes los escondidos bajo anónimos. Nietzsche es un claro resentido del sexo opuesto, pues lamentablemente conozco a un par y están en la misma situación. Que si la mujer es mala, que si nos gusta que nos sometan, que si somos pedantes, mentirosas....Uyuyuy, aquí huelo a un resentimiento por la pérdida del patriarcado.
Una mujer, con ovarios, nombre y apellidos.

Juan Camilo Aljure dijo...

Pues yo conozco muchas mujeres que son lo contrario a lo que tu dices y no por ello no son libres ni autonomas ni pierden su dignidad. Creo que no hay gente buena ni mala y que mentiroso, pedante puede ser cualquiera hasta los animales. Hasta el mismo Nietzsche no dice esas barbaridades de las mujeres lo que pasa es que muchos no lo han leido, no están informados y dicen barbaridades. No quiero discutir con nadie sino exigir la verdad ante una serie de injusticias.

Un caluroso saludo Mondhell.

Camilo dijo...

Solicito una disculpa por los comentarios lesivos contra rafael bulla pinto, liliana irizar y en general contra las personas que pertencen a la universidad "sergio arboleda".

Tengo por principiho el no hacer venganza y el no hacer retaliaciones y pienso apegarme fuertemente a mis principios.

Deseo de todo corazon, de toda sinceridad, el mejor de los porvenires para la universidad "sergio arboleda" para Rafael Bulla Pinto y en general para todas las personas que hacen parte de esa institución.

Un saludo fraternal y venturoso porvenir para el adminastrador del blog y para todos en general.

Las explicaciones sobre los hechos las daré con mucho gusto en su debido momento y lejos de acusar a ninguna persona, no tengo idea de quien pudo haberlo escrito.

Anónimo dijo...

Firmado por Juan Camilo Aljure Amaya

un saludo fraternal y un venturoso porvenir para todos.

Anónimo dijo...

José María Llanas Aguilaniedo fue autor de tres novelas y de la más temprana sistematización de la estética de la modernidad1. Su primera obra, Del jardín del amor, dedicada «a la clarísima memoria del crítico Leopoldo Alas (Clarín)», testimonia el magisterio ejercido por el ilustre escritor asturiano, quien en El Imparcial había saludado elogiosamente la Estética de Llanas Aguilaniedo2. La influencia sobrepasa con creces la admiración y el respeto: deriva fundamentalmente del espíritu que inspira la gran novela clariniana y, en especial, del trazado de su personaje central, Ana Ozores, cuyas fibras interiores poseen una filigrana espiritual extremadamente moderna. De ahí que María de los Ángeles Pacheco sea en cierto modo una réplica de Ana Ozores, asediada también como aquélla por un medio social adverso que, no obstante, en Del jardín del amor permanece en segundo plano, implícito y difuminado.

En la creación de estos dos grandes caracteres femeninos -y sin caer en las servidumbres del autobiografismo- debe señalarse también una cierta motivación autobiográfica común. Para Leopoldo Alas (1889, pág. 128), hay que amar a los personajes, transformarse en ellos y entrar en su interior. Lo que parte de la crítica contemporánea consideró proyección del espíritu de Clarín (Beser 1968; Tintaré 1987) puede aplicarse del mismo modo a Llanas Aguilaniedo, a la luz de la atormentada vida que, casi en la flor de la juventud, desembocó en la locura. Todos los personajes que pueblan sus novelas estarán dotados de una hipersensibilidad que limita con lo irracional.

Por otra parte, ambos novelistas construyen sus obras en torno al epicentro sísmico de un personaje (Beser, 1968, pág. 248). Para Clarín (1899, pág. 128), el novelista ha de crear almas. Su contemporáneo F. Heras lo presenta en 1895 como un psicólogo de la pasión, en términos muy parecidos a los que utiliza J. Soler (Tintaré, págs. 238 y 251-252) para saludar la aparición de La Regenta. No otra cosa es Del jardín del amor que la historia de un alma torturada, la de María de los Ángeles Pacheco, sumida en un «sáfico y platónico enamoramiento». Como la de Ana Ozores, su consistencia de heroína no es sólo fisiología ni sólo espíritu: es también un conjunto de deseos vagos, de aspiraciones más o menos trascendentes, incluso de sentimientos sin nombre (Lissorgues, 1987, pág. 21). Lo esencial humano en Ana, lo que trasciende al personaje y que, desde luego, es tanto de Clarín como puede serlo de cualquier hombre, es la búsqueda de una imposible unidad del ser, la aspiración a una plenitud que rebasa los límites tanto de la materia como del espíritu. Más allá del engaño de los sentidos, más allá de los extravíos románticos, más allá de la búsqueda mística equivocada (imitar el misticismo de Santa Teresa o de San Juan de la Cruz no es misticismo, las mediaciones, en tal caso, sólo desembocan en ilusiones) lo que busca Ana es algo que trascienda su existencia sin apoyo moral o afectivo (sin hijo), solitaria, escindida. Su vida desde la infancia hasta la caída es un camino de perfección, tan imperfecto como puede serlo la vida. Camino que se pierde, por afán de absoluto, en las nebulosas de la imaginación, que va, por desesperación, hacia las suertes de la locura...

Anónimo dijo...

Este diagnóstico puede servir para caracterizar a ambas heroínas. Las separa, en cambio, la mayor liberación de María de los Ángeles Pacheco respecto a los postulados naturalistas. Si los ensueños y accesos místicos de Ana están en estrecha relación con la debilidad de su cuerpo y su exaltación interior obedece a los impulsos de un espíritu que, debido a su deficiente educación, no está bien dominado por la conciencia, en el caso de María de los Ángeles se derivan de su condición de mujer superior, «hipermoderna», refinada espiritualmente en extremo. El punto de conflicto entre ambas lo señala de nuevo Lissorgues al hacer referencia a las concepciones un tanto puritanas del creador de La Regenta, para quien la conciencia debía ejercer siempre un papel vigilante, ya que, sin este manto protector, se llega al relajamiento del pensamiento y la voluntad, lo que lleva a Ana a una religión de los sentidos. El sensualismo religioso (y su consecuencia, el amoroso) son, para Alas, en el mejor de los casos, una impureza, algo demasiado ligado a la «quintaesencia» de los sentidos. Por otra parte, este sentir vuelto del todo sobre sí mismo es un sentir egoísta -mejor egotista- que puede hacer caer a quien lo experimenta en la atrevida impresión de que es un ser superior (Lissorgues, pág. 26).

Parecidas acusaciones habría podido lanzar el viejo maestro sobre la figura de María de los Ángeles, heroína de una nueva época, aunque no tan distante de la factura de Ana, ya que la modernidad de esta última -puesta de relieve en varios estudios (Valis, 1983; Gullón, 1983; Sánchez, 1987)-, estriba en que sufre los condicionamientos de la novela naturalista, pero, a la vez, se escapa de ellos. Quizá porque Clarín concebía la novela como una «anatomía espiritual» que la hacía superior al teatro (Alas, 1892, pág. 297), había concedido a su personaje esa libertad que luego hará suya plenamente María de los Ángeles Pacheco.

María de los Ángeles encarna una de la modalidades de la heroína modernista. Si el héroe, que recoge la herencia romántica «genio», «mártir», «sacerdote» o «visionario» sin perder su dimensión aristocrática se enfrenta al mundo y pugna por definirse a sí mismo y concederse un programa de vida (Blasco Pascual, 1986, págs. 389-402), su correlato femenino también se nutre de perdurables esencias románticas. Su evolución a través del naturalismo -escuela a la que le interesa más lo fisiológico que lo psicológico- generará un tipo de mujer patológico y anómalo. Madame Bovary, Ana Karenina, Effi Briest y Ana Ozores, heroínas estudiadas por Biruté Ciplijauskaité, «sufren de los nervios»: un sufrimiento que adquiere las proporciones de tristeza e incluso de locura al final (Ciplijauskaité, 1984, pág. 46). Carencias básicas que proceden en especial del «bovarysmo» más el «ozorismo» son la necesidad de afecto, dado y recibido y, en definitiva, su frustración como mujer (Mora, 1989, págs. 88 y ss.).

Esta herencia naturalista se prolongará en el fin de siglo favorecida por los avances científicos y la moda de la sociología criminal. Lily Litvak ha estudiado, a propósito de la contribución azoriniana, la influencia de estas corrientes en la creación literaria, desde novelas como La piedra angular de Emilia Pardo Bazán a La lucha por la vida de Baroja. La sociología criminal, supone, en cierto modo, reavivar los presupuestos naturalistas en cuanto a herencia y condicionamiento del medio y de la fisiología, que ayudan a explicar los casos degenerados o patológicos. No es ajeno a estos planteamiento Max Nordau, con sus aplicaciones al arte y a la literatura. Desde este «cientifismo» de las anomalías en las conductas no era difícil pasar al estudio de las enfermedades del alma o de la voluntad, punto en que confluyen las ciencias experimentales con las tendencias filosóficas antipositivistas3.

Anónimo dijo...

Pero este modelo de belleza exterior coexiste con otro, cuyos encantos los proporciona la belleza espiritual de un alma inquietante, perversa, atormentada y misteriosa. Villiers de l'Isle Adam se había planteado la forma de complementar estas dos mujeres ideales. La Eva futura, surgida del laboratorio del «brujo» Thomas A. Edison constituye un revolucionario experimento de dotar de alma a una Alicia Clary afeada interiormente por un espíritu vulgar. La Hadaly que se reencarna en su espléndido cuerpo resulta una efímera ilusión que, pese a los desesperados esfuerzos de Lord Ewald, perece en el naufragio de todos los empeños irrealizables (De l'Isle Adam, 1885).

Los dos ideales de feminidad atraviesan el fin de siglo, pero es esa desconcertante complejidad psicológica la que ejerce un mayor poder de seducción. A menudo desdoblada en virgen y prostituta, en la Eva y en la María de los prerrafaelitas, la mujer es objeto de una atención cada vez más constante en la literatura, y en particular en las novelas, que, con frecuencia, tienen como título un nombre de mujer (Cerdá i Surroca, 1981).

En este protagonismo tiene mucho que ver los movimientos finiseculares de liberación de la mujer. En este sentido, la atención prestada por la Iglesia católica, que en 1854 proclama el dogma de la Inmaculada Concepción, es todo un síntoma del signo de los tiempos (Roldán Ruiz y Valenzuela Jiménez, 1987, pág. 442; Freixa, 1984, págs. 119-138), cuando no un intento de apropiación religiosa de la naciente «cuestión de la mujer». Aunque en España tienen lugar con un cierto retraso histórico, escritoras como Concepción Arenal, Emilia Pardo Bazán o Carmen de Burgos denuncian desde distintas posiciones la postergación social y exigen igualdad de derechos con el hombre. Tampoco son ajenos a estas corrientes los principios de la filosofía krausista, respetuosa con su dignidad e impulsora de la coeducación y preparación para otros oficios diferentes de la enseñanza. En estos momentos cruciales para la historia del feminismo, Llanas -que llegó a simpatizar con el krausismo, como lo demuestran sus colaboraciones en la Revista de la Institución Libre de Enseñanza (Llanas Aguilaniedo, 1902b y 1903b; Esteban Mateo, 1978)-, es sensible a algunos de sus planteamientos. Como concluye su artículo «La Eva futura»:

la mujer por su parte mirará cada vez con menos simpatía a un orgulloso -cuando no un tirano- que aprovecha cuantas ocasiones se le presentan para humillarla, tratándola desdeñosamente desde lo alto de su torre dorada, y en el cual tampoco hallará interés, pues ni el talento y erudición, ni otras prerrogativas de la masculina raza, satisfarán jamás a la mujer como un poco del sentimiento de la vida que ella perpetúa y conserva.

(Llanas Aguilaniedo, 1901, pág. 7)




María de los Ángeles Pacheco ejemplifica este modelo finisecular de mujer libre e intelectualmente superior. En su espíritu brillan los destellos del superhombre nietzscheano. Si bien las ideas de Nietzsche sobre la emancipación de la mujer ilustran la actitud negativa general en su tiempo, con poco esfuerzo podrían espigarse -por ejemplo, del capítulo VII del El viajero y su sombra, aunque con reservas relativas a las capacidades y complejidad del carácter femenino4-, opiniones más favorables. Con todo, no es difícil que, en su consideración genérica, la bandera del «hombre superior» arrope también a la mujer, a la que el propio Nietzsche considera como un cerebro lúcido, complejo y ansioso de superación. La recepción de Nietzsche en España -que Gonzalo Sobejano ha documentado a partir de 1893-, confluye con la de otros grandes maestros del momento (Maeterlink, Ibsen, etc). Por muy diferentes que sean sus creaciones, apunta en ellos como rasgo coincidente el trazado de unos caracteres que sobresalen de la vulgaridad colectiva. La Nora ibseniana es una de las máximas realizaciones de este aristocratismo irrepetible, encarnado con valor añadido y ejemplar en un personaje femenino.

Anónimo dijo...

Alma contemporánea. Estudio de estética (1989) es uno de los testimonios más tempranos de la presencia de Nietzsche en España (Sobejano, 1967, págs. 65-66). La lectura que del autor de Así habló Zaratustra realiza el oscense sigue en líneas generales la mediación hermenéutica que Joan Maragall y Pompeyo Gener habían realizado en sus fragmentarias traducciones de Així va parlar Zarathustra. Frente a los «castellanos», que pusieron el énfasis en el disolvente anarquismo del filósofo, los catalanes se fijan en el «hombre superior», aristócrata de alma y de cuerpo frente a los débiles y decadentes (Sobejano, 1967, págs. 38-40).

Profundamente nietzscheana es María de los Ángeles Pacheco. El medio, lejos de determinar su comportamiento, es solamente un degradado marco de contraste frente al que surge el torrente emocional al margen de normas y convenciones. Su diario es la crónica de un amor físico e intelectual que, de acuerdo con Felipe Trigo, si se desarrollase en libertad podría llegar a una Armonía completa5.

Es el aristocratismo de un ser superior y de sus selectas manifestaciones espirituales que cobra vida literaria en los personajes dannunzianos.

Gabrielle D'Annunzio goza de gran popularidad en la España finisecular. Todos los testimonios recogidos por Sobejano reflejan la consideración del italiano como discípulo y difusor de Nietzsche, ya que su esteticismo se interpretaba como la versión artística de la ecuación nietzscheana vida-fuerza6. Como ha estudiado Bugliani, la presencia de D'Annunzio es muy compleja y difusa. Entre sus diversas manifestaciones, que van desde lo superficial a lo satánico, el modernismo peninsular muestra predilección por un esteticismo cerebral, un refinamiento en el lenguaje y un aristocrático desprecio por todos los aspectos de la vida corriente, por los principios y los ideales tradicionales7. El refinamiento, la neurosis, la voluptuosidad espiritual de los seres que pueblan obras como la influyente Cittá morta contaminan las páginas de muchas novelas contemporáneas.

María de los Ángeles es de las mujeres que, como la Madame Roche de La ciudad en la niebla, dividen a la humanidad en dos partes: la constituida por bellas señoras intelectuales y hombres de talento y la de la gente vulgar y ordinaria.

Quizás sea en Pityusa (Llanas Aguilaniedo, 1908) donde se dan cita todas las características del italiano: el paganismo de una naturaleza salvaje, la posesión y el dominio hasta el sadismo o una moral que abarca desde la inocencia hasta la perversión. A la altura de 1908, D'Annunzio se ha convertido en una obsesión para los personajes de Llanas Aguilaniedo, hasta el punto de que hace pensar a Pityusa:

¡Cómo y dónde se hallaría D'Annunzio!

Sin duda viviendo la existencia de luz que reflejaba en las pomposas páginas. Antiguas ciudades, radiantes aún con la ceniza de riquezas pretéritas; monumentos, tesoros de arte acumulados por la labor de las generaciones; cuanto bello y heroico había entrevisto al estímulo de aquella genialidad fastuosa y desbordante, volaba en su cerebro, inflamándole las sienes, haciendo correr y serpear por sus venas fuego líquido.

¡Oh, sí! Era aquélla su musa, su inspiración, el genio amigo. Convencería a su hombre, escribiría ella también; la incomparable esencia hormigueaba y se difundía bajo su frente. ¡A cualquier precio sentirla, sufrir y gozar con sus amores, quemarse en su llama con la sublime inspiración del que juega a conciencia su vida en cada instante!

Anónimo dijo...

mente a su casa.
3. Transcurridos tres meses, el hijo se estremecía en el vientre de su madre. Y AnY su madre, levantándola en sus brazos, y haciéndole caricias, exclamó: ¡Oh tú, María, santa madre de las vírgenes, raíz de hermoso crecimiento, rama desible guardarla

Anónimo dijo...

EVANGELIO DE LOS EGIPCIOS
Introducción
El libro sR MACHAR

Entonces se mani[festó] un [Pre]pensamiento en un silencio y un [silen]cio vi[viente de]l Espíritu [y un]a Palabra [del] Padre y [una] luz. Ella [... los cinco] 59sellos que el [Padre emi]tió desde su seno. Atra[vesó] los eones todos que anterior[mente] he dicho. Y estableció tronos de gloria y miríadas de ángeles [innu]merables [que le] rodean, [pode]res [y] glorias [inco]rruptibles, que [cantan] y glorifican alabando todos con una [vo]z [úni]ca, con un acorde, [con una vo]z y que nunca callan [...] [... a]l Pa[dr]e y a la [Madre y al Hi]jo [...] [y los Ple]rom[as todos] que an[teriormente] he mencionado que es [el gran] Cristo, que (es) a partir de un [Silencio, el que] es el Infante in[co]rrup[tible] TELMAEL TELMACH[A]EL [ELI EL]I MACHAR MACHAR [SETH el] poder [que] vive verda[deramente de ver]dad, y [el va]rón [vir]gen que está con [él, Y]ouel, [y Es]efec, [el] resplandeciente, el Hij[o] del Hijo [y la co]rona de su gloria [...] de los cin[co se]llos, [el Ple]roma que he men[cionado] anteriormente.
Manifestación de la Palabra
60 Entonces [lle]gó la gran [Palabra] autoengendrada viviente, [el D]ios verdadero, la na[turaleza] ingénita, aquel cuyo nombre os diré: [...]AIA[...] THAOTHOSTH[...] que e[s el] Hijo del [gran] Cristo, que es el Hijo [del] Silenci[o in]decible [que] llegó a ser desde el gran [in[visible] e incorruptible [espíritu]. El [Hijo del Silencio y [en Si]lencio se manifestó [línea 14 ilegible] [... in]visible [...] [...] [hom]bre [y los] tesoros [de] su gloria. [Entonces] se manifestó en el [...] revelado [...]. Y estableció los cuatro [eones]. Con una Palabra los estableció.
La alabanza de la Palabra
Dio una [alabanza] al gran [in]visible Espíritu vir[gi]nal. [El Silencio] del [Pad]re en un silen[cio del] Silencio vi[viente si]lenc[ioso], [el lu]gar en donde el hombre [...] permanece [...] [...] a través de [...] [continúa NHC III]:
La plasmación y origen de Adamas
49 [... se manifestó en este lugar] la nu[be de la] gran luz, la potencia [v]iviente, la Madre de las incorruptibilidades santas, el gran poder, la Mirotoe, y engendró a aquel que nombro su nombre cuando digo: IEN [I]EN EA EA EA, tres veces. Porque este Adamas es la luz resplandeciente que existe desde el Hombre, el pri[me]r Hombre, por cuyo medio todo existe y por el que todo es (y) sin el que nada existe. Emitió el Padre inconcebible, incomprensible. Él descendió de lo alto para suprimir la deficiencia.

Anónimo dijo...

25 Ya Antoine Meillet, el más ilustre de los secuaces de Saussure, declaro al reseñar
el Cours (Bull. Sor. Ling. Pans, 1916. XX, pag. 35) que la doctrina saussureana, ceñidaexclusivamente al aspecto sistemático de la lengua, era demasiado abstracta, sin la necesaria
atención a la realidad humana e histórica en que la lengua nada y vive. En su obra,
larga y magistral, el saussureano Meillet no cayó en tal descarriamiento; lo salvó la tradiciónde su otro gran maestro, Gaston Paris, para quien la historia de una lengua era inseparablede la historia de la civilización de sus hablantes.



Amado Alonso

hacia dónde rectificado el mismo Saussure si la muerte le hubiera dado el
tiempo que su conciencia tan escrupulosa requería, si él mismo hubiera
por lo menos escrito su libro! Y sobre todo, si, escrito por él y publicado,
hubiera tenido ocasión de participar en las pruebas y contrastaciones a
que la crítica ha ido sometiendo sus doctrinas. Casi al mismo Saussure
podemos acreditar todas las superaciones de sus teorías aquí apuntadas:
la nueva fonología, aunque explícitamente negada en el Curso, está en él
implícitamente postulada; y sus tres más devotos discípulos patrocinan
las otras rectificaciones: Meillet, vivificando la historia lingüística con la
historia de la civilización; Bally, insuflando la vida real, individual y social,
en el funcionamiento del sistema 26, y Sechehaye, reconociendo que la
irreducción de las antinomias se salva centrando la lingüística en la omnipresente
«habla» y no en la «lengua».

Para mejor, las prolongaciones y rectificaciones de las ideas de Saussure
no han dañado lo más mínimo a la eficacia de sus métodos científicos,
tan magistralmente elaborados. Las distinciones que Saussure vio en el
fenómeno del lenguaje y en la ciencia que lo estudia siguen siendo las
que nosotros discernimos, y los métodos que él propuso siguen siendo
los más rigurosos, si bien no los únicos. Sólo en los extremos, en los puntos
de contacto de sus antinomias, la prueba crítica lo ha desmentido: lo
que él pensó que eran cosas diferentes se comprueba tan sólo como aspectos
diferentes de un objeto unitario. Sólo la jerarquización de esos
aspectos, no su existencia, ha tenido que ser rectificada. Y con esta colaboración

Anónimo dijo...

de muchos, el libro del insigne maestro de Ginebra, que ya nació
como obra de varios, multiplica sus virtudes originarias: la de fecundar el
pensamiento lingüístico en las teorizaciones y la de proporcionar los
métodos adecuados para la investigación particular.

AMADO ALONSO

26 Charles Bally tituló elocuentemente su libro más famoso El lenguaje y la vida
(Ginebra, 1925, 1935; Buenos Aires, Losada, 1941).



CURSO DE LINGÜÍSTICA GENERAL




PREFACIO A LA PRIMERA EDICIÓN FRANCESA


Muy a menudo oímos a Ferdinand de Saussure deplorar la insuficiencia de los
principios y de los métodos que caracterizaban a la lingüística en cuyo ambiente había
crecido su genio, y toda su vida buscó obstinadamente las leyes directrices que
pudieran orientar su pensamiento a través de ese caos. Pero hasta 1906, al suceder a
Joseph Wertheimer en la Universidad de Ginebra, no pudo dar a conocer las ideas
personales que había madurado durante tantos años. El maestro dio tres cursos sobre
lingüística general en 1906-1907, 1908-1909 y 1910-1911, si bien las necesidades del
programa le obligaron a consagrar la mitad de cada curso a exponer cuestiones
relativas a la historia y descripción de las lenguas indoeuropeas, con lo cual resultó
singularmente reducida la parte esencial de su tema.

Todos cuantos tuvieron el privilegio de seguir tan fecunda enseñanza lamentaron
que de aquellos cursos no saliera un libro. Después de la muerte del maestro,
esperábamos hallar en sus manuscritos, obsequiosamente puestos a nuestra
disposición por Mme. de Saussure, la imagen fiel o por lo menos suficiente de aquellas
lecciones geniales, y entreveíamos la posibilidad de una publicación fundada sobre un
simple ajustamiento de las notas personales de Ferdinand de Saussure combinadas
con las notas de los estudiantes. Grande fue nuestra decepción: no encontramos nada o
casi nada que correspondiera a los cuadernos de sus discípulos. ¡Ferdinand de
Saussure iba destruyendo los borradores provisionales donde trazaba día a día el
esquema de su exposición! Los cajones de su escritorio no nos proporcionaron más
que esbozos muy viejos, no sin valor, desde luego, pero imposibles de utilizar y de
combinar con la materia de aquellos tres cursos.

Este resultado nos decepcionó más aún porque obligaciones profesionales nos
habían impedido casi del todo aprovechar personalmente estas sus últimas
enseñanzas, que señalaban en la carrera de Ferdinand de Saussure una etapa tan
brillante como aquella otra, ya tan lejana, en que había aparecido su Mémoire sur
les voyelles.

Anónimo dijo...

resultado nos decepcionó más aún porque obligaciones profesionales nos
habían impedido casi del todo aprovechar personalmente estas sus últimas
enseñanzas, que señalaban en la carrera de Ferdinand de Saussure una etapa tan
brillante como aquella otra, ya tan lejana, en que había aparecido su Mémoire sur
les voyelles.

Léopold Gautier, Paul Regard y Albert Ried-linger; para el tercero, el más importante,
la señora de Albert Sechehaye



Prefacio a la primera edición francesa

y los señores George Dégailler y Francis Joseph. Al señor Louis
Brütsch debemos notas sobre un punto especial. Todos se han ganado
nuestra sincera gratitud. Expresamos también nuestro más vivo agrade
cimiento al señor Jules Ronjat, el eminente romanista, que ha consentido
en revisar el manuscrito antes de su impresión, y cuyos consejos nos
han resultado muy valiosos.

¿Qué es lo que iríamos a hacer con ese material? Ante todo, se requería
un trabajo crítico previo: en cada curso y en cada detalle del curso
había que comparar todas las versiones para llegar hasta el pensamiento,
del cual no teníamos más que unos ecos, a veces discordantes. Para
los dos primeros cursos hemos recurrido a la colaboración del señor Albert
Riedlinger, uno de los discípulos que con mayor interés siguieron el
pensamiento del maestro; su trabajo sobre esta parte nos ha resultado
muy útil. Para el curso tercero, uno de nosotros, Albert Schehaye, ha
hecho el mismo trabajo minucioso de cotejo y de ajustamiento.

Pero ¿y luego? La forma de la enseñanza oral, a menudo contradictoria
con la del libro, nos deparaba las más grandes dificultades. Y
además Ferdinand de Saussure era uno de esos hombres que se renuevan
sin cesar; su pensamiento evolucionaba en todas direcciones sin caer por
eso en contradicción consigo mismo. Publicarlo todo en su forma original,
era imposible: las repeticiones, inevitables en una exposición libre,
los encabalgamientos, las formulaciones variables, habrían dado a tal
publicación un aspecto heteróclito. Limitarse a un curso —pero ¿a
cuál?— era despojar al libro de todas las riquezas desparramadas abundantemente
en los otros dos; aun el tercero, el más definitivo, no habría
podido por sí solo dar una idea completa de las teorías y de los métodos
de Ferdinand de Saussure.

Anónimo dijo...

resultado nos decepcionó más aún porque obligaciones profesionales nos
habían impedido casi del todo aprovechar personalmente estas sus últimas
enseñanzas, que señalaban en la carrera de Ferdinand de Saussure una etapa tan
brillante como aquella otra, ya tan lejana, en que había aparecido su Mémoire sur
les voyelles.

Léopold Gautier, Paul Regard y Albert Ried-linger; para el tercero, el más importante,
la señora de Albert Sechehaye



Prefacio a la primera edición francesa

y los señores George Dégailler y Francis Joseph. Al señor Louis
Brütsch debemos notas sobre un punto especial. Todos se han ganado
nuestra sincera gratitud. Expresamos también nuestro más vivo agrade
cimiento al señor Jules Ronjat, el eminente romanista, que ha consentido
en revisar el manuscrito antes de su impresión, y cuyos consejos nos
han resultado muy valiosos.

¿Qué es lo que iríamos a hacer con ese material? Ante todo, se requería
un trabajo crítico previo: en cada curso y en cada detalle del curso
había que comparar todas las versiones para llegar hasta el pensamiento,
del cual no teníamos más que unos ecos, a veces discordantes. Para
los dos primeros cursos hemos recurrido a la colaboración del señor Albert
Riedlinger, uno de los discípulos que con mayor interés siguieron el
pensamiento del maestro; su trabajo sobre esta parte nos ha resultado
muy útil. Para el curso tercero, uno de nosotros, Albert Schehaye, ha
hecho el mismo trabajo minucioso de cotejo y de ajustamiento.

Pero ¿y luego? La forma de la enseñanza oral, a menudo contradictoria
con la del libro, nos deparaba las más grandes dificultades. Y
además Ferdinand de Saussure era uno de esos hombres que se renuevan
sin cesar; su pensamiento evolucionaba en todas direcciones sin caer por
eso en contradicción consigo mismo. Publicarlo todo en su forma original,
era imposible: las repeticiones, inevitables en una exposición libre,
los encabalgamientos, las formulaciones variables, habrían dado a tal
publicación un aspecto heteróclito. Limitarse a un curso —pero ¿a
cuál?— era despojar al libro de todas las riquezas desparramadas abundantemente
en los otros dos; aun el tercero, el más definitivo, no habría
podido por sí solo dar una idea completa de las teorías y de los métodos
de Ferdinand de Saussure.

Anónimo dijo...

.

Tenemos conciencia de todo la responsabilidad que asumimos ante
la recreación, tanto más difícil cuanto que tenía que ser enteramente
objetiva. En cada punto, calando hasta el fondo de cada
pensamiento particular, teníamos que esforzarnos por verlo, a la luz del
sistema entero, en su forma definitiva, podado de las variaciones y de las
fluctuaciones inherentes a las lecciones orales; luego, encajarlo en su
medio natural, presentando todas sus partes e» un orden conforme con



Prefacio a la primera edición francesa

la intención del autor, hasta cuando esa intención se adivinara más que
se manifestara.

De ese trabajo de asimilación y de reconstrucción ha nacido el libro
que, no sin aprensión, presentamos al público profesional y a todos los
amigos de la lingüistica.

Nuestra idea orientadora ha sido la de trazar una obra orgánica sin
prescindir de nada que pudiera contribuir a la impresión de conjunto.
Pero quizá por eso precisamente hayamos incurrido en doble motivo de
crítica. Primero se nos puede decir que este «conjunto" es incompleto: la
enseñanza del maestro no tuvo nunca la pretensión de encarar todas las
paries de la lingüistica, ni de proyectar sobre todas una luz igualmente
viva; materialmente, ni siquiera lo podía. Su preocupación era, por otra
parte, muy diferente. Guiado por algunos principios fundamentales,
personales, que se encuentran por todas partes en su obra y que forman la
trama de este tejido tan sólido como variado, el maestro trabaja en profundidad
y no se extiende por la superficie más que donde sus principios
hallan aplicación especialmente patente, o donde topan con alguna teoría
que los podría comprometer.

Asi se explica que ciertas disciplinas estén apenas desfloradas; la
semántica, por ejemplo. No tenemos la impresión de que estas lagunas
dañen a la arquitectura general. La ausencia de una «lingüística del
habla» es más sensible. Prometido a los oyentes del tercer curso, tal estudio
habría tenido sin duda puesto de honor en los cursos siguientes.
Demasiado sabemos la causa de que esa promesa no se haya cumplido.
Nosotros nos hemos limitado a recoger y a poner en su sitio natural las
indicaciones fugitivas de ese programa apenas esbozado; no hemos podido
ir más lejos.

Inversamente, se nos reprochará quizá el haber reproducido desarrollos
referentes a puntos ya adquiridos antes de Ferdinand de Saussure.
No todo puede ser nuevo en exposición tan vasta. Pero si principios
ya conocidos son necesarios para la comprensión del conjunto ¿se nos
reprochará el no haberlos suprimido? Así el capítulo de los cambios fonéticos
contiene cosas ya dichas, y quizá de manera más definitiva; pero,
fuera de que esa parie encierra muchos detalles originales y preciosos,
una lectura, aun superficial, mostrará lo que implicaría su supresión,
por contraste, para la comprensión de los principios sob

Anónimo dijo...

con nadie. ¿Sabrá la crítica distinguir entre el maestro y
sus intérpretes? Nosotros le agradeceríamos que dirigiera sobre nuestra



Prefacio a la segunda y tercera edición

participación los golpes con que sería injusto agobiar una memoria que
nos es amada.

Ginebra, julio 1915.

CHARLES BALLY y ALBERT SECHEHAYE.

PREFACIO
A LA SEGUNDA EDICIÓN

Esta segunda edición no introduce cambio alguno esencial en el texto
de la, primera. Los editores se han limitado a modificaciones de detalle,
destinadas a hacer más clara la redacción y más precisa en
algunos puntos.

CH. B. y A. S.

PREFACIO
A LA TERCERA EDICIÓN

Fuera de algunas correcciones de detalle, esta edición repite a la
anterior.

CH. B. yA. S.



INTRODUCCIÓN

CAPÍTULO I

OJEADA A LA HISTORIA DE LA LINGÜÍSTICA

La ciencia que se ha constituido en torno de los hechos de lengua
ha pasado por tres fases sucesivas antes de reconocer cuál es su verdadero
y único objeto.

Se comenzó por organizar lo que se llamaba la «gramática». Este
estudio, inaugurado por los griegos, continuado principalmente por los
franceses, está fundado en la lógica y desprovisto de toda visión científica
y desinteresada de la lengua misma; lo que la gramática se propone únicamente
es dar reglas para distinguir las formas correctas de las formas incorrectas;
es una disciplina normativa

Anónimo dijo...

itas;
es una disciplina normativa, muy alejada de la pura observación,
y su punto de vista es necesariamente estrecho.

Desadigma del latín genus
(genus, generis, genere, genera, generum, etc.) y el del griego genós (géneos,
génei, génea, geneón, etc.), estas series no dicen nada, ni tomadas
por separado ni comparadas entre sí. Pero otra cosa es en cuanto se les
añade la serie correspondiente del sánscrito (ganas, ganasi, ganassu,
ganasam, etc.). Basta con echar una mirada para percibir la relación
que existe entre los paradigmas griego y latino. Admitiendo provisional-
mente que ganas representa el estado primitivo, ya que eso ayuda a
la explicación, se saca en conclusión que en las formas griegas ha debido
desaparecer una s, géne(s)os, etc., cada vez que se encontraba entre dos
vocales. Y se deduce luego que, en las mismas condiciones, la s se vuelve r
en latín. Además, desde el punto de vista gramatical, el paradigma sánscrito
sirve para precisar la noción de radical, pues este elemento corresponde
a una unidad (ganas-) perfectamente

Anónimo dijo...

itas;
es una disciplina normativa, muy alejada de la pura observación,
y su punto de vista es necesariamente estrecho.

Desadigma del latín genus
(genus, generis, genere, genera, generum, etc.)ganas-) perfectamente


tan instructivo en este punto. Es verdad que en
otros aspectos ha conservado menos los caracteres del prototipo: así, su
vocalismo está completamente trastornado. Pero en general, los elementos
originarios que conserva el sánscrito ayudan a la investigación de
modo maravilloso, y el azar lo ha convertido en una lengua muy propia
para esclarecer a las otras en gran número de casos.

Desde el comienzo se ven surgir junto a Bopp otros lingüistas de calidad:
Jacob Grimm, el fundador de los estudios germánicos (su Gramática
alemana se publicó de 1822 a 1836); Pott, cuyas investigaciones etimológicas
pusieron en manos de los lingüistas una vasta suma de materiales;
Kuhn, cuyos trabajos se ocupaban a la vez de la lingüística y de la mitología
comparada; los indianistas Benfey y Aufrecht, etc.



De Bopp a Schleicher

Por fin, entre los últimos representantes de esta escuela, hay que
señalar muy especialmente a Max Müller, Georg Curtius y August Schleicher.
Todos tres, cada cual a su manera, hicieron mucho por los estudios
comparativos. Max Müller los popularizó con sus brillantes disertaciones
(Lecciones sobre la ciencia del lenguaje, 1861, en inglés); pero ciertamente
no pecó por exceso de conciencia. Curtius, filólogo distinguido,
conocido sobre todo por sus Principios de etimología griega (1879),
fue uno de los primeros en reconciliar la gramática comparada con la filología
clásica. La filología había seguido con desconfianza los progresos de
la nueva ciencia, y esa desconfianza se había hecho recíproca. Schleicher
fue, en fin, el primero que intentó codificar los resultados de las
investigaciones parciales. Su Compendio de gramática comparada de las
lenguas indogermánicas (1861) es una especie de sistematización de la
ciencia fundada por Bopp. Este libro, que prestó grandes servicios durante
largo tiempo, es el que mejor evoca la fisonomía de la escuela comparatista,
la cual en verdad constituye el primer período de la lingüística
indoeuropea.

Pero esta escuela, con haber tenido el mérito indisputable de abrir un
campo nuevo y fecundo, no llegó

Anónimo dijo...

itas;
es una disciplina normativa, muy alejada de la pura observación,
y su punto de vista es necesariamente estrecho.

Desadigma del latín genus
(genus, generis, genere, genera, generum, etc.)ganas-) perfectamente


tan instructivo en este punto. Es verdad que en
otros aspectos ha conservado menos los caracteres del prototipo: así, su
vocalismo está completamente trastornado. Pero en general, los elementos
originarios que conserva el sánscrito ayudan a la investigación de
modo maravilloso, y el azar lo ha convertido en una lengua muy propia
para esclarecer a las otras en gran número de casos.

Desde el comienzo se ven surgir junto a Bopp otros lingüistas de calidad:
Jacob Grimm, el fundador de los estudios germánicos (su Gramática
alemana se publicó de 1822 a 1836); Pott, cuyas investigaciones etimológicas
pusieron en manos de los lingüistas una vasta suma de materiales;
Kuhn, cuyos trabajos se ocupaban a la vez de la lingüística y de la mitología
comparada; los indianistas Benfey y Aufrecht, etc.



De Bopp a Schleicher

Por fin, entre los últimos representantes de esta escuela, hay que
señalar muy especialmente a Max Müller, Georg Curtius y August Schleicher.
Todos tres, cada cual a su manera, hicieron mucho por los estudios
comparativos. Max Müller los popularizó con sus brillantes disertaciones
(Lecciones sobre la ciencia del lenguaje, 1861, en inglés); pero ciertamente
no pecó por exceso de conciencia. Curtius, filólogo distinguido,
conocido sobre todo por sus Principios de etimología griega (1879),
fue uno de los primeros en reconciliar la gramática comparada con la filología
clásica. La filología había seguido con desconfianza los progresos de
la nueva ciencia, y esa desconfianza se había hecho recíproca. Schleicher
fue, en fin, el primero que intentó codificar los resultados de las
investigaciones parciales. Su Compendio de gramática comparada de las
lenguas indogermánicas (1861) es una especie de sistematización de la
ciencia fundada por Bopp. Este libro, que prestó grandes servicios durante
largo tiempo, es el que mejor evoca la fisonomía de la escuela comparatista,
la cual en verdad constituye el primer período de la lingüística
indoeuropea.

Pero esta escuela, con haber tenido el mérito indisputable de abrir un
campo nuevo y fecundo, no llegó

Juan Camilo Aljut dijo...

Finalmente para liliana irizar rodriguez: por supuesto que la mujer hace parte del animal electoral como lo hacemos todas las personas que nos podemos considerar honestas. En epocas de crisis social Nietzsche lo propusó.

Las únicas mujeres que deben ser dominadas son las que como ella tienen una mente criminal y están consumidas por una horrorosa doble moral. Por mujeres como ella hay hombres y mujeres que sufren: para pedagogos retrogrados como este remedo de profesora el hombre debe ser un medio; con el fin de dominarlo.

Espero que esta mujer tanto como el profesor rafael bulla pinto estén suficientemente controlados como en una sociedad civilizada se de controlar a los criminales.

Anónimo dijo...

Si quieres realizar mi totalidad en mi conciencia debo referirme a la inmensa, cómica, dolorosa convulsión de todos los hombres. Este movimiento va en todos los sentidos. Sin duda una acción sensata (que fuese en un sentido dado) atraviesa esta incoherencia, pero es ella justamente la que da a la humanidad de mi tiempo (como a la del pasado) su aspecto fragmentario. Si por un instante olvido tal sentido dado, veo más bien la suma shakespiriana tragicómica de los antojos, de las mentiras, de los dolores y de las risas; la conciencia de una totalidad inmanente amanece en mí, pero como un desgarramiento: la existencia completa se sitúa más allá de un sentido, es la presencia consciente del hombre en el mundo en tanto que es un sinsentido, al que lo le queda más remedio que ser lo que es, no pudiendo superarse, ni darse algún sentido por medio de la acción.

Tal conciencia de totalidad guarda relación con las dos formas opuestas de utilizar una expresión. Sinsentido es, habitualmente, una simple negación, se dice de un objeto que hay que suprimir. La intención que rechaza lo falto de sentido es de hecho la que rechaza el ser completo, y es por causa de tal rechazo por lo que no tenemos conciencia de la totalidad del ser en nosotros. Pero si yo digo sinsentido con la intención contraria de buscar un objeto libre de sentido, no niego nada, enuncio la afirmación en la que toda la vida se ilumina al fin en la conciencia.

Lo que se encamina hacia esa conciencia de unta totalidad, hacia esa total amistad del hombre por sí mismo, es considerado muy atinadamente como falto en el fondo de seriedad. Siguiendo este camino, me vuelvo irrisorio, adquiero la inconsistencia de todos los hombres (tomados en conjunto, aparte de lo que conduce a grandes cambios). No pretendo de esta forma dar cuenta de la enfermedad de Nietzsche ( a lo que parece, era de origen somático): de cualquier modo, es preciso decir que un primer movimiento hacia el hombre completo es la equivalente de la locura. Abandono el bien y abandono la razón (el sentido), abro bajo mis pies el abismo del que la actividad y los juicios que ella anuda me separaban. Como mínimo, la conciencia de la totalidad empieza por ser en mí desesperación y crisis. Si abandono las perspectivas de la acción, mi perfecta desnudez se me revela. Estoy en el mundo sin recursos, sin apoyo, me hundo. No hay más salida que una incoherencia sin fin en la que sólo mi suerte podrá guiarme.

Anónimo dijo...

La poesía se convierte en la salvación provisional de un pensar del mundo que se aparta de la metafísica, pero que, por el momento, es todavía pobre en palabras.

Al volver la vista atrás a los escritos de Nietzsche que hemos repasado y ver toda su fulgurante riqueza de espíritu y de experiencia vital, de intuición y de psicología sagacísima y de vivencias existenciales auténticas, puede parecer una simplificación inadmisible el que hayamos asentado su filosofía tan sólo en los cuatro temas fundamentales citados. Sin embargo, éstos constituyen, en su recíproca conexión y condicionamiento, la articulación esencial y básica del pensamiento de Nietzsche. Únicamente desde la muerte de Dios, es decir, desde el hundimiento del ultramundo idealista, se puede ver la voluntad de poder como estructura de la vida, y en la medida en que se piensa el tiempo como cauce de la voluntad de poder, puede aparecer el eterno retorno, y con ello, el superhombre, como el hombre que existe implantado en la verdad trágica. Nietzsche expone sus doctrinas fundamentales en una contraposición intencionada y explícita a la tradición, lucha contra la metafísica de Occidente. Mas ¿encuentra realmente un nuevo fundamento o, en su lucha contra la metafísica, permanece dependiente de ésta? Esta alternativa está planteada de un modo demasiado sencillo. El dominio de la metafísica vigente hasta ahora no se ha roto todavía con el mero repudiarla; tampoco aquí están libres todos los que se burlan de sus cadenas. El salirse del cauce de la metafísica no es sólo un nuevo método o un nuevo modo de pensar, algo que el hombre pudiera realizar por sí mismo, sino que es, de manera mucho más originaria, un acontecimiento que cae sobre el hombre, un destino que se precipita sobre él. En Ecce homo encontró Nietzsche el lenguaje de su conciencia de este destino.

Anónimo dijo...

“Negamos a Dios, negamos la responsabilidad de Dios; solamente así liberaremos al mundo”. Con Nietzsche, el nihilismo parece hacerse profético. Pero no se puede sacar de Nietzsche sino la crueldad baja y mediocre que él odiaba con todas sus fuerzas, mientras no se ponga en el primer plano de su obra, mucho antes que al profeta, al clínico. El carácter provisional, metódico, estratégico, en una palabra, de su pensamiento, no puede ser puesto en duda. En él el nihilismo, por primera vez, se hace conciente. Los cirujanos tienen en común con los profetas que piensan y operan en función del porvenir. Nietzsche no pensó nunca sino en función de un apocalipsis futuro, no para ensalzarlo, pues adivinaba el aspecto sórdido y calculador que ese apocalipsis tomaría al final, sino para evitarlo y trasformarlo en renacimiento. Reconoció el nihilismo y lo examinó como un hecho clínico. Se decía el primer nihilista cabal de Europa. No por gusto, sino por disposición, y porque era demasiado grande para rechazar la herencia de su época. Diagnosticó en sí mismo y en los otros la imposibilidad de creer y la desaparición del fundamento primitivo de toda su fe, es decir, la creencia en la vida. El “¿se puede vivir en rebelión?” se convierte en el “¿se puede vivir sin creer en nada?” Su respuesta es positiva. Sí , si se hace de la falta de fe un método, si se lleva al nihilismo hasta su últimas consecuencias y si, desembocando entonces en el desierto y confiando en lo que va a venir, se siente en ese mismo movimiento primitivo dolor y alegría.

[...] La vocación superior de Nietzsche si le creemos, consiste en provocar una especie de crisis y de detención decisiva en el problema del ateismo. El mundo marcha a la aventura, no tiene finalidad. Dios es, por lo tanto, inútil, puesto que nada quiere. Si quisiera algo, y en eso se reconoce la formulación tradicional del problema del mal, tendría que asumir “una suma de dolor y de ilogismo que rebajaría el valor total del devenir”. Se sabe que Nietzsche envidiaba públicamente a Stendhal su fórmula: “La única excusa de Dios es que no existe”. Al estar privado de la voluntad divina, el mundo está

Anónimo dijo...

ol cual Hume lo asume no parece dar cabida eresa. Si bien en los capítulos ser conocida por medio de la experiencia. Hume niega que haya en el hombre un termino medio que garantice el conocimiento de los hechos. «Lo que este término medio sea, debo confesarlo, sobrepasa mi comprensión, e incumbe presentarlo a quienes afirman que realmente existe y que es el origen de todas nuestras conclusiones acerca de la cuestiones de hecho.» Hume se aparta de la discusión y sencillamente les dice a los idealistas que tales pretensiones son imposibles de alcanzar ya que el “medio” para obtener conocimiento es únicamente la experiencia. La costumbre es el aditivo que tiene la experiencia para que el individuo pueda establecer relaciones entre en pasado y el presente y así pueda enunciar juicios acerca de la realidad que nos envuelve. La parte inquietante de la filosofía humeana y que es lo que constituye el escepticismo es el poder secreto que tiene cada hecho para ser lo que es. Es decir todo efecto tiene una causa y aquello que hace que exista esa precisa conexión es el poder secreto del hecho. No conocer ese secreto constituye a la experiencia y al hábito como herramientas blandas frente a los hechos. Con esto solamente quiero decir que no se puede aspirar a encontrar una verdad absoluta sobre los hechos. Estamos atados solamente a que la experiencia y el hábito nos indiquen el camino para llegar a una conclusión.
Aunque hay dos clases de conocimiento, como había señalado, se hace necesario mostrar cual de esos dos es más “fuerte” y por qué. En la segunda pare del capitulo 5 Hume nos muestra claramente la diferencia entre la relación de ideas y las cuestiones de hechos. La diferencia se basa primordialmente en lo que Hume denomina como sentimiento. Lo que resulta de cada una de ella es la ficción para las relaciones de ideas y la creencia para los estados de hechos. «Se sigue, por tanto, que la diferencia entre ficción y creencia reside en algún sentimiento o sensación que se añade a la ultima, no ala primera, y que no depende de la voluntad ni puede manipularse a placer.» La creencia y por tanto su posibilidad son parte de la naturaleza del ser humano y esta no se puede sobrepasar.
Hume no intenta mostrar ningún tipo de fundamento para adquirir el conocimiento por medio de la experiencia, antes nos alerta de la imposibilidad de conocer una cosa tal. Es

Juan Camilo Aljure dijo...

Finalmente para liliana irizar rodriguez: por supuesto que la mujer hace parte del animal electoral como lo hacemos todas las personas que nos podemos considerar honestas. En epocas de crisis social Nietzsche lo propusó.

Las únicas mujeres que deben ser dominadas son las que como ella tienen una mente criminal y están consumidas por una horrorosa doble moral. Por mujeres como ella hay hombres y mujeres que sufren: para pedagogos retrogrados como este remedo de profesora el hombre debe ser un medio; con el fin de dominarlo.

Espero que esta mujer tanto como el profesor rafael bulla pinto estén suficientemente controlados como en una sociedad civilizada se de controlar a los criminales.

Anónimo dijo...

juventud, esta ancianidad insertada en un lugar inapropiado; esta tiranía del dolor superada aún por la tiranía del orgullo, que rechazaba las conclusiones del dolor -y las conclusiones son consuelos-; este radical quejarse solo como defensa extrema contra un desprecio por los hombres, que se había vuelto enfermizo y clarividente; esta restricción fundamental a lo amargo, áspero y doloroso que posee el conocimiento, tal como la prescribía la nausea que paulatinamente había crecido a partir de una dieta espiritual y condescendencia imprudentes -a eso se lo llama romanticismo-, ¡oh, quién pudiera sentir todo eso conmigo! Pero quien lo pudiera, seguramente me atribuiría mucho más que algo de insensatez, de alegría desbordante, de “ciencia jovial” -por ejemplo el puñado de canciones que esta vez se han agregado al libro-, canciones en las que un poeta se burla de todos los poetas de una manera difícilmente perdonable.
Ah, pero no es sólo frente a los poetas y a sus hermosos “sentimientos líricos ante los que este resucitado tiene que manifestar su maldad: ¿quién sabe qué victimas busca para sí, qué clase de monstruos de un material paródico lo excitarán dentro de poco tiempo? “Incipit tragoedia” - se dice al final de este libro impensable que da que pensar: ¡hay que ponerse en guardia! Se anuncia algo ejemplarmente malo y malvado: incipit parodia, no cabe ninguna duda...
2
Pero dejemos a un lado al señor Nietzsche, ¿qué nos importa que el señor Nietzsche esté nuevamente sano?... Un psicólogo conoce pocas preguntas tan atractivas como aquella que interroga por la relación entre salud y filosofía, y en el caso de que él mismo caiga enfermo, aporta a su enfermedad toda su curiosidad científica. En rigor, supuesto el caso que sea una persona, uno tiene necesariamente también la filosofía de su persona: existe allí, sin embargo, una considerable diferencia. En uno son sus carencias las que filosofan, en otro son sus riquezas y fuerzas. El primero necesita de su filosofía, ya sea como apoyo, tranquilizante, medicina, salvación, exaltación, autoestrañamiento; para el último, ella sólo es un hermoso lujo, y en el mejor de los casos la voluptuosidad de un agradecimiento triunfador q

Anónimo dijo...

previamente habíamos asentado tal vez nuestra humanidad. Dudo si un dolor de este tipo “mejora”; pero sé que nos profundiza. Ya sea que aprendamos a contraponerle nuestro orgullo, nuestra burla, nuestra fuerza de voluntad, y que hagamos como aquel indio que, por grave que fuese la tortura, se resarcía ante su torturador mediante la maldad de su lengua, ya sea que ante el dolor nos retraigamos en aquella nada oriental - se la llama nirvana -, en el mudo ciego, sordo resignarse, olvidarse, extinguirse a sí mismo: de tales largos y peligrosos ejercicios de dominio sobre si mismo se sale convertido en oro hombre, con algunos signos de interrogación más y sobre todo, de ahora en adelante, con la voluntad de preguntar más, más profunda, rigurosa, dura, malvada, tranquilamente que lo que hasta entonces se había preguntado. Se acabó la confianza en la vida: la vida misma se convirtió en problema. ¡Pero no se crea que con esto uno se ha convertido necesariamente en un melancólico! Incluso todavía es posible el amor a la vida -sólo que se ama de otra manera. Es el amor a una mujer que nos hace dudar... Pero el atractivo por lo problemático, la alegría en la X es tan grande en esos hombres más espirituales, más espiritualizados, como para que esa alegría no estalle una y otra vez como una brasa resplandeciente por encima de toda penuria de lo problemático, por sobre todo peligro de la inseguridad, incluso por encima de los celos del amante. Conocemos una nueva felicidad...
4
Por últi

Anónimo dijo...

previamente habíamos asentado tal vez nuestra humanidad. Dudo si un dolor de este tipo “mejora”; pero sé que nos profundiza. Ya sea que aprendamos a contraponerle nuestro orgullo, nuestra burla, nuestra fuerza de voluntad, y que hagamos como aquel indio que, por grave que fuese la tortura, se resarcía ante su torturador mediante la maldad de su lengua, ya sea que ante el dolor nos retraigamos en aquella nada oriental - se la llama nirvana -, en el mudo ciego, sordo resignarse, olvidarse, extinguirse a sí mismo: de tales largos y peligrosos ejercicios de dominio sobre si mismo se sale convertido en oro hombre, con algunos signos de interrogación más y sobre todo, de ahora en adelante, con la voluntad de preguntar más, más profunda, rigurosa, dura, malvada, tranquilamente que lo que hasta entonces se había preguntado. Se acabó la confianza en la vida: la vida misma se convirtió en problema. ¡Pero no se crea que con esto uno se ha convertido necesariamente en un melancólico! Incluso todavía es posible el amor a la vida -sólo que se ama de otra manera. Es el amor a una mujer que nos hace dudar... Pero el atractivo por lo problemático, la alegría en la X es tan grande en esos hombres más espirituales, más espiritualizados, como para que esa alegría no estalle una y otra vez como una brasa resplandeciente por encima de toda penuria de lo problemático, por sobre todo peligro de la inseguridad, incluso por encima de los celos del amante. Conocemos una nueva felicidad...
4
Por últi

Anónimo dijo...

primitivos y el pasado de toda existencia sensible, continúan viviendo en mí, escribiendo y amando, odiando; para concluir, me he despertado repentinamente en medio de este ensueño, pero solo para adquirir conciencia de que sonaba y que “es preciso” que siga sonando para no sucumbir. ¿Qué es desde ahora, para mí la “apariencia”? No ciertamente lo contrario de un ser cualquiera: ¿qué puedo enunciar de este ser si no son los atributos de su apariencia? ¡No es ciertamente una mascara inanimada lo que se podría poner y quizá quitar a una X desconocida! La apariencia es para mí la vida y la acción misma que, en su ironía de sí misma, llega hasta hacerme sentir que hay apariencia y fuego fatuo allí y danza de elfos y nada más; que entre esos soñadores, yo también, yo, "que busco el conocimiento", danzo al compás de todo el mundo; que el "conocedor" es un medio para prolongar la danza terrestre, y que, en razón de esto, forma parte de los maestros de ceremonia de la vida, y que la sublime consecuencia y el lazo de todos los conocimientos es, y será quizá, el medio supremo para mantener la generalidad del ensueño, la inteligencia entre ellos de todos esos soñadores, y, por esto mismo, “la duración del ensueño””.
107
NUESTRA ÚLTIMA GRATITUD AL ARTE. Si no hubiéramos tolerado las artes ni ideado este tipo de culto de lo no verdadero, el conocimiento de la no verdad y mentira universales que nos proporciona hoy la ciencia -el reconocimiento de la ilusión y el error como condiciones de la existencia cognoscitiva y sensible- no sería en absoluto soportable. Las consecuencias de la honradez serían la nausea y el suicidio. Sin embargo, nuestra honestidad tiene una fuerza de signo contrario que nos ayuda a eludir tales consecuencias

Anónimo dijo...

elevémonos hacia ese pensamiento! Pero nuestra vida es demasiado corta y demasiado escaso el poder de nuestra visón, como para que pudiéramos ser algo más que amigos, en el sentido de aquella sublime posibilidad. Y es así como queremos creer en nuestra amistad de estrellas, aun cuando tuviéramos que ser enemigos en la tierra.

333
¿QUÉ SIGNIFICA CONOCER?. “Non ridere, non lugere, neque detestari, sed intelligere” dice Spinoza con aquella sencillez y elevación que le caracterizaban. Este “intelligere” ¿qué es, en último termino, en cuanto forma por la cual los otros tres se nos hacen sensibles de un solo golpe? ¿El resultado de varios instintos que se contradicen, del deseo de burlarse, de quejarse o de maldecir? Antes que sea posible el conocimiento es preciso que cada uno de estos impulsos adelante su opinión incompleta sobre el objeto o el acontecimiento: entonces comienza la lucha de estos juicios incompletos, y el resultado es a veces un término medio, una pacificación, una aprobación de los tres lados, una especie de justicia y de contrato, pues por medio de la justicia y del contrato todos esos impulsos pueden conservarse en la existencia y guardar al mismo tiempo su razón. Nosotros que no encerramos en nuestra conciencia más que las huellas de las últimas escenas de reconciliación, los definitivos arreglos de cuentas de este largo proceso, nos figuramos por consiguiente, que “intelligere” es alguna cosa conciliatoria, justa, buena; algo esencialmente opuesto a los instintos, mientras que en realidad no es más que una cierta relación de los instintos entre sí. Durante largo tiempo se ha considerado al pensamiento conciente como el pensamiento por excelencia; sólo ahora comenzamos a entrever la verdad, es decir, que la mayor parte de nuestra actividad intelectual se realiza de una manera inconsciente y sin que nos demos cuenta; pero yo creo que esos impulsos que luchan entre sí sabrán muy bien hacerse perceptibles y hacerse daño “recíprocamente”. Puede suceder que este formidable y repentino agotamiento de que se ven atacados todos los pensadores tenga aquí su origen (el agotamiento sobre el campo de batalla). Sí, quizá haya en nuestro interior heroísmos ocultos en lucha, pero ciertamente nada de divino, nada que repose eternamente en sí mismo, como pensaba Spinoza. El pensamiento consciente, y sobre todo el de los filósofos, es la menos violenta, y por consiguiente, también relativamente, la más dulce y la más tranquila categoría del pensamiento; y por esto le sucede tantas veces al filósofo que se engañe sobre la naturaleza del conocimiento.

Anónimo dijo...

de que “nada es tan necesario como la verdad y en comparación con ella todo lo demás tiene tan sólo un valor secundario”. Esta voluntad incondicional de verdad, ¿qué es? ¿Es la voluntad de no dejarse engañar? ¿Es la voluntad de no engañar? Pues cabe interpretarla también en este último sentido, siempre que en la generalización; “no quiero engañar”, se incluya el caso particular “no quiero engañarme a mí mismo”. Pero ¿por qué no engañar? ¿Por qué no dejarse engañar? Nótese bien que las razones para no dejarse engañar caen en un dominio muy otro que las razones para no dejarse engañar; no se quiere dejarse engañar suponiendo que esto es perjudicial, peligroso y fatal; en este sentido, la ciencia sería una sostenida cordura, una cautela, una utilidad, a la cual pudiera objetarse, empero; ¿cómo? ¿El no querer dejarse engañar realmente es menos perjudicial, peligroso y fatal que el ser engañado? ¿Qué sabéis a priori del carácter de la existencia como para poder decidir cuál es más ventajosa, si la desconfianza incondicional o la confianza incondicional? Y en el caso de que fuera menester tanto la una como la otra, mucha confianza y mucha desconfianza, ¿de dónde va a derivar la ciencia la creencia absoluta, la convicción, en que descansa, la convicción de que la verdad es más importante que cualquier otra cosa, cualquier otra convicción inclusive? Precisamente esta convicción no puede desarrollarse si la verdad y la no-verdad revelan en todo momento su utilidad, corno ocurre en efecto. De modo que la fe en la ciencia, que es un hecho incontrovertible, no puede reconocer como origen tal cálculo utilitario, sino que debe haberse originado a despecho de serle demostrada

Anónimo dijo...

bueno MIS QUERIDOS HIJOS...JEJEJE...la obra de este y de aquel..me parece que todo es un esfuerzo por encontrarnos anosotros mismos...la lucha interna de una sociedad que se aborrece a si misma..mas que sentir lastima por este tipo que dio lo mejor de si en tratar de comprender algo que no tienen pies ni cabeza..deveriamos valorar sus opiniones y tratar de mejorarlas..para eso es mas que nada la filosofia en escencia.
por su puesto no estoy de acuerdo con la mayoria de las opiniones de este tipo..pero valoro cualquier esfuerzo por cambiar esta sociedad podrida..
respecto a los aborto..SI A LA LIBERTAD TOTAL HABLECE DE MARICAS DESCARRIADAS tambien...tenemos derecho a ser quienes quieramos sin medir consecuencias ,sino me creen lean un poco de historia universal.

Anónimo dijo...

Querido amigo adro, fabuloso tu último comentario, que valiosa que es la historia universal.

Solo quiero pedirte que borres este torrente de mensajes, la mayor parte de lo que aquí fue escrito fue influenciado y propiciado por manos y mentes criminales, las de rafael bulla pinto y liliana irizar rodriguez: dos mequetrefes remedos de profesores que no saben diferenciar entre un recurso literario y una percepción ontológica, nada a la altura nuestra.

Por favor borra el torrente de comentarios incluido este y te prometo que haré un gran especial en mi blog acerca de las luchas sociales e intelectuales que promueves en tu blog.

un abrazo.

Anónimo dijo...

AY CARAMBA¡ se me olvidó el nombre

juan camilo aljure...

Anónimo dijo...

Inscriptions II (1736), 185f.). In a
lecture of 172
173 Reflexions critiques sur la poisie et sur la peinture, 4th ed., 3 vols. (Paris,
1740). A. Lombard, L'Abbe Du Bos: Un initiateur de la pensee moderne (1670-
1742) (thes. Paris, 1913). Id., La Querelle des anciens et des modernes; l'abbe du
Bos (Neuchatel, 1908). Aug. Morel, Jltude sur l'Abbe Dubos (Paris, 1850). Marcel
Braunschvig, L'Abbe DuBos renovateur de la critique au XVIIIe siecle (thes. Paris,
Toulouse, 1904). P. Peteut, Jean-Baptiste Dubos (thes. Bern, 1902). E. Teuber,
"Die Kunstphilosophie des Abbe Dubos" Zeitschrift fur Aesthetik und allgemeine
Kunstwissenschaf1t 7 (1924), 361-410. H. Trouchon,R omantismee t Preromantisme
(Paris, 1930), 128ff. 174II, 323ff.
THE MODERN SYSTEM OF THE ARTS 19
invent the term beaux-arts, nor was he the first to apply it to other
than the visual arts, but he certainly popularized the notion that
poetry was one of the beaux-arts.l75 He also has a fairly clear notion
of the difference between the arts that depend on " genius " or talent
and the sciences based on accumulated knowledge,'76 and it has been
rightly observed that in this he continues the work of the " Moderns"
in the Querelle des Anciens et des Modernes, especially of Perrault.l77
Significant also is his acquaintance with English authors such as
Wotton and Addison.178 Finally, although the title of his work refers
only to poetry and painting, he repeatedly has occasion to speak also
of the other visual arts as linked with painting, especially of sculpture
and engraving,'79 and he discusses music so frequently 80 that his
English translator chose to mention this art in the very title of the
book.l81 However, Dubos is as unsystematic in his presentation and
arrangement as he is interesting for the variety of his ideas, and he
fails to give anywhere a precise list of the arts other than poetry
and painting or to separate them consistently from other fields of
professions.'82
Voltaire also in his Temple du Gout (1733) seems to link together
several of the fine arts, but in an informal and rather elusive fashion
which shows that he was unable or unwilling to present a clear
175 I, 4; II, 131.
176 , Qu'il est des professions ou le succes depend plus du genie que du secours
que Fart peut donner, et d'autres ou le succes depend plus du secours qu'on tire de
I'art que du genie. On ne doit pas inferer qu'un siecle surpasse un autre siecle dans
les professions du premier genre, parce qu'il le surpasse dans les professions du
second genre." The ancients are supreme in poetry, history and eloquence, but
have been surpassed in the sciences such as physics, botany, geography, and astronomy,
anatomy, navigation. Among the fields where progress depends "plus du
talent d'inventer et du genie naturel de celui qui les exerce que de l'etat de perfection
ou ces professions se trouvent, lorsque l'homme qui les exerce fournit sa
carriere," Dubos lists painting, poetry, military strategy, music, oratory, and medicine
(II, 558ff.).
177 Lombard, La querelle. Id., L'Abbe Du Bos, 183ff.
178 Lombard, L'Abbe Du Bos, 189f. and 212.
179 I, 393; 481. II, 157f.; 177; 195; 224; 226; 228ff.
180 I, 435ff.; 451 (" Les premiers principes de la musique sont done les memes
que ceux de la poesie et de la peinture. Ainsi que la poesie et la peinture, la
musique est une imitation"). The third volume, which deals with the ancient
theatre, contains an extensive treatment of music and the dance.
181 Critical Reflections on Poetry, Painting and Music, translated by Thomas

Anónimo dijo...

Inscriptions II (1736), 185f.). In a
lecture of 172
173 Reflexions critiques sur la poisie et sur la peinture, 4th ed., 3 vols. (Paris,
1740). A. Lombard, L'Abbe Du Bos: Un initiateur de la pensee moderne (1670-
1742) (thes. Paris, 1913). Id., La Querelle des anciens et des modernes; l'abbe du
Bos (Neuchatel, 1908). Aug. Morel, Jltude sur l'Abbe Dubos (Paris, 1850). Marcel
Braunschvig, L'Abbe DuBos renovateur de la critique au XVIIIe siecle (thes. Paris,
Toulouse, 1904). P. Peteut, Jean-Baptiste Dubos (thes. Bern, 1902). E. Teuber,
"Die Kunstphilosophie des Abbe Dubos" Zeitschrift fur Aesthetik und allgemeine
Kunstwissenschaf1t 7 (1924), 361-410. H. Trouchon,R omantismee t Preromantisme
(Paris, 1930), 128ff. 174II, 323ff.
THE MODERN SYSTEM OF THE ARTS 19
invent the term beaux-arts, nor was he the first to apply it to other
than the visual arts, but he certainly popularized the notion that
poetry was one of the beaux-arts.l75 He also has a fairly clear notion
of the difference between the arts that depend on " genius " or talent
and the sciences based on accumulated knowledge,'76 and it has been
rightly observed that in this he continues the work of the " Moderns"
in the Querelle des Anciens et des Modernes, especially of Perrault.l77
Significant also is his acquaintance with English authors such as
Wotton and Addison.178 Finally, although the title of his work refers
only to poetry and painting, he repeatedly has occasion to speak also
of the other visual arts as linked with painting, especially of sculpture
and engraving,'79 and he discusses music so frequently 80 that his
English translator chose to mention this art in the very title of the
book.l81 However, Dubos is as unsystematic in his presentation and
arrangement as he is interesting for the variety of his ideas, and he
fails to give anywhere a precise list of the arts other than poetry
and painting or to separate them consistently from other fields of
professions.'82
Voltaire also in his Temple du Gout (1733) seems to link together
several of the fine arts, but in an informal and rather elusive fashion
which shows that he was unable or unwilling to present a clear
175 I, 4; II, 131.
176 , Qu'il est des professions ou le succes depend plus du genie que du secours
que Fart peut donner, et d'autres ou le succes depend plus du secours qu'on tire de
I'art que du genie. On ne doit pas inferer qu'un siecle surpasse un autre siecle dans
les professions du premier genre, parce qu'il le surpasse dans les professions du
second genre." The ancients are supreme in poetry, history and eloquence, but
have been surpassed in the sciences such as physics, botany, geography, and astronomy,
anatomy, navigation. Among the fields where progress depends "plus du
talent d'inventer et du genie naturel de celui qui les exerce que de l'etat de perfection
ou ces professions se trouvent, lorsque l'homme qui les exerce fournit sa
carriere," Dubos lists painting, poetry, military strategy, music, oratory, and medicine
(II, 558ff.).
177 Lombard, La querelle. Id., L'Abbe Du Bos, 183ff.
178 Lombard, L'Abbe Du Bos, 189f. and 212.
179 I, 393; 481. II, 157f.; 177; 195; 224; 226; 228ff.
180 I, 435ff.; 451 (" Les premiers principes de la musique sont done les memes
que ceux de la poesie et de la peinture. Ainsi que la poesie et la peinture, la
musique est une imitation"). The third volume, which deals with the ancient
theatre, contains an extensive treatment of music and the dance.
181 Critical Reflections on Poetry, Painting and Music, translated by Thomas

Anónimo dijo...

Las Tres Metamorfosis


aprofundidad.


Nietzsche como Wagneriano



En Ecce Homo, su autobiografía de 1888 Nietzsche dice:

“Al hablar de las cosas gratas en mi vida, no puedo dejar de pronunciar una palabra de gratitud por lo que ha sido el más profundo y cordial suceso grato de mi vida ...mi relación íntima con Richard Wagner... No desearía borrar de mi vida a ningún precio los días en Tribschen - días de confianza y jovialidad, de accidentes sublimes, de momentos profundos... nuestro cielo nun “

Juan Camilo Aljure dijo...

"Estoy de acuerdo con Russell. Me parece que son proposiciones más subjetivas que objetivas. La contradicción con el súper hombre es obvia, pero el jamás afirmó selro, o me equivoco? Más bien es una contradicción con el Nihilismo...hablar tan apegado a la concepción común social está muy lejos del Nihilismo, empezando porque no es una actitud crítica afirmar sobre características de mujeres u hombres cuando éstas no están ligadas necesariamente al sexo (como tener cromosomas XX o XY) aunque tengan alguna relación con ésta esencia biológica, están mucho más regidos por la sociedad y no son absolutos. Es estúpido e ignorante dar éste tipo de características que discriminan ya sea positiva o negativamente, tanto el machismo como el feminismo y cualquier otra actitud que discrimine por usualmente vanos estereotipos simplemente...no es útil."

La persona que escribió esto en definitiva no sabe lo que es una ironía. Es una mujer, que para mí y su desgracia se su nombre. Es una mujer que vive a costillas de la fama y del prestigio de un hombre y que se siente con el derecho a ejercer poder como un tirano holgazan.

Juan Camilo Aljure dijo...

Ah¡ faltaba más se llama liliana irizar rodriguez y es mantenida por un religioso corrompido que tiene una suerte de 'relación' enfermiza con ella. Religioso que estafa a sus alumnos con educación y profesores de tercera.

Esta mujer se caracteriza por su odio a los hombres y sobre todo a los hombres que piensan y en especial a los hombres que piensan distinto a ella.

Mauricio Uribe Blanco. Una lacra por cuya oficina pasa y se deleita la ralea política de Colombia.

Tal vez quepa recordarles un valioso mensaje que se publicó aquí:

" El Drac dijo...

He leído los comentarios y los defensores de Nietzsche lo han leído y han aprovechado su filosofía, los que lo denostan sólo insultan y ofenden a raja tabla sin mencionar ni un solo hehco real que contradiga tales afirmaciones. El hecho de que esté de moda la revolución femenina que es parte del ciclo evolutivo de la humanidad, no significa ir contra pensamientos con insultos, el insulto es el arma del ignorante. Por favor hay que moderarse. Y una cosa más la mujer ha estado subordinada con rerspecto al hombre porque ella desde un comienzo tuvo que hacerse cargo de la maternidad POR NATURALEZA es evidente que el hombre teniendo más libertad se haya capacitado más que la mujer en otros menesteres; pero la maximización de los recursos en un sistema de producción cada vez más exigente obliga a la mujer a dejar las tareas domésticas y concursdas en el aparato productivo de la sociedad; la revolución femenina no se da por luchas o muertes contra poderes o gobiernos, se da porque el sistema capitalista y su maquinaria de producción necesiita cada vez más recursos humanos. Gracias y menos insultos por favor y más ideas."


Post data no me averguenzo de nada de lo dicho aquí, a excepción de lo que fue escrito a mi nombre por manos criminales cuyos posibles culpables ya he señalado.

Juan Camilo Aljure dijo...

bueno en fin, la mencionada escoria rodriguez escribe esto "el "machismo" de Nietzsche es distinto al del común, nietzsche no habla de las mujeres como seres limitados, de hecho, asegura que es peligrosamente mas inteligente, y que hay que tenerla "dominada", no hay que confundir cosas... Nietzsche decía que la lucha por los mismos derechos para las mujeres, era practicamente rebajarlas a los derechos politicos del animal electoral o tambien que el hombre para la mujer era solo un medio para procrearse."

La pobrecita no pudo aceptar que Nietzsche fue un abanderado de la emancipación de las mujeres al punto de proscribirle derechos superiores, aunque eso sí con los deberes de los hombres de estado ¿no es esto dignificar la mujer? podrá decirse que es algo excentrico pero si se mira bien es lo más justo pues las aristocracias siempre colindan entre privilegios especiales y deberes estrictos y especiales, pero todo en relación a la muerte de la tradición.

La escoria y digo esto sin intención siquiera de equipararla a las nobles y damas que recientemente se han unido a este grupo, Liliana no solo interpreta contra el propio espiritu de Nietzsche sino contra la propia letra, si no mirese en Ecce Homo cuando textualmente dice que la solución del siglo para las mujeres fue haberle otorgado los derechos de los hombres de estado, posteriorme ofrece su propia propuesta la cual se expresa clara y contextualmente en su filosofía.

En fin, tengo que decirlo a riesgo de críticas y ataques: es lamentable que personajes de tan baja calaña y tan poco rigor intelectual estén en la academia. Y, si la llamo de la manera en que la llamo, es porque he decidido retornarle en moneda pura su trato y su valoración hacía los seres humanos, llamese estudiantes de cualquier sexo, llamese personas que la circundan y de quienes quiere asumir su tutela.

algo más, para el criminal en enseñanza Rafael Bulla Pinto, hablar de la elevación de la mujer, tradición y exegesis más profunda que su cristianismo medieval, consiste en decir a su alumna "Pasa al tablero no necesitas que nadie te levante"

y señarlar "no hay que confundir cosas..." eso quiere decir los acusados aceptan su responsabilidad y dicen teníamos que hacer algo este señor mató a Dios, ah no perdon, dijo que Dios había muerto ¿patético no?

mauricio lopez sierra dijo...

liliana irizar es una prostituta de experiencia... me consta.

por si alguno quiere contratar sus servicios su teléfono es 3112494590... o busquenla en su lugar de trabajo que es más seguro; se viste de rosa

Anónimo dijo...

10 EL ESPAÑOL EN EL SIGLO XV. EL ESPAÑOL CLÁSICO

A mediados del siglo XV (1453) cae Constantinopla, lo que marca en Europa el inicio de la edad moderna:.

El final del siglo XIV y principio del XV es un periodo difícil en España. El podre y, los territorios están en manos de los nobles, el país está bajo su control y cada levantamiento de la población o cada oposición del rey se ve neutralizada inmediatamente. Sin embargo, la subida al trono de los Reyes Católicos y la unión de Castilla y León pone fin a esa superioridad de los nobles, a quienes se obliga a devolver la mayoría de sus territorios a la corona española (aunque familias muy importantes como la Mendoza, Enríquez, siguen conservando enormes territorios). Los nobles ven también recortada su influencia en los puestos importantes de la vida socia y económica. Así, en las tierras que les quedan, empiezan a construir magníficos edificios según modelos italianizantes, empiezan también a ocuparse más de la protección de las artes, de los artistas y a cultivar el espíritu. Es la época del arte isabelino, mezcla de gótico, mudejar y renacimiento flamenco.

Bajo los Reyes Católicos, poco a poco, España se reorganiza y se convierte en un Estado moderno, con una monarquía fuerte, comparable a las de Francia o Inglaterra. Su capital es Toledo.



El humanismo renacentista

El ideario filosófico dominante es el Humanismo, que se defina como una visión antropocéntrica, una actitud racionalista y hedonista que pone los valores humanos y al hombre en el centro del interés intelectual; los autores humanistas consideran que el mejor conocimiento del mundo y del hombre se encuentra en las obras de los autores de los siglos anteriores, lo que justifica la lectura y copia de los antiguos modelos grecolatinos. Entre los humanistas destacan en España Antonio de Nebrija (ver infra) y Juan Luis Vives.
Mediante sus escritos, los humanistas critican el mundo en el que viven y para alcanzar una población lectora más amplia, escriben ya no en latín sino en su propia lengua, el castellano.


Este período histórico que sucede a la Edad Media en Europa es conocido como el Renacimiento, comprende todo el siglo XVI aunque sus precedentes se encuentran en los siglos XIV y XV y sus influencias se dejan notar en el XVII . El Renacimiento es una época de importantes transformaciones en todos los aspectos. La clave es el empleo de la razón como fuente del conocimiento y del saber frente a los textos sagrados y la tradición medieval.
Se inició en Italia y se extendió por toda Europa favorecido por el invento de la imprenta (Maguncia 1452), que penetra en España a partir de 1475.
(Consultar « La imprenta en España durante el siglos XV » :
http://www.geocities.com/zaguan2000/204.html)

Hubo tres focos durante el renacimiento español:
1) Castilla: Salamanca, Toledo y Alcalá de Henares.
2) Valencia
3) Andalucía: Sevilla y Granada


El inicio del Renacimiento en España se liga íntimamente al devenir histórico-político de la monarquía de los Reyes Católicos. Sus figuras son las primeras en salir de los planteamientos medievales que fijaban un esquema feudal de monarca débil sobre nobleza poderosa y levantisca.
Un análisis socio-político de esta época refleja que el Renacimiento español se inicia sin cambios bruscos dando paso poco a poco a la modernidad. Este período se caracteriza por la espléndida cultura española que culminará con el Siglo de oro. En el siglo XVI, la península Ibérica se convirtió en el centro del pensamiento católico, debido, en primer lugar, a la notable expansión de la educación en

Anónimo dijo...

Reunimos en el presente volumen tres trabajos descriptivos e impresiones de viaje, escritas por Alberdi en plena juventud.
Los viajes han sido en Alberdi, como en otros argentinos ilustres, una verdadera pasión. Ellos contribuyeron poderosamente a plasmar su mentalidad, comunicándole ese sello inequivocadamente europeo que ostenta, el cual no le impedió contemplar con mirada argentina y americanista nuestros más graves problemas.
Mezcla armoniosa de artista y de filósofo, -no olvidemos que el autor de «Las Bases»-, comenzó siendo músico- de literato y de pensador, Alberdi pocas veces se entrega en sus viajes, de una manera absoluta, al hechizo de la forma y del color. Los siente con suprema delicadeza, los describe finamente, con palabra encendida muchas veces - tal sus frescas impresiones sobre el Paraná o su exaltado panegírico de la provincia que le vio nacer- pero la meditación del pensador o las reflexiones del filósofo, cuando no las observaciones del profesional del derecho -éste es el caso de «Veinte días en Génova»- alternan agudamente con las vibraciones sutiles del artista. De tal suerte, en estos viajes aparecen como gestándose y tomando cuerpo las dos personalidades que hay en Alberdi: la del literato y la del pensador.
El que viaja no es un pintor: no busquéis en él la magnificencia de colores que podréis admirar en un Gautier, en un De Amicis o en nuestro Sarmiento -alto pensador también y aguafuertista nato. -El que viaja es un filósofo, hondamente preocupado con problemas políticos y sociales, que no interrumpe del todo el hilo de sus meditaciones a bordo de un buque o en el interior de una ciudad extranjera, acaso porque la imagen pintoresca que hiere su pupila -y que dibuja suavemente- va a servir poco después de incentivo a las ideas generales que pueblan su preclaro cerebro y absorben su actividad. Y si es interesante ver cómo el mundo se refracta en el viajero pintor, también lo es en el viajero filósofo -y más todavía cuando ese filósofo ha ejercido, por agencia exclusiva de su pensamiento escrito, consolidado por los viajes, una influencia decisiva en la organización política de su patria. Añádese de tal manera al interés que de por sí despierta la narración de viajes, otro interés intelectual, igualmente atrayente, -aunque el último, con frecuencia, subyugue al primero.
No son estas las únicas notas de viaje de Alberdi dignas de ser recogidas en volumen. Otras, que tienen interés casi novelesco, irán en próximos números de nuestra Biblioteca.
Alberto Palcos.


La personalidad de Alberdi


EN el curso solitario de esta vida, se ve reinar una unidad absoluta. «Las obras del espíritu, ha dicho un escritor, no son hijas tan sólo del espíritu. El hombre entero contribuye a producirlas; su carácter, su educación y su vida, su pasado y su presente, sus pasiones y sus facultades, sus virtudes y sus vicios, todas las partes de su alma y de su acción dejan su huella en lo que piensa y en lo que escribe

Anónimo dijo...

Reunimos en el presente volumen tres trabajos descriptivos e impresiones de viaje, escritas por Alberdi en plena juventud.
Los viajes han sido en Alberdi, como en otros argentinos ilustres, una verdadera pasión. Ellos contribuyeron poderosamente a plasmar su mentalidad, comunicándole ese sello inequivocadamente europeo que ostenta, el cual no le impedió contemplar con mirada argentina y americanista nuestros más graves problemas.
Mezcla armoniosa de artista y de filósofo, -no olvidemos que el autor de «Las Bases»-, comenzó siendo músico- de literato y de pensador, Alberdi pocas veces se entrega en sus viajes, de una manera absoluta, al hechizo de la forma y del color. Los siente con suprema delicadeza, los describe finamente, con palabra encendida muchas veces - tal sus frescas impresiones sobre el Paraná o su exaltado panegírico de la provincia que le vio nacer- pero la meditación del pensador o las reflexiones del filósofo, cuando no las observaciones del profesional del derecho -éste es el caso de «Veinte días en Génova»- alternan agudamente con las vibraciones sutiles del artista. De tal suerte, en estos viajes aparecen como gestándose y tomando cuerpo las dos personalidades que hay en Alberdi: la del literato y la del pensador.
El que viaja no es un pintor: no busquéis en él la magnificencia de colores que podréis admirar en un Gautier, en un De Amicis o en nuestro Sarmiento -alto pensador también y aguafuertista nato. -El que viaja es un filósofo, hondamente preocupado con problemas políticos y sociales, que no interrumpe del todo el hilo de sus meditaciones a bordo de un buque o en el interior de una ciudad extranjera, acaso porque la imagen pintoresca que hiere su pupila -y que dibuja suavemente- va a servir poco después de incentivo a las ideas generales que pueblan su preclaro cerebro y absorben su actividad. Y si es interesante ver cómo el mundo se refracta en el viajero pintor, también lo es en el viajero filósofo -y más todavía cuando ese filósofo ha ejercido, por agencia exclusiva de su pensamiento escrito, consolidado por los viajes, una influencia decisiva en la organización política de su patria. Añádese de tal manera al interés que de por sí despierta la narración de viajes, otro interés intelectual, igualmente atrayente, -aunque el último, con frecuencia, subyugue al primero.
No son estas las únicas notas de viaje de Alberdi dignas de ser recogidas en volumen. Otras, que tienen interés casi novelesco, irán en próximos números de nuestra Biblioteca.
Alberto Palcos.


La personalidad de Alberdi


EN el curso solitario de esta vida, se ve reinar una unidad absoluta. «Las obras del espíritu, ha dicho un escritor, no son hijas tan sólo del espíritu. El hombre entero contribuye a producirlas; su carácter, su educación y su vida, su pasado y su presente, sus pasiones y sus facultades, sus virtudes y sus vicios, todas las partes de su alma y de su acción dejan su huella en lo que piensa y en lo que escribe

Anónimo dijo...

Impresiones en una visita al Paraná
...Yo no amo los lugares mediterráneos y pienso que este sentimiento es general, porque es racional. Si el hombre es un ente social, debe huir de lo que es contrario a su sociabilidad. Me he visto en medio de los portentos de gracia y belleza que abriga el seno de nuestro territorio, me he sentido triste, desasosegado por una vana impresión de inquietud de no encontrar una playa en que pudiesen derramarse mis ojos; he creído habitar un presidio destinado a los poetas descriptivos.
...Yo no sé si este sentimiento es común, pero nunca he podido pararme en las orillas de un río, sin sentirme poseído de no sé qué ternura vaga, mezclada de esperanzas, de recuerdos, de memorias confusas y dulces. He tenido envidia de preguntar a las aguas que pasaban de qué regiones procedían y a dónde iban. Las he visto pasar con envidia, porque yo amo todo movimiento. Me ha parecido que iban a otros climas más felices. Las playas de los ríos han sido siempre una musa, un germen de inspiraciones para mi alma, como para los estados un manantial de progresos. Y yo reconozco en este instinto algo de justo. Estas aguas que he visto pasar llevan un destino grande, van a engrosar el vehículo poderoso de la libertad y de la sociabilidad humanitaria: el océano. El océano es la unidad, el progreso, la vida misma del espíritu humano. Sin este lazo divino no fuera un solo y mismo hombre que vive siempre y progresa continuamente. Agotar los mares fuera sumir las naciones en la servidumbre y la barbarie. La libertad moderna de la Europa, es natural de una isla. La libertad como los cisnes y las musas ama las orillas de las aguas. Si las antiguas musas habitaron los bosques, las musas del día buscan los ríos y los mares. Hijas de la libertad y del progreso, aman la cuna de sus padres.
Un poeta americano ha hecho bien en pintar las facciones del desierto. Estas pinturas a más de un interés de curiosidad, reúnen el interés social. Aunque el desierto, no es nuestro más pingüe patrimonio, por él sin embargo, debe algún día, como hoy en Norte América, derramarse la civilización que rebosa en las costas. El arte triunfará de nuestros desiertos mediterráneos, pero antes y después de la venida del arte, las costas del Paraná y del Plata serán la silla y el manantial de la poesía nacional...
Aunque el arte actual no sea la expresión ideal de la vida social, la profecía del porvenir, él no podrá profetizar un porvenir inmenso a la sociedad americana, sin darle un teatro adecuado, y este teatro no podrá ser otro que el borde de nuestros opulentos ríos. El egoísmo humano ha dicho Río de la Plata, queriendo decir: río de la libertad, de la prosperidad, de la vida. El Río de la Plata es hijo de dos ríos de poesía y de gracia, como para dar a entender, que la libertad y la opulencia de los pueblos son hijos de las musas.
Es a la faz de estas aguas famosas, en las márgenes del Paraná, donde yo escribo estas impresiones, que sus encantos producen en mi alma. He venido en busca de mi vida que sentía aniquilarse, como la voz humana en el silencio del desierto. El desierto es como nuestra vida, como nuestra voz, y si nos deja, la vida nos lleva el contento. La música es una revelatriz sincera de los secretos del alma, y para sondear el estado íntimo de los habitantes de nuestros campos solitarios, basta fijarse en el acento de sus melodías: son llantos de peregrinación y de soledad. Me he sentido renacer de un golpe a la vista celestial del Paraná. Lo he visto por la primera vez en una tarde apacible; se levantaba, la luna, no como un objeto del cielo, sino como parte de las aguas, como flor luminosa que volaba a los cielos. Dejé caer una sonrisa involuntaria: la extrema belleza infunde un sonreír inefable. Me quedé repitiendo: ¡Qué gracia! ¡Qué belleza! ¡Qué majestad! Me acordé al momento de Lamartine, de Chateaubriand, de Didier, de todos los grandes pintores de la naturaleza. Si se viesen donde yo me veo, mudo de admiración me decía, qué Paraná no veríamos manar de sus plumas.

Anónimo dijo...

consecuencia, no puede ser insignificante. Estoy cierto, por otra parte, que, semejante objeción no me será propuesta por hombres como Buffon, Cabanis, Humboldt y Bompland que jamás pudieron ver separado el conocimiento de la fisonomía de la naturaleza en diferentes regiones, de la historia de la humanidad y de la civilización.
Se me objetará también que yo no veo en Tucumán más que hermosuras. Contestaré que yo no he querido ver otra cosa. Sé que Tucumán como los objetos más hermosos, no carece de lados imperfectos. Pero dejo a sus enemigos el cuidado de retratarlos. No sostendré que sus cuadros serán inexactos; pero no se concluirá de ello que los míos no son ciertos.
Es tan extrañamente bello y tan ignorado Tucumán, que es difícil escribir sobre él, sin riesgo de no ser creído. Pero la idea de que nadie me dará crédito sino los que le conocen, me alienta mucho. Así pues, los que piensen que este escrito no es más que un trozo de imaginación que me ha hecho producir el deseo de aplausos, tienen que corregir su juicio. Es demasiadamente hermoso Tucumán para que necesite el auxilio de mi triste ingenio. No es el amor a la gloria, sino el amor a la Patria el padre de esta publicación, porque mi objeto es extender el nombre de Tucumán y no el mío. Si no fuera este un escrito histórico al frente del cual es menester que vaya un nombre para responder de las noticias que refiere, nadie sabría quién es el autor; porque al paso que me lisonjea el convencimiento de la importancia de las cosas que cuento, ninguna confianza tengo, por otra parte, en el estilo de que me sirvo.


Sección primera

Rasgos fisonómicos de Tucumán
Singularidad, extensión de la provincia de Tucumán. -Situación pintoresca del pueblo. -Amenidades y bellezas que le circundan. -Montañas de San Javier. -Autoridad extranjera que testifica estas relaciones
Por donde quiera que se venga a Tucumán, el extranjero sabe cuándo ha pisado su territorio sin que nadie se lo diga. El cielo, el aire, la tierra, las plantas, todo es nuevo y diferente de lo que se ha acabado de ver.
Semejante originalidad no podía conservar Tucumán siendo muy grande. Así es que, toda su extensión territorial no pasa de 60 leguas de N. a S. y 50 de E. a O. Algo distante de la áspera falda de los Andes, está vecino a una ramificación que se desprende de aquella gran cadena de montañas, la cual extendiéndose longitudinalmente por el costado occidental de la Provincia, da origen a 24 ríos que con un gran número de arroyos, manantiales y acequias, fertilizan abundantemente todo su territorio.
Fundose el pueblo de Tucumán a las orillas del Sali, o río del pueblo, que algunos accidentes naturales alejaron a una legua de la ciudad. El espacio abandonado sucesivamente de las aguas, se ha cubierto de la más fecunda y grata vegetación, de manera, que puesto uno sobre las orillas de la elevación en que está el pueblo, ve abierto bajo sus pies un vasto y azulado océano de bosques y prados que se dilata hacia el oriente hasta perderse de vista. Este cuadro que se abre a la vista oriental de Tucumán

Anónimo dijo...

Vandrea, creo que con la fotito que pusiste en perfil más la falta de respeto a uno de los más grandes pensadores de la Historia y algunas otras pelotudeces que dijistes, entras perfectamente en la descripción de mujer que Nietzsche propone.

Anónimo dijo...

......

Anónimo dijo...

,,,,,

Juan Camilo Aljure dijo...

BASTA YA DE PLAGIAR MI NOMBRE Y DE ESCRIBIR INSULTOS CONTRA GENTE SEA QUIEN SEA Y POR EL MÓTIVO QUE SEA, MIS PROBLEMAS LOS ARREGLO YO Y SALE SOBRANDO QUE ESTÉN PLAGIANDO MI IDENTIDAD PERMANENTEMENTE. DENUNCIO ESTO COMO UNA EXTORSIÓN CONSTANTE CONTRA MÍ Y MI FAMILIA Y SUGIERO QUE EN EL CASO DE SUCESOS ADVERSOS CONTRA LA UNIVERSIDAD SERGIO ARBOLEDA, LILIANA IRIZAR RODRIGUEZ, RAFAEL BULLA PINTO, MAURICIO URIBE BLANCO, LEONOR BONILLA MESA; SE PONGA PÚBLICAMENTE UN PREAVISO Y ESPECIAL ATENCIÓN PUES NINGUNA DISCUSIÓN DE TÍPO ACADÉMICO DEBE LLEGAR A INSTANCIAS JURÍDICO PRÁCTICAS A NO SER QUE SE TRATE DE UNA ABIERTA EXTORSIÓN.

POR ÚLTIMO. ÉSTE MENSAJE: " Camilo Aljure dijo...

Muchachos y muchachas, el exito con las mujeres es en absoluto una relativización de la cultura:Cuando un hombre reflexivo y profundo deja de ver el sexo y la miel de los labios como la mayor o una de sus mayores aspiraciones, deja de pensar en las mujeres como el mayor tesosoro a alcanzar y como la bestia que hay que domar para someterla a sus pretensiones-para convertirla en su objeto.

El exito con las mujeres consiste en ser lobo y oveja al mismo tiempo:Pertenecer al rebaño de la cultura y sus imposiciones morales colectivas, al mismo tiempo ser audaz y saber camuflarse para atrapar ovejas en el rebaño.

Lou Salome era una mujer inteligente y caprichosa que años mas tarde del deceso de Nietzsche habría de entender la estupidez de venderse como objeto, de ser esclava y tirana de sus propios deseos. ¿Como iba a entender esta jovencita a un hombre que no fuera domador como Nietzsche?. No lo era, el latigo era la domesticación pedida por las mismas mujeres, porque ellas no son capaces de amistad.

Ahora, lean por completo el aforismo citado del Zaratustra "del amigo". Lean también el aforismo 14 de la gaya scienza "todo lo que llamamos amor", lean el aforismo 50 del mismo libro "argumento del aislamiento" y del mismo libro los aforismos 60 y 61.

¿alguien ha pensado que este enfermizo filosofo de bigote planteó una de las soluciones o la más brillante a lo que ahora llaman "problemas de generos" o mas allá al problema de la opresión?. Por mi parte, me parecen pueriles las palabras de un enajenado moral como era russell." lO ESCRIBÍ SIMPLEMENTE PARA AYUDAR O TENDER UNA RED DE AYUDA CONTRA UN MUCHACHA JOVEN QUE ME CONTACTÓ Y QUE TENÍA SU INTEGRIDAD EN RIESGO MÁS NUNCA ME INTERESÓ PARTICIPAR ACTIVAMENTE EN ESTE TEMA EN UN MEDIO QUE COMO ESTE, SE PRESTA PARA QUE CUALQUIERA COMETA ACTOS ILEGALES POR MEDIO DE ANONIMOS Y SUPLANTACIONES POR EJ: "Que quemen al Nietzscheanismo y a la pleya postmoderna viva en las calles porque antes que cualquier cosa son la desgracia más grande sobre la tierra

Lo único que le traen al mundo son miserias y desarraigo !todo lo hice yo cretinos¡ yo les enseñé lo que no sabían y lo que no querían decir, !que los quemen vivos en la calles malditos protonazis propagadores del genetismo¡

el genio del amor, el cristianismo, el materialismo ¡malditos sin vuelta atras¡" DEL CUAL SIMPLEMENTE POR EL HOST Y LA LOCACION SE PUEDE SABER DE DONDE PROVINO Y QUE CON ELLO PUEDO DEMOSTRAR QUE YO NO LO ESCRIBÍ Y PROBABLEMENTE TAMPOCO LA DOCTORA LILIANA IRIZAR Y TAMPOCO NINGUNA PERSONA QUE ESTÉ SERIAMENTE INVOLUCRADA EN LA DISCUSIÓN DE LOS TEMAS DE NUESTRA ACTUALIDAD. PAZ Y DERECHOS PARA TODOS.

MIS OPINIONES SOBRE CUALQUIER TEMA PUEDEN ENCONTRARLAS EN www.notasyaproximaciones.overblog.es www.pensaralvacio.com o www.microfilosofia.com

BASTA YA DE DISCRIMINACIÓN INJUSTIFICADA Y SUPERFICIAL CONTRA LAS MUJERES, SI NO VAN A ENTENDER EL SIGNIFICADO AUTÉNTICO DE LAS AFIRMACIONES DE NIETZSCHE POR LO MENOS NO UTILIZEN LA VULGATA QUE SE ENCUENTRA EN LAS EDITORIALES PARA ATACAR A PERSONAS QUE COMO VANDREA, BELEM O MONDHELL EXPRESAN SUS OPINIONES DE MANERA LIBRE Y EN PLENO USO DE SU DERECHO.

UN SALUDO RESPETUOSO PARA TODOS.

Juan Camilo Aljure dijo...

POST DATA: EL COMENTARIO TAMPOCO REFLEJA MIS OPINONES REALES SOBRE BERTRAND RUSSELL Y LA IMPORTANTE Y BENEVOLA INFLUENCIA QUE TUVO EN EL SIGLO XX. ME COMPROMETO A COLABORAR CON LAS AUTORIDADES SI ES NECESARIO PROPORCIONAR INFORMACIÓN SOBRE LOS HECHOS SINIESTROS QUE SE VIENEN COMETIENDO EN MI NOMBRE CONTRA DETERMINADAS PERSONAS.

Anónimo dijo...

yyyyyyyyyyyyyyyyyyyy

Juan Camilo Aljure Amaya dijo...

Hace varios años inicie la experiencia de la teoría foucaultiana del sujeto de prácticas, teoría cuya eféctividad cuestiono y repruebo y la cual ha generado un horrible conflicto en mi mente y en mi comoportamiento, la teoría misma lo explica: es un campo experimental e históricamente en los campos experimentales se producen alteraciones en la conducta.

Así que simplemente solicito respeto y derecho a la vida digna.

Si vuelvo a recibir amenazas, intimidaciones o persecusiones acudiré a las autoridades.

una mujer dijo...

no han logrado entender que las cosas es mas aya de lo que se puede percatar. siendo realistas hay muchas mujeres q se toman así mismas como un objeto sexual pero hay otras que no y por el contrario se valoran. eso es desde mi opinión respecto a los demás comentarios. pero siendo básicos para saber que realmente decía habría que preguntarle a el por que su filosofía es interpretativa y por lo tanto todos tendrán una percepción diferente

carmen dijo...

Digo yo si así piensan que somos las mujeres (material desechable de segunda mano porque ponen Anónimo)?
¿Cuando comprenderá el varón que pertenece a la mitad del mundo ?Cuando os funcionarían todas las neuronas y se darian cuenta que solo con el trabajo mancomunado de una sociedad (hombres y mujeres )se llega al feliz termino de cualquier empresa humana ?

beralalo dijo...

He repasado todas, ¡todas! las citas de Nietzsche en el original alemán donde menciona cualquier condición de la mujer, pero mis alumnas no me dejan leerles más de cuatro citas, porque resulta insoportable. La demencia y perversidad del psicópata Nietzsche está en que odiaba al ser humano (misántropo) y si cabe aún a la mujer (misógino). El que quiera poner a prueba su estómago, busque "Nietzsche misógino" alonSofia.com

Anónimo dijo...

¿Alguien se digno a leer La dominación masculina de Pierre Bourdieu (o cualquier otro estudio sociológico o antropológico) para poner una "manija teórica" al asunto, para darle matíz empírico y centro gravitatorio? De opinión en opinión se obtiene opinión al infinito.

Alvaro Prado dijo...

Debemos comprender el contexto social en el que vivió Nietzsche. Muchos eruditos fueron machistas, no sólo Nietzsche. Kant, por ejemplo, decía que las mujeres eran seres inferiores y menos inteligentes. Asimismo, Nietzsche, en sus libros, da entender algo parecido. Para él, la mujer es débil. Hoy sabemos que eso es falso, es más, se ha descubierto, mediante meticulosos experimentos, que la mujer es menos propensa a contraer enfermedades. Lo que ocurre, ciertamente, es que la sociedad nos da una imagen del "hombre ideal" como alguien musculoso y guapo; mientras que el modelo de "mujer perfecta", es una mujer esbelta y delgada. De ahí que la mayoría de los hombres sean más fuertes que las mujeres. Claro, hay excepciones, pero son mínimas. En ambos casos, de mujer y hombre perfectos, no se destaca la inteligencia, sólo la apariencia física. Además, en tiempos de Nietzsche (siglo XX) existía un machismo que era considerado normal. Lo sorprendente, es como Nietzsche y otrosfilósofos, por más genios que hayan sido, no se hayan cuestionado sobre el papel de la mujer en las sociedades modernas. Nadie se cuestionó, el por qué la mujer no recibe educación; pero sí sabían decir que la mujer era tonta. Por eso, creo yo, la mejor filósofa feminista del s. XX fue Simone de Beauvoir, quien en su libro "El segundo sexo" toca más a fondo este tema, y pone al desnudo las falsedades del machismo, y el pensamiento intrínseco de Nietzsche y sus exégetas.

Pablo Proaño dijo...

Increíble..creo que nunca llegaran a entenderse hombre y mujeres en si..solo en el amor algo se entenderán, sus mentes son tan distintas...una eterna lucha de contrarios..hacia le infinito....y mas allá.

Anónimo dijo...

Puedo llegar a enteder (aunque cueste, y evidentemente no comparta por mi propia situación de mujer) que Nietzsche menosprecie a la mujer, debido a su educación y época. Lo que no me entra en la cabeza como ser humano, es que en pleno siglo XXI, después de tanta evolución y tantos estudios que se han hecho, siga habiendo AUTÉNTICOS NECIOS como el señor que ha publicado el último comentario. No me cabe en la cabeza que la mujer siga siendo considerada como inferior, cuando la gran mayoría de desastres cometidos en la Historia de la Humanidad las han cometido HOMBRES. Hombres estúpidos, con complejo de superioridad que se niegan a entender que la mujer es tan humana como ellos. NO somos aprovechables sexualmente, y si hay algo que nos distingue del resto de animales es la capacidad de la inteligencia y la lógica, aunque visto está que hay personas (si es que pueden ser consideradas como tales) que están exentas de estas dos habilidades humanas. Señor Anónimo, que ni siquiera se atreve a dar la cara, es usted un machista, y sobre todo, un IRRESPETUOSO, y debería darle vergüenza que yo, una adolescente de 16 años le tache como tal. Por mi parte, y creo que por parte la la mayoría de la comunidad femenina, puede usted volver a la Edad Media, y ya de paso esclavizar unas cuantas mujeres, ya que ha dejado usted muy claro que no es digno de vivir en el siglo XXI.

Paula Moreno Caracena

Anónimo dijo...

PD: Disculpen, mi comentario responde al primero de todos.

Paula Moreno Caracena

Anónimo dijo...

Esto es muy triste...no puedo creer como en el siglo xxi se piensen estas cosas. No puedo creer como gente que le gusta la filosofía piense cosas tan retrogradas...¿Acaso la filosofía no es rechazar lo impuesto? ¿no es buscar el cambio, ir un poco más allá? comentarios como los que he leído matan el acto de filosofar. ME DAN VERGÜENZA COMO AYUDAN A LA CREACIÓN DE IMPUESTOS MACHISTAS EN LA SOCIEDAD. Gente como ustedes me hace creer que el mundo está perdido...